¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Idioma local / Red global: Tecnología móvil diseñada para usuarios de lenguas indígenas y minoritarias

Fotografía tomada por Derek Lackaff en un área rural del Condado de Galway, Irlanda, enero de 2016.

Se publicó originalmente una versión de este post en r12n de Medium.

En junio del año pasado, una irlandesa llamada Caoimhe Ní Chathail envió un tuit a su compañía de telefonía móvil para informar que tenía problemas para acceder a su sitio web. Durante meses, el sitio venía rechazando su nombre como “inválido” porque contenía una letra irlandesa acentuada (í). La respuesta de la compañía móvil fue preguntar a Caoimhe si podía usar la “versión en inglés” de su nombre. Este intercambio público causó un pequeño alboroto en el Twitter de Irlanda: una empresa irlandesa parecía cuestionar la aceptabilidad de usar el irlandés en línea dentro de Irlanda. En pocas semanas, la empresa había actualizado el sitio para que no rechazara los nombres irlandeses. No obstante, este pequeño incidente ilustra el tipo de intercambio que tienen con frecuencia los hablantes de irlandés en su interacción con los medios digitales.

El irlandés (gaélico) es la primera lengua oficial de Irlanda, una lengua minoritaria reconocida en Irlanda del Norte y lengua oficial de la Unión Europea. La instrucción en el idioma es obligatoria durante la formación primaria y secundaria. La lengua cuenta con un rico patrimonio literario y se utiliza en radio, televisión e internet. Quienes estudian el irlandés como segunda lengua fuera de Irlanda encuentran oportunidades formales de aprender el idioma en universidades como la de Notre Dame o la Universidad de Sydney, o más informalmente en MeetUp o a través de aplicaciones gratuitas como Duolingo. A pesar de este apoyo e interés, el irlandés se considera una lengua “seriamente amenazada”. Las estimaciones actuales sugieren que existen apenas entre 40.000 y 70.000 hablantes cotidianos de una población irlandesa de 4,6 millones. El irlandés es una lengua comunitaria que se habla en muy pocas regiones fuera de la escuela, sobre todo en las áreas rurales especialmente designadas conocidas como Gaeltachtai. Por ende, el irlandés es una lengua minoritaria dentro de Irlanda, donde la mayoría de la población utiliza el idioma predominante (inglés) en su vida cotidiana.

Porcentaje de personas que hablan irlandés cotidianamente fuera del sistema educativo. Censo de 2011. Por SkateTier CC BY-SA 3.0 desde Wikimedia Commons.

Un informe reciente sugiere que el irlandés podría efectivamente desaparecer como lengua comunitaria dentro de una o dos décadas. Esto deja al irlandés entre las otras miles de lenguas que podrían desaparecer en las décadas venideras sin una intervención activa. Si bien la clasificación técnica de las lenguas y su grado de riesgo son aspectos bastante discutidos, la tendencia general va hacia una menor diversidad lingüística en la medida en que el inglés, el español y el chino desplazan a las lenguas locales e indígenas. Aunque las lenguas han cambiado a lo largo de la historia humana, el colonialismo, los programas de asimilación y la globalización han puesto una enorme presión sobre las lenguas de pocos hablantes durante el último siglo. En Estados Unidos, hay más de 150 lenguas indígenas que aún tienen hablantes nativos, pero las décadas de supresión cultural dejaron a estas lenguas en una situación precaria. Por ejemplo, aún existen 2.000 hablantes de lakota, pero la mayoría de los hablante de lakota como primera lengua están hoy entre los 60 y 70 años de edad. La transmisión intergeneracional de una lengua (de abuelos y padres a hijos) es el principal proceso de supervivencia de una lengua, por lo cual, la preservación y revitalización de la lengua es casi siempre una carrera contra el tiempo.

Existen muchas razones para empoderar a los usuarios en el uso de su propio idioma y así preservar la diversidad lingüística. La lengua representa una conexión inquebrantable con una cultura y perspectiva particulares y codifica una información peculiar sobre la raza humana y el mundo. El acceso al idioma de herencia trae importantes beneficios para los pueblos que resisten el colonialismo y se recuperan de él. Con mi compañero William J. Moner, inicié recientemente un proyecto de investigación para analizar el uso de una lengua minoritaria (el irlandés) en los medios móviles. Planteamos que lo aprendido de la experiencia con el irlandés se puede aplicar a otras miles de lenguas amenazadas y que los diseñadores de interacción tienen un rol fundamental dentro del proceso de revitalización de una lengua.

