¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Barriadas en Conakry y Freetown: Malos manejos y vulnerabilidad en florecientes capitales africanas

Captura de un video de las inundaciones en Freetown, Sierra Leona, del canal Breaking News YT.

La reciente catástrofe que golpeó a Freetown, la capital de Sierra Leona, donde torrenciales lluvias dejaron cientos de muertos y miles de personas sin casa, volvieron a demostrar la vulnerabilidad de ciudades africanas y sus poblaciones cada vez más frágiles, sobre todo los ocupantes de las barriadas.

Las lluvias del 15 de agosto causaron inundaciones y deslizamientos de tierra sin precedentes. Predeciblemente, los más pobres fueron los más afectados.

En medio de poblaciones que aumentan y de bajos ingresos rurales, las capitales africanas están explotando bajo presión demográfica. Las barriadas aumentan y florecen de la noche a la mañana. El estado no puede seguir el ritmo del crecimiento de la población y entonces el problema crece. Solamente cuando grandes cantidades de personas buscan instalarse en zonas que no están diseñadas para vivienda las autoridades intervienen y toman medidas drásticas.

Eso fue lo que ocurrió en Conakry, capital del vecino de Sierra Leona, Guinea.

Sin ninguna regulación, un gran grupo que llegó del interior rural del país se instalaron anárquicamente en la zona alrededor de un río hace casi 20 años. El Gobierno lanzó recientemente un operativo para demoler el distrito de Démoudoula, creado en el inicio del milenio, lo que provocó debate en redes sociales.

Un bulldozer en action à Demoudoula. Crédit photo: http://guinee28.info, utilisée avec permission

Buldócer en acción en Demoudoula. Foto: http://guinee28.info, usada con autorización.

El autor Alimou Sow, el bloguero en francés más votado por el jurado de los premios Bob de la Deutsche Welle en 2013, reaccionó a las demoliciones en su página de Facebook después de su visita a los lugares afectados:

C’est un drame humain qui est en train de se dérouler, presque à huis clos, à Démoudoula.

Depuis quelques jours, dans ce quartier de la commune de Ratoma (Conakry), des bulldozers s’activent à démolir des maisons habitées, jetant dans la rue femmes et enfants ne sachant ni où aller, ni à quel saint se vouer. Des sinistrés de juillet, mois pendant lequel, à Conakry, le ciel est comme troué. Mais on s’en fout non ?

Ces maisons détruites par l’Etat sont autant de rêves brisés, autant de liens familiaux disjoints, autant de corps avilis, autant de cœurs meurtris. Chaque brique brisée représente des mois, voire des années de dur labeur. Toute une vie démolie sous le regard hagard des enfants et impuissant des parents.

En Guinée, l’on vit pour deux choses : la famille et la maison. Chez nous, quand tu détruis la maison de quelqu’un tu auras détruit toute sa vie. Et aucun dédommagement n’est à la hauteur d’une telle tragédie.

Mais quel est le tort de ces sinistrés de juillet ? Occupation illégale du lit de la rivière “Démoudoula” (terre des chimpanzés en langue Poular), dit-on. Et quel est leur sort ? L’abandon dans la rue !

Est-ce que c’est pour protéger ces déguerpis d’une inondation éventuelle et pour préserver ainsi leurs vies et leurs biens ? Pas sûr, puisque comme dit le dicton “mieux vaut prévenir que guérir”. On aurait dû les empêcher de s’installer-là, dans le lit de la rivière. N’est-ce pas des commis de l’Etat vendus qui ont vendu les parcelles de terre à ces malheureux ?

D’ailleurs, en matière de risques à Conakry il y a bien pire ailleurs : la décharge de la Minière qui constitue à la fois une catastrophe humaine et écologique, le dépôt des hydrocarbures à Kaloum tout près de la centrale électrique de Tombo dont une explosion éventuelle pourrait ravager tout Kaloum (je touche du bois), les différentes garnisons installées au cœur de la capitale (on a encore en mémoire l’explosion meurtrière de la poudrière du camp Alpha Yaya au début des années 2000), etc.

Est-ce que c’est pour protéger l’environnement ? Peut-être. Mais Démoudoula est-il un cas isolé à Conakry ? Quid des forêts d’Enta, de Dabompa, de Démoudoula ? Quid de nombreux marigots ensevelis à Conakry ? Quid de l’occupation et de la destruction de notre littoral ?

Qu’en est-il des projets dévastateurs sur nos corniches que des activistes de la société civile dénoncent ? Notre Forêt guinéenne est-elle Forte dans un pays où la principale source d’énergie est tirée du charbon de bois ? Que fait-on pour promouvoir les énergies alternatives ? Combien coûte une bouteille de gaz en Guinée ?

Il y a longtemps qu’on a délogé, chassé et probablement mangé les chimpanzés de Démoudoula. Maintenant on y déloge des humains à coup de pelleteuses.

A supposer que c’était à la fois pour préserver l’environnement et pour protéger les riverains et leurs biens : ce n’est ni le moment, ni la manière. Cela devrait être fait à un moment approprié (pas en pleine saison des pluies), respecter un délai d’avertissement suffisant et un plan clair de relogement et de dédommagement.

