¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Caso judicial español pone a prueba desafíos de la jurisdicción universal de los sirios

“Alepponica”, por Vasco Gargalo, usado con autorización.

Este artículo se reproduce aquí como parte de un acuerdo de asociación con Syria Untold.

Desde hace muchos años, los activistas sirios han estado arriesgando su bienestar físico y psicológico para documentar las violaciones del régimen de Assad. Gracias a estos esfuerzos, el conflicto sirio “va a ser uno de los conflictos nacionales más documentados en la historia, más que el Holocausto”, dicen los abogados del grupo de defensa legal Guernica 37 Cámara de Justicia Internacional.

Sin embargo, el camino a la justicia de las víctimas y sus familias está lleno de obstáculos políticos y legales, como ha demostrado el caso de Amal H. en España.

El hermano de Amal, Abdul-Mumen, desapareció durante la guerra y, como con miles de otros sirios, la única fuente de información que tenía sobre el destino de su ser querido eran fotos filtradas por un exmilitar y fotógrafo sirio conocido como Caesar.

Abdul-Mumen tenía nacionalidad española, lo que permitió a Guernica 37 invocar jurisdicción universal en España contra funcionarios del régimen responsables por su secuestro, tortura y posterior muerte.

Logo oficial de ‘Guernica 37′. Fuente: sitio web oficial.

Jurisdicción universal

No hay una sola definición de jurisdicción universal; las definiciones parecen variar entre los muchos académicos, tratados y leyes que se le relacionan.

Pero destaca una definición de jurisdicción universal que encuadra el concepto como jurisdicción penal basada únicamente en la naturaleza del delito, sin considerar dónde se cometió el delito, la nacionalidad del autor presunto o condenado, la nacionalidad de la víctima, o cualquier otra conexión con el Estado que ejerce esa jurisdicción.

Esto es particularmente relevante en casos de graves delitos  internacionales como tortura, genocidio, desaparición forzada, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y terrorismo de Estado.

Sin embargo, como dijeron Almudena Bernabau y Maite Parejo, abogadas de Guernica 37 a Syria Untold, las cosas en Madrid no son las ideales.

Nos contaron del laberinto de limitaciones de la jurisdicción universal en la legislación nacional española, y en la internacional y en los esfuerzos sirios que finalmente las llevaron a Amal. Stephen J. Rapp, exembajador plenipotenciario de Estados Unidos para la Oficina de Justicia Penal Global contactó a Amal con Guernica 37.

A pesar de los esfuerzos por mantener a Amal como fuente confidencial, su familia en Siria tuvo que ser reubicada de zonas bajo control del régimen a zonas controladas por rebeldes, que ahora viven bajo constante riesgo de bombardeos.

En esta entevista, Parejo explica por qué tuvieron que encontrar una víctima con nacionalidad española:

The provision of universal jurisdiction [in Spain] was reformed in 2014, and they legislated with a lot of requirements for the crime of ‘terrorism of the state’. We need to have, or the victims must have, the Spanish nationality.

La disposición de jurisdicción universal [en España] se reformó en 2014, y legislaron con muchos requisitos para el delito de ‘terrorismo de Estado’. Debemos tener, o las víctimas deben tener, nacionalidad española.

Bernabau explicó que encontrar a Amal fue clave:

They told me there's a woman we believe has the country code, 34 [Spain's Dialing Code], which means she lives in Spain and I told them ‘give me the phone number!’ I called and [Amal] was wonderful, and ready. She was ready to do something [about her brother].

Me dijeron que hay una mujer que creemos tiene el código de país 34 [código de discado para España], lo que significa que vive en España. Les dije: ‘¡denme el número de teléfono!’. Llamé y [Amal] fue maravillosa, y estaba lista. Estaba lista para hacer algo [sobre su hermano].

Legalidades y política

A pesar de su nacionalidad española, el caso de Amal no ha avanzado con fluidez.

El juez Eloy Velasco decidió aceptar el caso, pero el fiscal español apeló rápidamente. Fue un revés desconcertante, pero es solamente un paso en el proceso legal. Todavía hay confianza en la fuerza del caso y de su firme base jurisdiccional. La fiscalía impugnó la decisión de considerar a Amal como víctima, a pesar de haber perdido a su hermano violentamente sin juicio y de haber soportado las consecuencia de esta desaparición incomunicada más de dos años, antes de que su hijo identificara una foto de su cadáver torturado entre las fotos filtradas de Caesar.

