¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

México toma las redes para denunciar abusos e irregularidades que dificultan rescates y reconstrucción

Fotografía de la autora, usada con permiso.

Después del temblor de 7.1 grados acontecido este 19 de septiembre en México, la sociedad civil no ha cesado de contribuir a las brigadas médicas, centros de acopio, labores de rescate y reconstrucción de viviendas en una impresionante movilización social que recuerda a la acontecida en el 85, pero ahora con herramientas digitales como #VerificadoS19 que permiten canalizar el apoyo a las zonas en necesidad de manera eficiente.

Sin embargo, en medio de los impresionantes despliegues de solidaridad de la sociedad mexicana, también han surgido denuncias de acaparamiento de bienes para fines políticos, violación de protocolos para el rescate, agresiones a la población civil, hermetismo en la información, falta de sensibilidad y ausencia de diferentes instancias del gobierno mexicano.

Las denuncias empezaron el 21 de septiembre con el hashtag #RescatePrimero ante la intención del ejército y marina de utilizar maquinaria para remoción de escombros, antes de las 72 horas indicadas por protocolos internacionales de rescate. Esto suscitó la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la tramitación de amparos ante la justicia para evitar la demolición de edificios.

Nuevos retos, mismos problemas

La fábrica textil en la Colonia Obrera es otro de los puntos en el que se denunciaron irregularidades, desde el ocultamiento de información sobre la identidad de las mujeres trabajadoras y sus condiciones de trabajo, hasta agresiones físicas y verbales por parte de granaderos del gobierno de la capital. Este caso guarda una irónica similitud con lo acontecido hace 32 años en donde se priorizó la preservación de maquinaria sobre la recuperación de vidas humanas. Este es uno de los casos que hoy deja nuevamente al descubierto evidencias de negligencia y corrupción entre la industria inmobiliaria y los gobiernos. La tensión en el lugar detonó enfrentamientos entre civiles y militares.

Otro caso que ha generado indignación y desesperación es la reserva de información que se sostuvo durante seis días en los edificios derrumbados de #ÁlvaroObregón y #GabrielMancera en donde la madrugada del 25 de septiembre se detectaron señales de vida y se presume que cerca de 40 personas pudieran seguir encerradas. Las exigencias de familiares y brigadistas a los gobiernos de todos los niveles van en aumento mientras el tiempo crítico sigue corriendo.

Ante este panorama los usuarios recuerdan que es importante estar alertas, no solamente en la Ciudad de México sino en las demás localidades del país trastocadas por el sismo. Se exhorta a no olvidar casos con menor cobertura mediática pero igualmente importantes, como el de Santa Rosa Xochiac, Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco o los campamentos de familias indígenas que acampan en las colonias Roma y Juárez.

Entre las recomendaciones que se comparten entre los usuarios, se pide reportar irregularidades y velar porque las instituciones cumplan con protocolos mínimos de seguridad y de transparencia. Se exige pues que se informe de modo veraz y oportuno a la ciudadanía, que se respeten los protocolos internacionales sobre el uso de maquinaria pesada, que no se detengan indebidamente ni se obstaculicen los trabajos de rescate, que haya rendición de cuentas respecto de las empresas constructoras responsables de los edificios dañados, que se cumpla con todas las normativas de protección civil labores de reconstrucción y que se asegure la llegada de la ayuda a las zonas destinadas:

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.