¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sentencian a activista vietnamita Trần Thị Nga a nueve años por “propaganda”

Equipo de la policía que entró a la casa de Trần Thị Nga para arrestarla en eneri. Foto: Ba Sam.

Este artículo de Don Le es de Loa, sitio web de noticias y proyecto de radio en línea de Viet Tan que transmite historias sobre Vietnam. Se reproduce en Global Voices como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Las autoridades vietnamitas sentenciaron a otra activista social a una larga condena a prisión, que sigue a una serie de duros castigos contra la discrepancia. En un juicio que duró un día, el jueves 25 de julio de 2017, la Corte Popular de la provincia Hà Nam sentenció a Trần Thị Nga a nueve años de prisión y cinco años de arresto domicilario por “realizar propaganda contra el Estado”.

Nga, de 40 años, también conocida por su seudónimo “Thúy Nga”, es una destacada defensora de los migrantes y derechos de tierras. También ha estado documentando y y haciendo campaña contra la violencia policial en su página de Facebook y su canal de YouTube. Nga ha sido intimidada con frecuencia y la policía la ha atacado físicamente por su trabajo.

“Esta es una sentencia injusta. Nga no es culpable como afirma la corte”, dijo Hà Huy Sơn, abogado de Nga, a Reuters.

Organizaciones internacionales de derechos han criticado a Hà Nội por este arresto. Phil Robertson, subdirector de Asia de Human Rights Watch dio a conocer una declaración antes de la sentencia.

The Vietnamese government consistently goes to extremes to silence its critics, targeting activists like Trần Thị Nga with bogus charges that carry a long prison sentence, and subjecting their families to harassment and abuse.

El Gobierno vietnamita llega a extremos con frecuencia para silenciar a sus críticos, ataca a activistas como Trần Thị Nga con acusaciones falsas que conllevan largas condenas a prisión, y sus familias son sometidas a acoso y maltrato.

Los testigos dicen que cientos de policías rodearon el tribunal para evitar que los seguidores de Nga se reunieran afuera de la corta. El video de una cámara aérea mostró que la policía de seguridad bloqueó las calles aledañas.

Al esposo y dos hijos de Nga les negaron la entrada al tribunal y fueron obligados a esperar afuera.

Su esposo Phan Văn Phong, escribió en una publicación de Facebook:

The court did not receive us, so we wandered around the streets. We were tired out so the two boys looked for some shade to sit down and rest momentarily.

El tribunal no nos recibió, así que recorrimos las calles. Estábamos cansados así que los chicos buscaron sombra para sentarse y descansar un momento.

Al esposo e huijos de Trần Thị Nga les impidieron entrar a la corte para asistir al juicio. Foto: Facebook/Trương Minh Hưởng.

A pesar de que no los dejaron entrar a un juicio que se supone es público, docenas de activistas se sentaron al frente del tribunal para protestar por el injusto proceso y pidieron la liberación de Nga. “Thuý Nga es inocente”, decían en carteles.

Los videos muestran a policías vestidos de civil que se enfrentan a los manifestantes pacíficos, y quitan y rompen los carteles a los seguidores de Nga.

Su sentencia indica una preocupante tendencia para los activistas de la libre expresión. En junio de 2017, la destacada bloguera Nguyễn Ngọc Như Quỳnh, que usaba el seudónimo de “Madre Hongo”, fue sentenciada a diez años de prisión por las mismas acusaciones. En un incidente no relacionado, las autoridades locales arrestaron al activista social en la provincia de Nghệ An la noche anterior al juicio de Nga y lo acusaron de “intentar derrocar el Estado”.

Activistas en plantón de protesta afuera del tribunal popular de Hà Nam. Foto: Facebook/Nguyễn Thuý Hạnh.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.