¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Miles de indios toman las calles en busca de justicia por periodista Gauri Lankesh

Captura de pantalla de un video de YouTube “El silencio no es una opción” publicado por lumiphernia.

Casi 15,000 personas se manifestaron en Bangalore el 12 de septiembre de 2017 para condenar el asesinato de la conocida periodista Gauri Lankesh una semana antes.

La protesta reunió a personas de todos los sectores, como periodistas, académicos, cineastas, actores, estudiantes y granjeros con un simple mensaje: “Soy Gauri”,para exigir justicia en el caso.

Lankesh, de 55 años, era la editora de un periódico en canarés llamado Gauri Lankesh Patrike que era abiertamente crítico de la política de derecha de organizaciones nacionalistas hindúes y del primer ministro Narendra Modi.

Yo soy Gauri: procesión de kilómetro y medio para protestar por el asesinato de Gauri Lankesh se abre camino por la plaza Anandrao, en Bangalore.

El periódico que Lankesh editaba y publicaba no contenía publicidad, dependía en gran parte de la clase más bajas. Se lanzó una edición conmemorativa durante la manifestación en Bangalore.

Yo soy Gauri.
Lanzan edición conmemorativa de Gauri Lankesh Patrike en marcha de resistencia en Bangalore.
Su madre dice: “todos son Gauri”.

El mismo día, periodistas y amigos como Sudhamshu MitraSudipto Mandal y otros iniciaron un blog para agregar traducciones de los escritos de Lankesh y menciones en medios tradicionales y sociales sobre ella.

Se reduce el espacio para la expresión

La muerte de Lankesh a manos de atacantes en motocicleta el 5 de septiembre de 2017, ha destacado que India se está poniendo cada vez más peligrosa para los reporteros y cómo sus derechos civiles se ven deteriorados en un clima dominado por nacionalista hindúes.

Ella había expresado su preocupación en una serie de recientes entrevistas con diversas publicaciones indias, incluida TheWire.in y NewsLaundry sobre el estado de la libre expresión en India. Ella misma había sido condenada por difamar a dos políticos del partido gobernante Bharatiya Janata Party (BJP) en noviembre de 2016 y sentenciada a seis meses de prisión. Según informes, había pagado una fianza y estaba apelando el caso.

Luego de su asesinato, el primer ministro Modi y el BJP enfrentaron renovadas acusaciones de crear una atmósfera de odio y polarización en todo el país que llevó a persecución y violencia contra las minorías, incluidos los dalit y los musulmanes, y todo aquel que promueva una India laica y diversa.

Pero el BJP se rehúsa a vincular sus políticas con el asesinato de Lankesh.

Antes de la protesta en Bangalore, Ashwath Narayan, portavoz del BJP, realizó una conferencia de prensa donde anunció que los discursos de los manifestantes serían “vigilados” y advirtió que cualquiera que culpara a “Sangh Parivar” –en referencia a la familia de organizaciones nacionalistas hindúes– sería demandado.

También antes de la protesta, el ala juvenil de BJP entregó al historiador Ramchandra Guha una notificación legal donde lo amenazaba con procesos civiles y penales de difamación si no pedía disculpas por vincular a la organización nacionalista hindú más destacada, Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS), con el asesinato de Lankesh.

El caricaturista Satish Acharya se burló de esta novedad con sus gráficos:

¡Yo soy Gauri! Gauri en caricatura de Satish Acharya.
————
Nota: En el suelo está la cara de Gauri Lankesh, pues fue asesinada en el piso, que se une con muchas personas y aparece en medio de la multitud, que a su vez es silenciada. Ambos globos dicen “Yo soy Gauri”.

‘Estamos contra la mayor máquina de odio’

En la protesta en Bangalore, organizada por diversos grupos de la sociedad civil comprendidos en “Gauri Hatye Virodhi Vedike” (“Movimiento de oposición al asesinato de Gauri”), los oradores advirtieron de los peligrosos tiempos que vive India. El periodista P. Sainath dijo:

There has rarely been a period of such constructed, deliberate terror and hatred. We are up against the largest machine of hate. There will be incredible provocation in coming days, but you should not fall for those traps of hatred.

Pocas veces ha habido un periodo de tanto terror y odio armado, deliberado. Estamos contra la mayor máquina de odio. Habrá increíble provocación en los próximos días, pero no deberían caer en las trampas del odio.

Los manifestantes hicieron un montaje con paraguas negros, como tuiteó la periodista Sagarika Ghose:

Montaje con paraguas negro en la protesta Yo soy Gauri esta tarde.

La periodista Anusha Ravi brindó un vistazo de las protestas:

Decir masivo es probablemente quedarse corto para las cantidades reunidas para las protestas Yo soy Gauri en Bangalore.

La activista Kavita Krishnan aplaudió el espíritu de las protestas:

Masiva manifestación y convención de Yo soy Gaudi en Bangalore hoy. Muchos jóvenes estudiantes, ramillete de grupos de movimientos populares que se manifestaron contra el fascismo.

Sidharth Chadha, que vive en Suecia, publicó un breve video creado con imágenes de la manifestación con el siguiente mensaje:

Silence is not an option.
In solidarity with friends and journalists in Bangalore.

El silencio no es una opción.
En solidaridad con amigos y periodistas en Bangalore.

Y Rekha Raj, destacada escritora feminista dalit que trabaja para Amnistía Internacional, participó en la protesta y publicó fotos en Facebook:

Protesta de Yo soy Gauri en Bangalore.

De otro lado, muchos partidarios de BJP y otras organizaciones nacionalistas hindúes se burlaron de Lankesh y la protesta:

Yo soy Gauri.
Yo maltrataba a los hindúes, al partido de derecha RSS y BJP – nada me pasó, salvo algunos juicios.
Maltraté a la ultraizquierda y me mataron instantáneamente.

El discurso de odio en público en India está en aumento, y el asesinato de Lankesh se ve como una clara advertencia a las voces en India que discrepan con que la intolerancia está creciendo. Si el espacio para el debate civil sigue reduciéndose, el país se arriesga a ver que la violencia e intimidación por parte de las personas en el poder como normal.

Aportes adicionales en este artículo fueron hechos por un colaborador invitado que quiso permanecer anónimo por razones de seguridad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.