Hasta el momento, nueva estrategia jamaicana para combatir la delincuencia es aceptada con cautela

Vehículo de la policía de Jamaica en Spaulding, Jamaica. Foto de Jason Lawrence, CC BY 2.0.

Ha sido un largo y caluroso verano para la fuerza policial jamaicana. La isla ha estado luchado contra un intenso y sostenido aumento de los delitos –principalmente, homicidios– que suman más de mil en 2017.

Como es de esperarse, la ola de delitos ha creado un estado de ansiedad cada vez mayor entre los jamaicanos. En agosto, se vio mayor número de homicidios en lo que va del año –también el mayor número desde las operaciones de seguridad de 2010 en Tivoli Gardens.

UNICEF Jamaica tuiteó una estadística impactante:

Los homicidios infantiles aumentaron un 46% este año.
😢

Ha aumentado la preocupación general no solo en cuanto al número de víctimas jóvenes de los homicidios, sino también en cuanto a la angustia y el trauma que sufren los niños en comunidades inestables durante las vacaciones escolares. Con el inicio del nuevo período escolar a comienzos de septiembre, se ha incrementado la preocupación por el posible impacto que puede tener esta situación sobre la capacidad de los niños para rendir con normalidad y concentrarse en aprender.

Una joven escritora publicó un video en Facebook sobre el homicidio de un chico de 14 años, la misma edad que tiene ella.

El 1 de septiembre de 2017, el primer ministro Andrew Holness anunció que se establecerá la primera «Zona de Operaciones Especiales (ZOSO, por sus siglas en inglés) en el distrito de Mount Salem, cerca de la Bahía de Montego, zona donde han aumentado las guerras entre bandas de manera gradual durante los últimos tres años.

¿Qué es una ‘ZOSO'?

Para entender la situación actual, es necesario retroceder en el tiempo, a mediados de julio, cuando el gobernador general, Sir Patrick Allen, aprobó la ley, de engorroso nombre, Law Reform (Zones of Special Operations) (Special Security and Community Development Measures) Act 2017 [Ley de Reforma (Zonas de Operaciones Especiales) (Medidas Especiales de Seguridad y Desarrollo Comunitario), promulgada en 2017].

Básicamente, esta ley permite al primer ministro, con la recomendación del Consejo de Seguridad Nacional, declarar zona de operaciones especiales y medidas de desarrollo comunitario cualquier zona de Jamaica con altos índices de criminalidad. Los cordones policiales y los toques de queda no serán características permanentes de las ZOSO, sino que se implementarán por períodos breves. Una disposición importante de la nueva ley es que se establecerá un Comité de Intervención Social en cada ZOSO, para garantizar las condiciones de la zona, incluida infraestructura física, condiciones de salud, vivienda y otras necesidades sociales básicas.

Tras la aprobación de la ley al cierre de la sesión parlamentaria, cuyo intenso debate en la Cámara Alta duró doce horas, hubo una pausa de seis semanas. El Parlamento entró en receso, mientras las fuerzas de seguridad recibían entrenamiento para actuar en las ZOSO. En este período, el líder de la oposición, Peter Phillips, empezó a cuestionar cada vez más el momento en que se anunciaría la primera ZOSO, mientras que los medios especulaban sobre qué comunidad con problemas elegiría el primer ministro con la recomendación del Consejo de Seguridad Nacional.

Mientras tanto, la Oficina del Primer Ministro compartió información sobre la ley a través de publicaciones en redes sociales:

La Ley de Zonas de Operaciones Especiales otorga especial atención a los derechos humanos.

Desde el anuncio del 1 de septiembre, el primer ministro difundió de manera continua tuits y publicaciones con información y actualizaciones sobre las ZOSO. El domingo 3 de septiembre, visitó Mount Salem con un equipo formidable, que contaba con el parlamentario de la zona, la procuradora general, el ministro de Seguridad Nacional y la ministra de Asuntos Exteriores. Los políticos incluso interrumpieron una partida de dominó:

AHORA: El primer ministr Andrew Holness, el ministro de Seguridad Montague, la procuradora general MalahoForte y la ministra de Asuntos Exteriores, Kamina J. Smith recorren Crawford St., Mount Salem.

