¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Policía ugandesa investiga asesinatos en serie de mujeres

Captura de pantalla de un video en YouTube del inspector general de la policía, Kale Kayihura, en mensaje al público en Nansana, distito de Wakiso, donde varias mujeres han sido asesinadas.

Uganda se encuentra en medio un misterio de asesinatos en serie con mujeres como víctimas. Entre el 7 de junio y el 5 de septiembre, se han encontrado 20 mujeres brutalmente asesinadas en las ciudades de Entebbe y Nansana, ubicadas a 30 y 20 kilómetros respectivamente de Kampala, la capital del país.

La estación local de televisión NTV Uganda informó de los primeros nueve asesinatos de mujeres de entre 17 y 32 años de edad. A todas las mataron de manera similar, incluida estrangulación e inserción de palos en la boca y genitales, lo que supone presuntos actos de violación.

Se han hecho varios arrestos con relación a los asesinatos en ambas ciudades, pero todavía no se ha confirmado la culpa de los sospechosos. A pesar de estos arrestos, han tenido lugar más asesinatos desde que estas personas están detenidas. La policía de Nansasa tiene a ocho sospechosos que incluyen novios, esposos y amigos de cuatro de las fallecidas, y el supuesto motivo son ‘amantes abandonados’.

La brujería es otra teoría. El inspector general de la Policía, Kale Kayihura, surigió que un empresario puede haber contratado asesinos a sueldo para conseguir sangre para llevar a cabo rituales de generación de riqueza. El periódico local The Daily Monitor informó:

“The suspect confessed that he had killed eight women on orders of a businessman here in Nansana. The blood is to feed his rituals to get more wealth,” Gen Kayihura said. The police should be commended if such a suspect exists and a confession to that effect was extracted. However, the public is not interested in such public pronouncements.

“El sospechoso confesó haber matado a ocho mujeres por órdenes de un empresario aquí en Nansana. La sangre es para alimentar sus rituales para tener más dinero”, declaró el general Kayihurad. Se debería elogiar a la policía si existe ese sospechoso y si se consiguió una confession para tal efecto, Sin embargo, al público no le interesan estos pronunciamientos públicos.

En respuesta, el lector Ahamushozi Kanungu planteó una pregunta:

Why are they not arresting the moneyed man?! Since they are aware of him and yet they are in a rush to arrest innocent people without clearly formulated motive!!

¡¿Por qué no arrestan al hombre acaudalado?! Saben de él, ¡¡y aun así se apresuran a arrestar a personas inocentes in un motivo claramente formulado!!

Además, habitantes desconfiados de sus autoridades han participado en actividades de patrullaje comuniario para frenar los delitos en sus comunidades. Kayihura, el inspector general de la Policía, enfatizó esto en una reciente reunión con la comunidad en Nansana, como lo informó Raymond Mujuni, reportero de NTV Uganda. Kayihura anunció:

“We have put in place security measures aimed at enhancing popular vigilance — participation of the people — as well as increasing police visibility and effectiveness so as to protect the communities in the areas affected…”

“Hemos puesto en marcha medidas de seguridad con el fin de mejorar la vigilancia popular –participación del pueblo– y aumentar la visibilidad y efectividad policial para proteger a las comunidades en las zonas afectadas…”.

El martes 5 de septiembre, los parlamentarios votaron para suspender las actividades hasta que el ministro de Asuntos Internos y los funcionarios de seguridad interna presenten un informe detallado sobre los asesinatos. Esta directiva llega luego de los deslizamientos de tierra en el este de Uganda e inundaciones en el norte que compiten por la atención del Parlamento.

Durante la sesión, la parlamentaria Rosemary Seninde, que representa al distrito Wakiso, lugar donde han ocurrido los asesinatos, dijo:

It is so saddening that we have not got the actual suspects. The manner in which some of the women are being killed is very terrible and humiliating to those of us who see them.

Es muy triste que no tengamos ningún sospechoso. La manera en que han matado a algunas de las mujeres es terrible y humillante para quienes las hemos visto.

En Twitter, ha surgido rabia por los misteriosos asesinatos:

El usuario @ndix_devar pidió a la policía que trajera de vuelta al superintendente asistente Muhammad Kirumira a Nansana, y recordó sus atecedentes de reducción significativa de los índices de delincuencia durante su periodo.

Asesinatos sin fin sobre todo en la municipalidad de Nansana. ¿Por qué no traemos de vuelta a Afande Kirumira para que enfrente de manera definitiva a estos idiotas?

Michael Kategaya publicó un cuadro que muestra que el rango de edades de las víctimas es entre 17 y 32 años de edad y que proceden de extractos de bajos ingresos:

Hechos destacados:
1. Edad de víctimas: de 17 a 32 años
2. Ocupación: mayoría trabajos informales o estudiantes
3. No hay discriminación religiosa, al menos a partir de los nombres
4. No hay discriminación tribal, de nuevo, a partir de los nombres
5. Muertas con armas rudimentarias, no pistolas, luego de la violación
Lo que necesitamos saber:
¿En qué fecha las mataron? ¿Cuál era el grado de descomposición?
¿En qué fecha desaparecieron?
Si tenían teléfonos móviles, ¿con quién hablaron?
Por sus registros telefónicos, ¿las víctimas se conocían?
Según la ubicación, ¿qué podría estar motivando los asesinatos?
Esta es una muestra de Entebbe, ¿los números son diferentes de las víctimas de Nansana?

——
¿Quién está matando mujeres en Entebbe y Nansana? ¿Qué nos dice la información disponible sobre víctimas potenciales?

Ngoboka Solomon expresó su preocupación por la seguridad de los ciudadanos:

Es muy lamentable para Entebbe y Nansana, ¡pero la policía debería pasar más noches sin dormir y garantizar nuestra seguridad!

Los recientes asesinatos en serie de mujeres ocurrieron apenas seis meses después de que el inspector general asistente de la Policía de Uganda, Andrew Felix Kaweesi, fuera asesinato junto a su chofer y guardaespaldas cuando iba a trabajar. La policía vinculó este asesinato con el asesinato de clérigos musulmanes entre 2015 y 2016, todos a manos de motociclistas con pistolas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.