¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Feria Internacional de Damasco, ¿intento del régimen sirio de ‘embellecer’ las heridas de guerra?

Afiche oficial de la 59ª Feria Internacional de Damasco

La Feria Internacional de Damasco anual regresó a su 59° edición y por primera desde el levantamiento sirio en 2011. Se inauguró el 17 de agosto de 2017 y duró 10 días, con participantes que provenían de la industria textil a la industria agrícola.

Según el medio estatal de comunicación “SANA”, los expositores internacionales llegaron desde 23 países –los que el gobierno del presidente Bashar al-Assad considera “amigos de Siria”, como Rusia, Irán, Venezuela y China.

La feria también contó con la presencia de empresas privadas de países que cortaron relaciones con el régimen sirio, incluidos Francia, Alemania y Gran Bretaña.

Fares al-Kartally, director general de la feria, dijo a AFP que el regreso de la feria fue posible por la recuperación de la calma y la estabilidad en la mayoría de las regiones de Siria. Sin embargo, a menos de 16 kilómetros de distancia del recinto ferial, se estaban librando combates en las zonas rebeldes de los suburbios de Damasco de Al Hajar Al Aswad y Babbila.

Bouthaina Shaaban, conocida portavoz del régimen, fue citada en SANA: “Estamos al comienzo del camino hacia la reconstrucción”.

Asistentes en la entrada al recinto ferial durante el tercer día de la Feria Internacional de Damasco. Fuente: Agencia de noticias SANA, organización de medios estatal siria.

Debido a la intensa destrucción continuada durante la guerra, los mayores esfuerzos de reconstrucción se han centrado en la zona de Damasco. Las zonas que fueron asediadas, que llevó a la privación de productos básicos como el agua y la electricidad, registraron mejoras en los días previos a la exposición.

El camino al aeropuerto internacional de Damasco experimentó una transformación: se plantaron árboles, se efectuaron campañas de limpieza y se instalaron luces antes de la exposición. El aeropuerto también se sometió a reparaciones y mejoras en sus instalaciones y su seguridad, de modo que ahora está equipado con nuevas cámaras de vigilancia y dispositivos de inspección, pantallas, horarios de vuelo y sistemas de aire acondicionado.

El jefe de la Cámara de Industria de Damasco, Samer el-Debs, dijo AP:

This comeback is an indication that the war in Syria is coming to an end… after all what happened, all the economic sanctions against Syria and systematic attempts to destroy Syria, we see that this fair has been reopened.

Este regreso es una indicación de que la guerra en Siria está llegando a su fin… después de todo lo que ha pasado, de todas las sanciones económicas contra Siria y de los intentos sistemáticos de destruir Siria, vemos que esta feria ha sido reabierta.

En los días anteriores a la exhibición, el tipo de cambio de la libra siria aumentó frente al dólar estadounidense, lo que el Centro de Investigación y Estudios de Damasco vinculó al retorno de la feria y a la reinserción de Siria en el mercado comercial y económico.

‘Pasos de embellecimiento’ por parte del Gobierno

Los sirios que no apoyan al gobierno de Assad consideraron la feria como un cínico acontecimiento de relaciones públicas.

Según el analista económico sirio Abdel Nasser AlJassem, el regreso de la feria representa otro de los “pasos de embellecimiento” que el régimen está tomando para promover una sensación de estabilidad y hacer ver que la economía, especialmente al sector industrial, está en buenas condiciones.

Pero la realidad contradice esto, escribió Al Jassem en Al Araby. Según el propio régimen, el 80% de las instalaciones industriales están paradas y Siria importa incluso los alimentos y bienes de consumo más básicos.

Anfiteatro recientemente construido en el Centro Cultural Dummar, parte de la Damascus Opera House. Fuente: Página de Facebook de Damascus Opera House.

El régimen dio un gran empujón a mediados de este año en aras de afirmar el retorno de la estabilidad y la derrota del “terrorismo” en el país, en un esfuerzo por poner a Siria nuevamente en el mapa económico. El Ministerio de Turismo lanzó varias campañas para incentivar los viajes a las ciudades costeras y al Alepo devastado por la guerra, con videos de clubes y fiestas en la ciudad. Las campañas pintan estas áreas como “seculares”, “occidentalizadas” y glamourosas.

Y el Ministerio de Cultura edificó un nuevo anfiteatro al aire libre en el Centro Cultural Dummar en Damasco. Se construyó a imagen y semejanza del conocido anfiteatro romano de Bosra y podrá albergar a hasta 3.000 asistentes. El teatro está destinado a celebrar varios festivales, obras de teatro, noches de ópera y conciertos musicales. Las entradas para cada evento tendrán un precio de mil libras sirias, equivalentes a 1,93 dólares estadounidenses a la fecha de la publicación, para atraer a tantos asistentes como sea posible.

