¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Taobao de China enfrenta tempestad por vender mensajes personalizados entregados por niños africanos

Capturas de pantalla de Taobao vía HKFP.

Este artículo es de Jun Pang y se publicó originalmente en Hong Kong Free Press el 9 de agosto de 2017. Esta versión se reproduce en Global Voices según un acuerdo de asociación.

Los anunciantes chinos de Taobao que participan en la venta de mensajes personalizados en línea con foto y video que incluyen a niños africanos enfrentó un aluvión de críticas de comentaristas que ven la práctica como explotadora y racista.

Los servicios se promocionan en el mercado Taobab de Alibaba, la plataforma de compras en línea más popular de China, como una manera “significativa” de entregar un mensaje personal. En los catálogos de múltiples anunciantes encontramos videos que incluyen niños de países no especificados de África que recitan mensajes a pedido en mandarín mientras sostienen carteles en lo alto.

Los mensajes son para cumpleaños, aniversarios y hasta propuestas de matrimonio. Fotos de muestra en los perfiles de los anunciantes también muestran a niños que leen anuncios para empresas como consultorios dentales, empresas de remodelación de casas y el motor de búsqueda chino Sogou.

Captura de patalla del resultado de búsqueda de “niños sostienen carteles” en el sitio de Taobao. Vía HKFP.

La controversia por los videos se incorpora a mayores preocupaciones sobre la naturaleza del rol de China en África. Pekín ocupó el lugar de Estados Unidos como el mayor socio comercial del continente en 2009, pero algunas empresas chinas han sido acusadas de repetir prácticas de explotación de las potencias europeas durante la era colonial.

El precio de los videos va de 10 RMB a 220 RMB yuan (aproximadamente de USD 1.50 a USD35). Los compradores que optan por el grupo de precios más altos reciben un video de entre 10 y 20 segundos que presenta cerca de diez niños que leen un mensaje en mandarín, en respuesta a instrucciones de quien graba el video. Quienes adquieren paquetes más baratos reciben una foto de un menor que sostiene un cartel con un mensaje escrito a mano. Los videos se suelen completar al cabo de 24 a 72 hora de ser ordenados.

Un anunciante puso un deslinde de responsabilidad en la descripción del producto y destacó que los niños actuaban voluntariamente:

Children are not merchandise. You can't choose from different video clips. Thank you for understanding.

Los niños no son mercadería. No puedes elegir de diferentes videos. Gracias por la comprensión.

HKFP copió algunas muestras de los videos de los anuncios:

Un anunciante promocionó sus videos como una manera de “actividad de caridad”. Como si fuera un cliente potencial, HKFP preguntó si el precio de un video cubriría la compensación para los niños que aparecen en la producción.

El anunciante dijo:

I am doing this out of the goodness of my heart. I’m not sure – I am asking someone else to take the video for me. I don’t know how much money is given to the children. Sorry.

Hago esto por la bondad de mi corazón. No estoy seguro –le he pedido a otro que me haga el video. No sé cuánto dinero le dan a los niños. Lo siento.

Otro anunciante dijo que los niños “son considerados trabajadores”. Cuando le preguntaron la edad de los niños, el anunciante dijo que no conocía los detalles de la producción, pero que a los niños “definitivamente les reembolsaban” por su participación.

“Tonto, barato, desagradable”

La práctica inició una controversia en línea. Un comentarista dijo en la plataforma estadounidense Sixth Tone:

Contemporary China’s first experience with neo-colonial racism? This is all kinds of messed up.

¿Primera experiencia de China contemporánea con racismo neocolonial? Esto es una basura por donde se le mire.

Otros comentarista en The Paper, medio digital chino, dijo:

Stupid, cheap, disgusting. I recommend they put these people in jail.

Tonto, barato y desagradable. Recomiendo que los metan a la cárcel.

Otro más expresó:

Brazenly disgraceful! Taobao should not only put an end to these shops, it should also investigate the vendors for false advertising and malicious anti-black racism – they are ruining the image of our country.

¡Descaradamente vergonzoso! Taobao no solamente debería acabar con estas tiendas, también debería investigar a los anunciantes por falsa publicidad y racismo malicioso contra los negros. Están arruinando la imagen de nuestro país.

Sin embargo, otros defendieron la práctica:

I feel like this is not a bad thing. The children get compensated, factories get to be advertised. This is reasonable.

Siento que no es algo malo. A los niños se les compensó, las fábricas tienen su anuncio. Es razonable.

Otro agregó:

All the children had to do was to hold a sign, and then they would get a few dollars. Now that you have made a mountain out of a molehill, they don’t even have that.

Todo lo que los niños debieron hacer era sostener un cartel, y luego recibirían unos dólares. Ahora que se han ahogado en un vaso de agua, ya no tienen ni eso.

El medio Beijing Youth Daily habló con un fotógrafo chino que había realizado mensajes de video similares en Zambia. El fotógrafo dijo que a los niños que aparecieron en videos solamente se les compensó con pequeñas golosinas, o un poco de dinero a cada uno.

Las personas que filmaron el video recibieron aproximadamente RMB 90 (cerca de USD15) por video, que luego fueron vendidos en Taobao por un anunciante por el doble de los costos de producción.

Ley de publicidad

Taobao expresó haber recibido quejas con respecto a algunos anunciantes que usan a niños africanos por supuestas violaciones de la ley china de publicidad, que establece que los anuncios no deben incluir “expresiones superlativas” en sus materiales promocionales. La empresa dijo que retiraría los productos si las quejas fueran válidas.

Los usuarios habían criticado anteriormente a los anunciantes por haber permitido que los mensajes a pedido del cliente incluyeran contenido inapropiado, incluidas frases promocionales como “el mejor”, “el más querido”, y “¡hasta los africanos lo saben!”, y también anuncios para transmisiones pornográficas.

Algunos anunciantes expresan en sus descripciones que los pedidos de personalización no pueden incluir palabras groseras, insinuaciones sexuales, menciones de apuestas o drogas o publicidad superlativa.

Cuando el original de este artículo se publicó, quedaban varios anunciantes que ofrecían sus servicios en el mercado en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.