¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Resumen de parte del destruido patrimonio sirio

Ciudadela de Alepo en 2008. Cortesía de Jean-Baptiste Rabouan/Hemis.fr. Utilizada con permiso.

La historia de Siria es una que se ha transmitido entre generaciones de milenio al otro. Sojuzgada como provincia romana bajo el mandato de Pompeyo el Grande en el 64 a.C. y controlada por el régimen otomano 16 siglos después por el Sultán Selim I en 1516, el país ha experimentado las mayores conquistas militares del mundo. Los imperios que rivalizaron por imponer su dominio en esta región dejaron como huella un legado arquitectónico y cultural variado que fue absorbido como patrimonio nacional. Para los sirios, la experiencia de saborear las especias en los souqs de Alepo o admirar la joya del teatro romano de Bosra son un derecho de nacimiento.

Los lugares históricos de Siria confirman su fascinante historia. Sin embargo, han quedado pulverizados durante el curso de una guerra civil de seis años que se ha cobrado más de 400.000 vidas y desplazado a más de la mitad de la población, lo que implica que los futuros sirios (y en mayor medida todo el mundo) tendrán el riesgo de verse privados de su historia.

Los souqs de Alepo

La Ciudad vieja de Alepo, patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde 1986, ha sido siempre lugar de una zona comercial vibrante en la que convergen rutas comerciales del este y el oeste, situada estratégicamente entre el mar Mediterráneo y Mesopotamia. Su importancia histórica se atribuye a su ubicación en uno de los extremos de la Ruta de la Seda.

Es una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo, y ha experimentado parte de las peores atrocidades de la guerra.

Cerca de la caída de la entonces asediada parte oriental de la ciudad en diciembre a manos del régimen de Assad y sus representantes, los activistas locales lucharon por contar diariamente el número de víctimas mortales.

Según el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (UNITAR, por sus siglas en inglés), en 2013 se habían destruido 22 sitios declarados patrimonio y dañado severamente otros 48.

En el apretado ajetreo del souq de Al-Madina, se hallaba una colorida variedad de bienes importados, desde sedas hasta especias, y bienes locales entre los que se incluían jabones y lana. Aparte del comercio, el souq era también el hogar de los khans (caravasares), quienes acomodaban a los comerciantes junto con sus bienes.

Fotografía del souq en 2011 del usuario de Flickr LucyCaldicott (CC BY 2.0).

Fotografía del souq en 2012. Crédito: AMC, utilizada con permiso.

A finales de 2012, tuvieron lugar unos intensos combates entre el régimen y el ejército libre sirio (FSA) tanto dentro como alrededor del souq. El régimen atacó este lugar histórico con morteros, lo que provocó varios incendios.

Si bien un informe de los daños por parte del UNITAR halló que la mayoría de las tiendas estaban totalmente destruidas, un esperanzado ciudadano de Alepo expresó en 2012 a The Telegraph lo siguiente:

It is very bad and very sad..But we can rebuild it, after the revolution is over.

Es malo y muy triste, pero podemos reconstruirla una vez acabada la revolución.

La ciudadela de Alepo

Ciudadela de Alepo. Foto de Bernard Gagnon a través de Wikimedia. CC BY-SA 3.0

La ciudadela de Alepo es un castillo medieval fortificado y situado en el corazón de la ciudad vieja. Se le considera uno de los más grandes y antiguos del mundo. Este monumento de piedra caliza estuvo bajo el mando de bizantinos, griegos, ayyubíes, otomanos y otros, y cada uno dejó su propia huella en términos arquitectónicos.

El régimen bombardeó sin cesar la ciudadela desde 2012 y en julio de 2015, una bomba provocó la caída de parte de los muros.

El régimen sirio y los grupos rebeldes se culparon mutuamente de la explosión.

Captura de pantalla de la Asociación por la Protección de la Arqueología Siria fechada el 3 de octubre de 2014. A la foto la acompañaba el siguiente texto: Varias fotos de un fotógrafo de televisión siria muestran a francotiradores posicionados en la ciudadela de Alepo, convertida en campamento militar del ejército de Assad. Los francotiradores ponen al monumento en riesgo de recibir disparos de los rebeldes. Las fotografías revelan que una de las torres de la ciudadela está dañada y tiene grietas. Varias fachadas y elementos arquitectónicos de la ciudadela, como las torres, han sufrido daños. Fuente: Facebook.

La Gran Mezquita de Alepo (Mezquita Omeya)

Ibn al-Shihna, historiador alepino del siglo XV, escribió: «La Gran Mezquita de Alepo rivalizaba con la de Damasco en cuanto a decoración, frescos y mosaicos».

El espectacular minarete de la Gran Mezquita de Alepo (conocida también como la Mezquita Omeya) fue construido en 1090 y duró cerca de mil años. Quedó destruido en 2013.

Detalle del magnífico patio de la mezquita en 2009. Foto de Arian Zwegers a través de Flickr. CC BY 2.0.

La mezquita omeya comparte muchas características con la de Damasco, desde el patio de mármol hasta la ubicación en un lugar romano/bizantino.

El régimen sirio, sostenido por sus aliados Rusia e Irán, atacó con persistencia la mezquita durante la batalla por el control de la ciudad, luego de su captura por las fuerzas rebeldes en 2012.

La mezquita omeya de Alepo es una de las más antiguas de la ciudad, construida en el siglo VIII y destruida durante los enfrentamientos.