Un tuitero observó de manera sarcástica:

Sondeo de opinión: ¿Dónde debería establecer su primera Zona de Operaciones Especiales Andrew Holness?
Respuesta del observador: Gordon House.

(Gordon House hace referencia a las Cámaras del Parlamento jamaicano.)

Filtraciones, líneas directas y engaños políticos

Una preocupación mayor surgió en Twitter, cuando un medio de comunicación acusó a otro de haber filtrado la información sobre Mount Salem antes del anuncio del primer ministro, lo que posiblemente dio ventaja a los delincuentes para que abandonaran la comunidad. Un oyente comentó:

A las 6:30 RJR News lo informó y luego se corrigió diciendo que era sólo un toque de queda en Mount Salem, Ahora el primer ministro declara ZOSO el mismo lugar. ¿Filtración?

Tal vez inevitablemente, estuvo involucrado algún engaño político. Un volante –presuntamente del partido opositor People's National Party (PNP), que ofrecía una línea directa y otros «beneficios»– resultó ser falso:

Este imagen no fue publicada por el PNP. Es evidente que gente con malas intenciones está trabajando para manchar nuestra imagen.

Sin embargo, el primer ministro tuiteó:

Se pide a las personas con quejas y consultas que llamen a la línea ZOSO:
1-888-225-ZOSO
1-888-225-9676

———
No se dejen engañar, hay una sola línea directa de atención al público de #ZOSO.

Sin embargo, la oposición instaló su propia línea telefónica –independiente del número oficial de ZOSO– para asistir a los habitantes de la zona que puedan tener alguna queja relacionada con abusos de derechos humanos por parte de la policía o las fuerzas militares:

Para denunciar abusos durante operaciones ZOSO con nuestro equipo legal, llamar a 361-ZOSO y 361-9676.
——–
Hemos instalado la línea 361 9676 para que los habitantes que sientan que se han violado sus derechos puedan presentar una queja y comunicarse con nuestro equipo jurídico.

Aunque quedan algunas preguntas sobre aspectos del plan que no se han implementado, ZOSO, que inmediatamente mostró presencia en las redes sociales, compartió detalles sobre sustanciales recompensas por la recuperación de armas y municiones y por información sobre personas buscadas por la policía en una conferencia de prensa que dio el primer ministro y las fuerzas de seguridad el domingo, y que se transmitió en vivo por Facebook:

Di lo que sabes y gana dinero.

4. Para información que lleve a recuperar los siguientes tipos de pistolas y municiones, la recompensa es de:
– Rifles: $150,000
– Pistolas semiautomáticas: $100,000
– Revólveres: $75,000
– Explosivos: Negociable
– Municiones: Negociable
El sistema para detener la delincuencia será resopnsable del pago de las recompensas
.
————
Grandes recompensas por información que lleve a la recuperación de armas ilegales y municiones. #ZOSO

ZOSO también difundió fotos de residentes de Mount Salem que interactúan con las fuerzas de seguridad:

Residentes de #ZOSO intercambian cortesías con miembros de la fuerza conjunta en un centro de control en Mount Salem.

¿La delincuencia migrará?

Cabe preguntarse si la declaración de una zona no hará más que empujar a los delincuentes hacia otra área. El bloguero Dennis Jones observó:

Many security operations in Jamaica have tended to create what I term ‘whackamole’ situations, where crime is ‘tackled’ in one area, only for it to move its centre to another area. How good the security forces will be in avoiding that will need time to assess.

…One hopes that not only will the spate of killings decline rapidly, and stay down, but the finding of perpetrators needs to also increase significantly, if the local population and the nation are to believe that things are really changing in terms of criminal justice. For example, it’s all well and good to cite the number of murders in Mount Salem in recent years, but how many were ‘solved’ and where are the culprits?

Muchos operativos de seguridad en Jamaica contribuyeron a crear lo que llamo situaciones «Golpea al topo», en las que se «aborda» el delito en una zona, solo para que su centro se traslade a otra zona. Qué efectivas son las fuerzas de seguridad para evadir lo que necesita tiempo para afirmarse.