Durante la ceremonia inaugural de la feria, el primer ministro sirio, Emad Khamis, pronunció un discurso de 15 minutos donde anunció una “nueva temporada de victoria”, y explicó que la reapertura de la exposición demuestra que “la voluntad de los sirios de vivir fue y sigue siendo más fuerte que el terrorismo… [que] es la bandera de la victoria de la vida sobre el asesinato, la honestidad sobre la traición, el derecho sobre el mal y la soberanía sobre la dependencia”.

‘La reconstrucción posterior al conflicto que no aborde cuestiones críticas… difícilmente puede ser estable’

Los críticos ven los intentos de reconstrucción no sólo como una manera para que el Gobierno de Assad impulse la recuperación económica y la reparación social, sino como una forma de reafirmar su poder, recompensar a los que le son leales y castigar a la oposición.

El propio Assad pronunció un discurso el 21 de agosto de 2017, donde dijo que Siria “perdió su mejor juventud y su infraestructura”, pero que “ha ganado una sociedad más sana y más homogénea”.

Azmi Bishara, prominente intelectual y analista político árabe, criticó la declaración de Assad por ser “hitleriana“, y la interpretó como una confirmación por parte de Assad del genocidio y el desplazamiento como doctrinas centrales del régimen. Bishara tuiteó:

Assad: “Perdimos a nuestros mejores jóvenes y nuestra infraestructura, pero hemos ganado una sociedad más sana y más homogénea”. Una frase explícitamente hitleriana que prueba que el genocidio y el desplazamiento son doctrinas oficiales del régimen.

Para el escritor suizo-sirio Joseph Daher, esto representa el resultado de que la comunidad internacional haya dado prioridad a la llamada guerra contra el terror. En un extensivo análisis para el sitio de noticias independiente Syria Untold, escribió:

This is the culmination of the focus of the major international and regional state actors on the “war on terror”, and consensus around Bashar Al-Asad remaining in power, both of which have strengthened the confidence of the dictator and the ruling class in Damascus.

Así culmina la concentración sobre la “guerra contra el terror” por parte de los principales actores estatales, internacionales y regionales, y el consenso en torno a que Bashar Al-Asad continúe en el poder, que ha fortalecido la confianza del dictador y de la clase dominante en Damasco.

Reflexionando sobre la declaración de Assad, la activista palestina-siria Razan Ghazzawi dijo:

 La “sociedad más sana y homogénea” de Assad está construida sobre el asesinato sistemático, las evacuaciones demográficas y la destrucción de barrios enteros.

Éste es el futuro que Assad promete a las personas en Siria: sean parte de una sociedad homogénea construida por el asesinato, el desplazamiento y las continuas pérdidas.

¿Cómo podemos los que queremos otra sociedad, un espacio heterogéneo, resistir la violenta maquinaria disciplinaria del Estado?

Steven Heydemann, analista de Medio Oriente de Brookings Institution, dijo que el gobierno de Assad no estaba abordando cuestiones críticas posteriores al conflicto de manera significativa.

The answer lies in the principles and priorities that guide early recovery and post-conflict reconstruction. Not surprisingly, where these are designed to mitigate the grievances and governance failures that caused mass violence, prospects for recurrence go down. Where they are likely to amplify pre-war grievances and failures, prospects for recurrence are much higher. Everything we know about the Assad regime’s approach to reconstruction confirms that it will aggravate the factors that drove millions of Syrian citizens into the streets in 2011, and then into an armed uprising. Post-conflict reconstruction that does not address critical questions of institutional legitimacy and capacity, or provide for citizen security, justice, and political inclusion, is unlikely to be stable.

La respuesta radica en los principios y prioridades que guían la recuperación temprana y la reconstrucción posterior al conflicto. No es de sorprender que, cuando se diseñan para mitigar los agravios y los fallos de gobernanza que causaron la violencia en masas, las perspectivas de que vuelva a ocurrir disminuyen. Cuando es probable que amplíen los agravios y fracasos anteriores a la guerra, las perspectivas de que vuelva a ocurrir son mucho mayores. Todo lo que sabemos acerca del enfoque de reconstrucción del régimen de Assad confirma que agravará los factores que llevaron a millones de ciudadanos sirios a las calles en 2011 y luego a un levantamiento armado. Es poco probable que una reconstrucción posterior al conflicto que no aborde cuestiones críticas de legitimidad y capacidad institucional, ni proporcione seguridad ciudadana, ni justicia ni inclusión política.

El sitio web opositor Enab Baladi tomó el mismo argumentó, y sostuvo que la Feria Internacional de Damasco ni siquiera tuvo éxito en ofrecer un espectáculo impecable. A los periodistas no se les permitió asistir a la feria, el discurso del primer ministro “provocó el alboroto de los medios debido a los errores de ortografía, gramática y pronunciación” y un camión se vio obligado a llevar a docenas de asistentes después de que su autobús no apareciera.

Después de cinco años, abrió la 59° Feria Internacional de Damasco, en las afueras de la capital del país.
————
La exhibición internacional… el optimismo de los damascenos interrumpido.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.