Informatización de las lenguas minoritarias

Las tecnologías de la comunicación, y más especificamente los medios sociales, plantean oportunidades y desafíos para los esfuerzos de preservación y revitalización de las lenguas minoritarias. Entre los beneficios, se incluye la capacidad de ampliar el alcance de los medios culturales y sociales, al igual que el material de aprendizaje, y la oportunidad de elevar el prestigio de la lengua en cuestión para promover su uso entre las generaciones más jóvenes. Este último aspecto se destaca cada vez más, dado que las culturas juveniles del mundo avanzan hacia contextos comunicativos siempre conectados, como las plataformas de mensajería móvil de Snapchat, Facebook y WhatsApp.

Las plataformas de comunicación digital tienen el potencial de permitir a los miembros de las comunidades lingüísticas mantenerse en contacto, ya sea de manera local o a distancia. Sin embargo, dado que la computadora personal pierde terreno frente a los dispositivos de comunicación móvil, la interacción y los aportes dependen en mayor medida de procesos más avanzados como la dactilografía por reconocimiento de voz y por deslizamiento en lugar de la dactilografía de teclado. Si bien aceptar el ingreso textual básico desde un teclado es un ejercicio informático sencillo, ofrecer funcionalidades más avanzadas como el autocorrector o el procesamiento de voz resulta más costoso en tiempo y recursos. Algunos observadores empezaron a dar señales de alerta, como el poeta y músico Sjón sobre su lengua islandesa nativa (de 330.000 hablantes):

The broader and more serious implications are for the language as it is used in daily life. Technology is moving towards AI and speech-controlled applications, and the companies developing it do not see preserving languages spoken by few as their responsibility. When the day comes that we have to speak to our refrigerators in English (which I believe is not far in the future), Icelandic will retreat very fast.

Las consecuencias más extensas y graves son sobre el uso de la lengua en la vida cotidiana. La tecnología avanza hacia la inteligencia artificial y las aplicaciones por comandos de voz, y las empresas que las elaboran no consideran que sea su responsabilidad la preservación de las lenguas que cuentan con pocos hablantes. El día en que tengamos que hablar a nuestro refrigerador en inglés (que no me parece un futuro muy lejano), el islandés se replegará muy rápido.

Y, técnicamente, el islandés no es siquiera una lengua amenazada.

La informatización de las lenguas minoritarias brinda nuevas oportunidades para la preservación y revitalización de las lenguas. Estas oportunidades incluyen una documentación más fácil y menos intrusiva de la lengua, por ejemplo, mediante el uso de aplicaciones móviles como Aikuma. Se presentan además nuevas oportunidades para la pedagogía y el aprendizaje en la medida en que el nuevo texto, audio, video y software de aprendizaje asistido por computadora se vuelve más fácil de diseñar y difundir. Entre mis ejemplos favoritos se encuentra el juego Never Alone, desarrollado en estrecha colaboración con los narradores de Alaska Native.

Otro divertido ejemplo es la version doblada al lakota de Berenstain Bears, ahora disponible en Youtube. Finalmente, la traducción y localización del software es un área particularmente prometedora para las lenguas minoritarias. El especialista informático Kevin Scannell de la Universidad de Saint Louis nombra muchas aplicaciones  (incluso de escritorio como Mozilla Firefox o LibreOffice y aplicaciones web como Gmail y Twitter )  que hoy están disponibles en irlandés gracias a su contribución y la de otras personas.

La tecnología móvil se devora al mundo

En el ámbito mundial, se ha dado un cambio masivo hacia la tecnología móvil y no cabe duda de que los dispositivos móviles moldean el uso de una lengua de una manera distinta a como lo hace la computadora personal. La primera generación de plataformas de texto móviles estaba conformada principalmente por teléfonos de pantalla pequeña y un teclado numérico. Debido a que el teclado numérico sólo tenía 12 botones, la mayoría de los caracteres se ingresaban presionando varias veces un mismo botón para alternar entre las opciones disponibles. Por ejemplo, el usuario tenía que presionar 6 veces la tecla “2” para obtener el caracter Á, pasando antes por los caracteres A, B, C, 2 y Ä. El texto predictivo es una tecnología de ingreso de texto diseñada para paliar algunos de estos problemas, pues permite al software “predecir” qué palabra desea escribir el usuario con una menor cantidad de pulsaciones. El texto predictivo incrementa en 30% la velocidad de ingreso del texto y fue utilizado extensamente para las lenguas globales, aunque mermó el apoyo a las lenguas minoritarias que tienen un mercado comercial más reducido.

Opciones de botón de un teléfono común.