Finalement, je pense que notre Etat est atteint de “démolitionite”. Sur les ruines de Kaporo-rails, la haine et la délinquance ont germé. On détruit des habitations pour construire la frustration, l’amertume et la haine.

Un drama humano está ocurriendo en Demoudoula.

Desde hace varios días, en este barrio del distrito de Ratoma de of Conakry, los buldóceres hna estado trabajando en la demolición de casas ocupadas, lo que deja a mujeres y niños en la calle, sin saber a dónde ir o a quién pedir ayuda. Sus penurias llegaron en julio –mes durante el cual el cielo de perfora en Conakry. Pero, a quién le importa, ¿no?

Esas casas que el Estado ha destruido son sueños que quedan destrozados, muchos lazos familiares rotos, muchos cuerpos deteriorados, muchos corazones heridos. Cada ladrillo destrozado representa meses, y hasta años, de duro trabajo. Toda una vida demolida bajo la demacrada mirada de niños y la impotente mirada de sus padres.

En Guinea, vivimos para dos cosas: nuestra familia y nuestro hogar. Para nosotros, cuando destruyes la casa de alguien destruyes toda su vida. Y ninguna compensación repara esa tragedia. Pero ¿de qué se acusa a estas víctimas [de las demoliciones] de julio? Aparentemente de ocupación ilegal del río Demoudoula (‘tierra de los chimpancés’, en pular).

¿Cuál es su destino? ¡Quedar abandonados en la calle! ¿Es así para proteger a estos fugitivos de una posible inundación, y así preservar sus vidas y pertenencias? Difícilmente, pues como dice el dicho, “es mejor prevenir que curar”. Se debió impedir que se instalaran en el lecho del río.

¿Acaso los corruptos agentes estatales no vendieron estos terrenos a los pobres? Además, en cuanto a riesgos en Conakry, los hay peores en otros lados: los desechos mineros que amenazan con una catástrofe humana y ecológica, los desechos de hidrocarburos en Kaloum, cerca de la estación eléctrica de Tombo, donde cualquier explosión (Dios no lo quiera) podría arrasar todo Kaloum; las diversas guarniciones instaladas en el corazón de la capital (¿quién puede olvidar la mortal explosión de la tienda de municiones en el campo Alpha Yaya a comienzos de la década de 2000?), etc.

¿Es para proteger el ambiente? Tal vez. Pero ¿es Démoudoula un caso aislado en Conakry? ¿Qué hay de los bosques de Enta, Dabompa, Démoudoula? ¿Qué hay de los muchos de agua canales llenos de agua en Conakry? ¿Qué hay de la invasión y destrucción de nuestra costa? ¿Dónde quedamos con estos planes devastadores, condenados por activistas de la sociedad civil, para nuestros litorales?

¿Son nuestros bosques guineanos “fuertes”, en un país donde la principal fuente de energía se extrae del carbón? ¿Qué estamos haciendo para promover energías alternativas? ¿Cuánto cuesta una botella de gas en Guinea? [Nota: Forêt Forte, o Bosque Fuerte, es el nombre de una empresa maderera del país] Los chimpancés de Demoudoula fueron trasladados hace tiempio, los han cazado, tal vez hasta los han comido. Ahora, a los seres humanos los están desplazando camiones excavadores.

Digamos que fue para preservar el ambiente y para proteger a quienes viven cerca de los ríos y su propiedad. Entonces, no es el momento ni los medios. Se debe hacer en el momento apropiado (no en medio de la temporada de lluvias), luego de un periodo adecuado de advertencia y de un plan claro de reubicación y compensación.

Finalmente, creo que el Estado sufre de “demolicionitis”. De las ruinas de Kaporo-rails, ha surgido odio y delincuencia. Se están destruyendo casas para construir frustración, amargura y odio.

Alimou Sow se refiere a Kaporo-rails, barrio de Conakry que fue arrasado totalmente en 1998, lo que dejó a más de 120,000 personas en la calle después de la destrucción de miles de unidades inmobiliarias, mezquitas y escuelas.

Esta emotiva intervención de Sow motivó muchas reacciones, algunas de apoyo a la intervención estatal, otras con las mismas preguntas que hace, pero con diferentes soluciones.

Cellou Diallo critica el momento, pero está de acuerdo con la premisa:

Le moment est très mal choisi, j'en conviens. Mais ils doivent être déguerpis par l'état qui doit en contrepartie les soutenir soit en les dédommageant pour se retourner contre ceux qui sont les complices ou cessionnaires…ou soit en soutenant leur action directement contre les personnes qui ont cede les terrains. Mais ils doivent quitter.

El momento ha estado muy mal elegido, en eso estoy de acuerdo. Pero el estado los debe retirar, y luego debe apoyarlos, ya sea con una compensación para ir tras los cómplices o beneficiarios… o ya sea apoyando su acción directamente contra quenes les cedieron los terrenos. Pero se deben ir.