Esperamos que disminuya la serie de homicidios rápidamente y que se mantenga baja, pero también es necesario que aumente de manera significativa la búsqueda de los perpetradores de esos delitos, para que la población local y la nación crean que las cosas están cambiando en términos de justicia penal. Por ejemplo, está bien registrar la cantidad de homicidios cometidos en Mount Salem en los últimos años, pero ¿cuántos de ellos se «resolvieron» y dónde están los culpables?

Martin Henry, administrador universitario y columnista, hizo eco de ese sentir:

Our security forces, with full respect for human rights, must move to take control of the town centres and commercial hubs and transport centres by sheer presence. September morning, as the children head back to school, would be a great time. The forces must control with presence the known urban crime hotspots. They must police the softer quality of life laws as well, which will not only improve quality of life but send a massive national signal of seriousness of intent in restoring law and public order. We will need roaming rapid response backup units.

ZOSOs, on their own, especially if too few, are very likely to produce the balloon effect of pushing crime into other areas. Let's do it right this time and tackle this national public emergency on a broad enough front, in a sustained enough manner, and with enough resources provided for real success.

Nuestras fuerzas de seguridad, en pleno respeto de los derechos humanos, deben movilizarse para tomar control de los centros urbanos, comerciales y de transporte con su mera presencia. A principios de septiembre, cuando los chicos vayan a la escuela, sería un buen momento. Las fuerzas, con su presencia, deben controlar los puntos urbanos de delincuencia conocidos. Asimismo, deben hacer aplicar las leyes más suaves sobre la calidad de vida, que no solo mejoran la calidad de vida, sino que también envían una señal masiva a nivel nacional de la seriedad del intento de restaurar la ley y el orden públicos. Necesitaremos unidades de refuerzo listos para actuar que recorran la zona.

Las ZOSO por sí solas, en especial si son pocas, pueden producir un «efecto globo» que empuje el delito a otras áreas. Hagámoslo bien esta vez y encaremos la emergencia pública nacional en un frente lo suficientemente amplio, en un modo bien sostenido y con los recursos necesarios para proveer un éxito real.

Rodje Malcolm, activista de derechos humanos, mostró su preocupación por el problema de la libertad de movimiento:

Historias de la zona: un hombre no puede ir a una entrevista de trabajo porque no puede salir de su casa. Un chica que vive en St. Mary no puede ir a casa de su familia.

Sin embargo, la fuerza policila de Jamaica intentó demostrar a la sociedad que las ZOSO serían muy distintas a las operaciones en Tivoli.

Hubo algunas quejas menores por parte de los residentes, la mayoría fueron transmitidas por los medios. Algunos reclamaban que no tenían ninguna identificación para mostrar a las fuerzas de seguridad (el año próximo se presentará un nuevo sistema de tarjetas de identidad a nivel nacional). Un septuagenario se quejó pues le impidieron hacer su ejercicio matutino:

Vecino de Mount Salem le dice al primer ministro que un soldado no le permitió hacer la caminata que le recomendó su médico, pero la policía lo autorizó.

El exdefensor público Greg Christie –quien publica frecuentes tuits sobre conflictos con los derechos humanos– fue más positivo y declaró:

1/3 El Gobierno de Jamaica ha ido más lejos que nadie en la prevención de abusos de derechos humanos al implementar su iniciativa antidelictiva #ZOSO.

Sin embargo, más allá de sus puntos de vista o convicciones políticas, una cosa es clara: los jamaicanos quieren terminar con el fantasma de la delincuencia, que se ha llevado tantas vidas. Un tuitero frecuente y personalidad de los medios enfatizó:

TODOS Y CADA UNO DE LOS CIUDADANOS BIEN INTENCIONADOS, DECENTES, HONESTOS Y RESPETUOSOS DE LA LEY quieren que ZOSO Jamaica funcione y genere los resultados deseados… no hay tiempo para la política.

No hay lugar para juegos y evasivas cuando se trata de la delincuenca… Partido Laborista de Jamaica, Partido Nacional Popular… Movimiento Democrático Nacional, aunque no lo crean, bueno, todos deberían querer que la delincuencia disminuya.
——–
Entiendo el objetivo de Rodney Campbell. Lo único que quiere toda Jamaica es que ZOSO Jamaica funcione por un país mejor, incluida una policía «limpia».

Dejando de lado las expectativas, el último programa antidelictivo está todavía en ejecución.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.