Según el derecho internacional, también se considera víctimas a las familias de los desaparecidos o muertos sin juicio. Las leyes españolas tienden a tener una amplia definición de víctima, más aun tras las últimas enmiendas de 2015. La Constitución española también defiende el derecho de acceso a la justicia de las víctimas.

Sin embargo, Parejo explicó que algunos casos anteriores contra países como China y Estados Unidos, han dejado a los fiscales españoles con tendencias muy conservadoras hacia esas acciones legales. Hasta llevaron a reformas legales (en 2009 y 2014) que limitan la jurisdicción en casos internacionales en gran medida.

Aunque Siria no goza de la misma ventaja de los países antes mencionados, las leyes son las mismas para todos. Pero esto no significa que sea el final del camino, porque hasta un caso de Tíbet contra China ha llegado a la Corte Constitucional española.

En este video, Parejo dijo a Syria Untold que otros fiscales querían que las ‘víctimas directas’ como el hermano de Amal estuvieran presentes en España con una nacionalidad española, lo que le parece ‘absurdo’ pues él está entre los desaparecidos en Siria.

Bernabau sostuvo que es ‘ridículo’ e ‘inconstitucional’ dejar de lado el caso de Amal porque no es una víctima ‘directa’ como el derecho internacional define a las familias de las víctima también como víctimas.

El dilema del arresto

Aunque la jurisdicción universal y una definición más amplia de víctima podría permitir que se presentara el caso, los procedimientos judiciales requieren que el acusado esté bajo custodia en ese momento para que tenga lugar.

Los nueve oficiales sirios acusados son:

  • Ali Mamluk, jefe de la Oficina de Seguridad Nacional;
  • Abdul-Fattah Qudsiyeh, subjefe;
  • Mohammad Dib Zeitun, jefe del Directorado General de Seguridad;
  • Jamil Hasan, jefe del Directorado de Inteligencia de la Fuerza Aérea;
  • Faruq Al-Sharaa, exvicepresidente;
  • Mohamed Said Bekheitan, subjefe del partido gobernante Baath;
  • Major General Mohammad Al-Hajj Ali;
  • General Jalal Al-Hayek;
  • y Coronel Suleiman Al-Yusuf.

Todos han estado maniobrando cuidadosamente sus viajes al extranjero desde que empezó el levantamiento en Siria en 2011.

Eso hace que sea dificil que la policía española los pueda detener, pero la sola presentación del caso permite que se emitan órdenes de arresto internacional en su contra, lo que limita más su movilidad y sus bienes en el extranjero corren el riesgo de confiscación.

Esto significa que un caso así “inicia un proceso de rendición de cuentas”, según Stephen J. Rapp, exembajador plenipotenciario de Estados Unidos para la Ofcina de Justicia Penal Global.

Los funcionarios del régimen de Assad han estado administrando violencia organizada con impunidad durante años, y la sola existencia de una investigación legal limita su confianza y agrega obstáculos a cometer otras violaciones.

Un revés, pero el caso sigue fuerte

Después de que el juez Manuel García Castejón se hizo cargo del caso después del juez Velasco, la apelación fiscal fue aceptada por la mayoría de un panel de destacados jueces el 21 de julio, por razones relacionadas con la definición de víctima. Esta razón no ha sido comunicada oficialmente aún a Guernica 37, cuyos abogados prefirieron no comentar sobre la sentencia.

Sin embargo, confirmaron a Syria Untold que “si la decisión de la Corte Nacional española se basa en los argumentos presentados por la fiscalía, que fueron impugnadas por nuestro equipo legal, la decisión podría ser motivo de apelación ante la Corte Suprema española”.

Agregaron que la aceptación de la apelación no constituye una derrota:

[Our legal team] will exhaust all available means and legal resources at its disposal to pursue justice for the thousands of victims of the Syrian conflict. This is a setback and we are of course disappointed, but this is just a step in the legal process. We remain confident in the strength of our case and its firm jurisdictional basis.

[Nuestro equipo legal] agotará todos los medios y recursos legales disponibles a su disposición para buscar justicia para los miles de víctimas del conflicto sirio. Este es un revés, y por supuesto que estamos desconcertados, pero esto es solamente un paso en el proceso legal. Seguimos confiados en la fuerza de nuestro caso y su firme base jurisdiccional.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.