Por su parte, Sény Touré, condena el rastro de negligencia del Estado, que ha afectado a los más pobres. En particular, señaló la expropiación de terrenos en el hospital Ignace Deen para construir un lujoso hotel, y la venta de otra propiedad de más de 3 hectáreas supuestamente que el Estado puso a la venta por el equivalente a 25 euros, con el consiguiente desalojo de los ocupantes originales.

Este terreno, ubicado en una de las zonas más dinámicas de la capital guineana, se está usando para albergar el complejo Résidence 2000. El complejo consistirá de cien o más departamento de primera con vista al frente sur del puerto y que se arrendará a partir de 2,000 euros al mes.

El proyecto es controvertido por la expulsión de la población local y también por su impacto ambiental negativo.

Se enfurece:

Trop de paradoxes dans ce bled! On casse des maisons, certes construites dans le lit d'une rivière, mais on a encouragé la construction d'un hôtel dans le jardin de l'hôpital Ignace Deen! Un ex jardin pour malades reconverti en hôtel!
Et les pauvres habitants de Koba qui souffrent des effets de la résidence 2000? A qui doivent ils se plaindre? Je le dis encore une fois: on voit la paille chez l'autre, et non la poutre chez nous!
Alimou Sow, je ne sais pas, mais j'ai l'impression que ce régime affectionne les crises sociales. Et une dernière chose: quel est le concessionnaire qui déloge en pleine saison hivernale? Pfff n'importe quoi.

¡Demasiadas paradojas en esta ciudad! Arrasan casas –construidas en lechos de ríos– ¡pero alentaron la construcción de un hotel en el jardín del hospital Ignace Deen! Un antiguo jardíb para pacientes convertido en hotel.

¿Y los pobres habitantes de Koba que sufren los efectos de Résidence 2000? ¿Con quién se deberían quejar? Lo digo de nuevo: vemos la paja en el ojo ajeno, pero no vemos la viga en el nuestro.

Alimou Sow, yo no sé, pero tengo la impresión de que a este régimen le gustan las crisis sociales. Y algo final: ¿qué clase de contratista echa a la gente de su casa en medio del invierno? No tiene sentido, pero ¿a quién le importa?

También en Facebook, Ousmane Yattara, que vive en Niza, Francia, ha ofrecido varias defensas al derecho del Estado a reclamar la tierra mientras pide al Gobierno que compense a las víctimas, y pide a la sociedad civil que se proteja de cualquiera que esté por encima de la ley:

Demoudoula j'encourage cette action du gouvernement …j'espère que personne ne sera épargnée y compris les hauts cadres qui ont leur maison là-bas …la fin de l'anarchie en Guinée est un reve …que ca sert d'exemple à tous ceux qui achètent dans les zones protégées. .un jour on detruira vos maisons … il faut par contre indemniser tout le monde même ceux qui n'ont pas de titre foncie

Yo animo las acciones del Gobierno en Démoudoula… Espero que no se libre nadie, incluidos los altos perfiles que tienen su casa ahí… el fin de la anarquía en Guinea es un sueño… Que esto quede como un ejemplo para todos los que compran en zonas protegidas… Un día, destruiremos sus hogares… Se debe compensar a todos, hasta a quienes no tienen títulos de propiedad.

A Souleymane Barry le molesta que no todos los ciudadanos reciban el mismo trato:

Ce qui fait plus mal dans cette histoire c'est cette démolition sélective. Kiridi Bangoura a son château en plein lit de la rivière mais il n'est pas inquiété. Quel est ce commis de L'état aujourd'hui qui ne dort pas dans un luxueux palace pieds dans l'eau? Des édifices bâtis à coups de centaines de mètres cubes de terres déversées sur les côtes pour repousser les eaux afin de se faire des parcelles sèches. À ce rythme la mayonnaise est entrain de bien prendre car tous les ingrédients sont déjà réunis et les conséquences risquent d'être très fâcheuses.

Lo que más me molesta de esta historia es la demolición selectiva. Kiridi Bangoura (ministro del Gobierno) tiene su casa en el lecho del río, pero no está preocupado. ¿Hay algún agente estatal que no duerma en un lujosos palacio con los pies en el agua? Edificios erigidos con cientos de metros cúbicos de tierra vertidos por todos lados para mantener el agua afuera para tener un terreno seco. A ese ritmo, la mayonesa va a quedar bien, pues todos los ingredientes ya están mezclados –y nos arriesgamos a tener consecuencias lamentables.

El Departamento de Vivienda suspendió las demoliciones por razones humanitarias para el periodo del 15 de junio al 15 de octubre, después de frecuentes protestas de ciudadanos y de organizaciones de la sociedad civil.

Sin embargo, como para burlarse de las víctimas, el anuncio se publicó el 29 de junio, apenas semanas después del inicio programado de la demolición (el 13 de julio).

En un anuncio hecho el 19 de julio de 2017, el Gobierno prometió compensar a los ciudadanos cuyos tíulos de propiedad estén reconocidos como correctos, pero que procesaría a ocupantes indocumentados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.