Un combatiente rebelde fue testigo ocular y recordó:

We were standing here today and suddenly shells started hitting the minaret. [The army] then tried to storm the mosque but we pushed them back.

Estábamos aquí y de repente los proyectiles comenzaron a golpear el minarete. El ejército intentó después asaltar la mezquita, pero lo impedimos.

Según el informe del UNITAR, la mezquita sufrió daños en el muro oriental exterior, la parte sur de la galería oriental, el patio de mármol, el jardín y la entrada al souq desde la galería oriental.

Helga Seeden, profesora de arqueología en Universidad Americana de Beirut, contó a Associated Press:

This is like blowing up the Taj Mahal or destroying the Acropolis in Athens. This mosque is a living sanctuary. This is a disaster. In terms of heritage, this is the worst I've seen in Syria. I'm horrified.

Esto es como estallar el Taj Mahal o destruir la Acrópolis de Atenas. Esta mezquita es un santuario viviente. Es un desastre. En términos de patrimonio, es lo peor que he visto en Siria. Estoy horrorizada.

Captura de pantalla de una foto de la mezquita por parte de un ciudadano bajo el título de «lentes de un joven de Alepo», del 22 de octubre de 2012. Fuente: Facebook.

Mezquita Alomari, Daraa

Considerada como símbolo de la revolución, la mezquita de Daraa fue edificada en el siglo VII por el Califa islámico Omar ibn al-Khattab. Su maravilloso minarete, actualmente destruido, fue el primer minarete de todo el Levante.

En esta histórica mezquita tuvieron lugar las manifestaciones en contra del régimen y se celebraron muchas protestas, a las que las fuerzas de seguridad del Gobierno respondieron con brutalidad.

Fue principalmente por este motivo que el régimen atacó sin cesar la mezquita y acabó con el minarete, en un intento por quebrantar el espíritu de los manifestantes.

En junio, helicópteros del régimen sirio arrojaron sobre la mezquita bombas de barril cargadas de sustancias incendiarias, lo que provocó un incendio en la parte norte.

Captura de pantalla de una página titulada «Patrimonio arqueológico sirio en peligro», de 24 de abril de 2013. Fuente: Facebook.

Bosra

En las proximidades de esta ciudad meridional e históricamente rica se hallan un grandioso teatro romano que data el siglo II, algunas de las más antiguas mezquitas islámicas y también ruinas cristianas. La ciudad vieja de Bosra, patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde 1980 y en la lista del patrimonio en peligro desde 2013, fue una vez la capital de la provincia romana de Araba y una parada de las caravanas destino a la Meca.

Teatro romano de Bosra en 2011. Footo de (Ergo) a través de Wikimedia. CC BY 2.0

Este lugar de inmensa importancia cultural, fue bombardeado por helicópteros del régimen en 2015, lo que provocó graves daños a la antigua ciudadela.

Imagen de la SMART News Agency que muestra los daños considerables en las columnas del castillo. Fuente: Facebook.

Crac de los caballeros

Castillo medieval que contempla el paisaje. Foto de (Ergo), versión recortada de Nev1, a través de Wikimedia. CC BY 2.0

El Crac de los caballeros («Castillo de los caballeros») es un castillo cruzado de la provincia siria de de Homs. Es otro lugar patrimonio de la UNESCO, y se le considera como uno de los castillos medievales mejor preservados en el mundo. Lo construyó la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén entre 1142 y 1271, y luego tuvo construcciones posteriores de los mamelucos a finales del siglo XIII.

El castillo ha sufrido daños considerables, sobre todo en la capilla cruzada, tras disparos y ataques aéreos del régimen sirio.

Palmira

El arco de triunfo, de 2000 años, en Palmira antes de su destrucción a manos del ISIS. Fuente: Pixabay. Dominio público.

La antigua ciudad semita de Palmira forjó su riqueza durante el Imperio Romano gracias a los conocidos comerciantes que trabajaban a lo largo de la Ruta de la Seda. Esta riqueza facilitó la construcción de monumentos exquisitos, entre los que se incluyen el Templo de Bel, la Torre de Elahbel y el Arco de Triunfo. Por desgracia, estos monumentos han sufrido fuertes daños e incluso destrucción.

Desde que la ciudad fuera capturada en 2015, el ISIS ha hecho estallar gran número de templos y otros monumentos.

El ISIS ha destruido muchas estructuras antiguas, como esta en la ciudad de Palmira, Siria. Consulta más información en https://t.co/B5jNUIbsVI

Palmira capturó alguna vez el corazón de todos los historiadores y arqueólogos, y actualmente transmite un sentimiento de luto por un patrimonio perdido.

Mezquita Khalid ibn al-Walid

La pintoresca mezquita en 2005. Foto de  Abdulhadi Najjar a través de Wikimedia. CC BY-SA 3.0.

La mezquita Khalid ibn al-Walid de Homs debe su nombre al comandante árabe musulmán que lideró la conquista de Siria en el siglo VII y que acabó con el dominio bizantino en el país. Consagrada en 1908, la mezquita es conocida por su estilo arquitectónico tradicional otomano-turco.

En 2013, las fuerzas de Assad atacaron la histórica mezquita, y acabaron con su mausoleo. La mezquita ha sido testigo de diversos ataques desde entonces. dsds

Mezquita Khleed Ibn Wl-Waleed
11 de julio de 2013

Ciudad de Homs – mezquita Ibn Al-Waleed
18 de septiembre de 2013

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.