Los dispositivos de pantalla táctil como el iPhone y el iPad de Apple caracterizan la segunda generación de plataformas móviles. Típicamente, estos dispositivos emplean un “teclado de software” que aparecen en la pantalla cuando se requiere el ingreso de texto. Para una lengua minoritaria cuyo alfabeto se relaciona estrechamente con el de una lengua mayoritaria, el ingreso básico de texto no representa un mayor problema. El irlandés contemporáneo, por ejemplo, usa la mayoría de las letras del alfabeto latino con cinco vocales acentuadas (síneadh fada) a las cuales se accede desde un teclado en inglés pulsando por segunda vez una tecla determinada. Sin embargo, tipear un carácter a la vez es un concepto ajeno a la mayoría de los usuarios de dispositivos táctiles. Para los usuarios de lenguas globales, los teclados de software brindan cartacterísticas avanzadas como la dactilografía por deslizamiento, la revisión ortográfica y la corrección automática. Estas interfaces tecnológicas hacen la entrada de texto mucho más cómoda, precisa y rápida, aunque es posible que presenten un sesgo hacia las lenguas mayoritarias, incluso para los usuarios que tienen fluidez en las lenguas minoritarias.

¿Qué pasa con el irlandés y la tecnología móvil?

Para entender mejor cómo interactúan los usuarios de las lenguas minoritarias con las tecnologías móviles, diseñamos y llevamos a cabo una encuesta en línea entre los hablantes jóvenes y los estudiantes de irlandés dentro de Irlanda. La encuesta se derivó de una utilizada en un estudio anterior sobre los hablantes adolescentes de frisio, lengua minoritaria que se habla en los Países Bajos. Como era de esperarse, los participantes tenían la tendencia hacia el uso muy frecuente de los medios sociales, particularmente las aplicaciones móviles de las redes sociales. Se informaron divergencias en cuanto al dominio del idioma: la comprensión del irlandés era bastante buena, el dominio oral era un poco inferior y la escritura era deficiente.

Los usuarios tenían mucho que contar sobre sus experiencias con el uso del irlandés en las redes sociales y móviles y los obstáculos que encontraron, y de sus respuestas a preguntas abiertas surgieron tres puntos generales. El primero es que el público del irlandés es mucho más pequeño que el del inglés. La mayoría de los participantes tienen amigos que hablan irlandés, pero muchos dudan de usar la lengua para interactuar dentro de los medios digitales. Incluso muchos señalaron que era “inusual” o “atípico” ver el irlandés en sus páginas de inicio. Ningún usuario informó haber segmentado a su audiencia por idioma, por ejemplo, mediante las listas de Facebook.

El segundo tema que surgió es que los usuarios observaban que sus redes eran lingüísticamente pluralistas y les preocupaba el hecho de que el publicar en irlandés pudiera excluir u ofender a quienes no conocían el idioma. Este hallazgo era paradójico en muchos sentidos ya que, en general, los participantes sienten que la lengua es una parte importante de su cultura e identidad.

El tercer tema fue que el contexto de los medios móviles plantea desafíos técnicos específicos. Incluso los usuarios con mayor fluidez se encontraron con dificultades adicionales al generar texto en irlandés en un dispositivo móvil: en lugar de usar el deslizamiento avanzado y el autocorrector, se ven forzados a la tarea de introducir el texto letra por letra. En muchos casos, el teclado les juega en contra ya que el autocorrector inglés les marca todas las palabras irlandesas como errores o “corrige” las palabras irlandesas y las pasa al inglés. Las dificultades para generar un irlandés “correcto” desde un teclado móvil se agudiza para los muchos usuarios que no manejan el irlandés con total fluidez. Varios contaron que los habían criticado públicamente o que los “presumidos gramaticales” o prescriptivistas los habían humillado por escribir en un irlandés “incorrecto”.

Estos hallazgos señalan algunos problemas específicos que podrían contemplar los diseñadores de interacción para los usuarios de lenguas minoritarias.

Aspectos tecnológicos

La mayoría de los encuestados nos informó que las interfaces móviles actuales inhiben el uso del irlandés. Ya sea por el acceso a los caracteres acentuados o por la lucha contra el autocorrector de otra lengua, la interfaz misma lleva a los usuarios a utilizar la lengua mayoritaria. En algunas comunidades lingüísticas más pequeñas, los usuarios no tienen problemas para cambiar la distribución del teclado inhabilitando las tecnologías de apoyo como el tipeo por deslizamiento y el autocorrector y agregando las palabras letra por letra. Sin embargo, en el ejemplo del contexto de una lengua minoritaria como el irlandés, los usuarios llegan al supuesto válido de que, dentro de su red de contactos, todos dominan el inglés y, por lo tanto, eligen tomar el camino de menor resistencia lingüística y técnica. Muchos usuarios con un irlandés fluido dentro de nuestra muestra envían mensajes en inglés a sus amigos y familiares de habla irlandesa, aun si les hablan en irlandés personalmente o por teléfono.

También encontramos que los parámetros de popularidad llevan a los usuarios irlandeses al uso de la lengua mayoritaria. Los parámetros tienden a ser simplistas pero se destacan mucho en cada publicación o actualización: cuentan los “me gusta”, la “cuenta de comentarios” o “retuiteos”. Para los fines de la economía de atención que se fomenta entre los usuarios de las redes sociales, se evita todo lo que pueda limitar la participación, como el uso de una lengua minoritaria.

Contextos culturales

En segundo lugar, todos los usuarios de las lenguas minoritarias viven y se comunican dentro de un contexto cultural complejo. El irlandés cuenta con una serie de asociaciones profundas y complejas para los irlandeses, que van desde el sentido de orgullo y la tradición hasta la preocupación por los conflictos políticos o las experiencias dolorosas al aprender el idioma en la escuela. Más aun, es más seguro para el usuario irlandés suponer que el inglés se entenderá dentro de toda la red local, mientras que el irlandés solo lo entenderán algunos miembros de su red irlandesa y ninguno de su red global, situación que obstaculiza el uso sostenido del irlandés, especialmente entre las generaciones más jóvenes. Si el objetivo es estimular el uso cotidiano y creativo del idioma, resultaría valioso tener un diseño que promueva nuevas normas lingüísticas, por ejemplo, con plataformas monolingües que eliminen la ambigüedad social del bilingüismo. Otras lenguas minoritarias tendrán relaciones distintas con las mayoritarias para asegurar otras formas de diseño.

Requerimientos lingüísticos

Finalmente, los idiomas tienen sus requerimientos lingüísticos específicos y únicos en cuanto a ortografía, morfología y recursos computacionales. En cierto modo, el irlandés como lengua minoritaria es único pues cuenta con abundantes recursos en comparación con otras. Por ejemplo, ya están disponibles varias tecnologías de teclado funcional gratuitas o muy económicas para los dispositivos móviles, aunque su adopción parece ser escasa dentro de la potencial base de usuarios que entrevistamos. Ningún participante mencionó haber usado el teclado Adaptxt, un teclado gratuito para iOS y Android que ofrece una funcionalidad predictiva y de autocorrección de buena calidad en irlandés y la facilidad para el cambio de idioma. Pocos usuarios indicaron haber usado el teclado Swype, que se descarga de manera separada pero ofrece apoyo pleno para el irlandés. Existen centros activos de investigación en lingüística computacional irlandesa, como el Centro Colaborativo ADAPT de Dublín. Kevin Scannell señala que, para el irlandés, el problema no es la falta de recursos técnicos o apoyo, sino conectar a los usuarios con esos recursos: comercializar eficazmente el software y las interfaces en lengua irlandesa para los potenciales usuarios y persuadir a los progamadores de sistemas operativos y a los fabricantes de dispositivos para que integren las tecnologías de la lengua irlandesa a sus productos. Existen indicios de que esto es posible para algunas lenguas: la última versión de la aplicación der teclado de Google GBoard para iOS y Android incluye el irlandés y permite la autocorrección y la predicción en varios idiomas de manera simultánea.

Teresa Lynn, investigadora del Centro ADAPT, dicta una charla TEDx sobre el irlandés y las redes sociales.

La vitalidad de un idioma requiere la práctica en los espacios donde las personas intercambian ideas activamente y se generan conversaciones. A medida que los gigantes tecnológicos como Facebook y Google incursionan en las regiones del mundo en vías de desarrollo, adquieren cada vez más importancia las cuestiones de la autodeterminación lingüística y la resistencia colonial. Fomentar el uso cotidiano de las lenguas amenazadas (dentro y fuera de línea) asegura un fuerte impulso a la participación y la integración de los activistas, diseñadores y desarrolladores de las lenguas minoritarias dentro de estos espacios.

En la medida en que las tecnologías de la comunicación avanzan dentro de contextos culturales más intimos y desarrollados, y en la medida en que las plataformas de las redes sociales faciliten la comunicación dentro de esos contextos, la tensión entre las lenguas locales y las tecnologías globales seguirá irritando a las comunidades locales y a los diseñadores de interacción. Si bien el irlandés es una lengua minoritaria única, su análisis nos permite entender cómo median las prácticas globales y locales a través de las interfaces móviles.

Para más información, lee el trabajo de Lackaff, D. & Moner, W. J. (2016). Lenguas locales, redes globales: Diseño de tecnología móvil para usuarios de lenguas minoritarias. Procedimientos para la 34ª Conferencia Internacional Anual sobre el Diseño de las Comunicaciones (SIGDOC ’16). doi: 10.1145/2987592.2987612

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.