¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los mozambiqueños quieren saber si el grupo militante al-Shabaab estuvo detrás de ataques a puestos policiales

Militantes del grupo extremista, que actualmente controla cerca de un tercio de Somalia y ha realizado ataques en otros países africanos. Foto: captura de pantalla de un reportaje de 2013 de Channel 4 en YouTube.

Cerca de 30 enmascarados atacaron tres puestos policiales al norte de Mozambique durante tres días, lo que hizo sospechar que el grupo militante al-Shabaab, que durante años ha luchado violentamente para imponer su intolerante interpretación de la ley islámica en Somalia, podría tener presencia en el país.

Los tres puestos policiales están esparcidos en un área de 70 kilómetros en el distrito de Mocímboa da Praia, cerca de la frontera con Tanzania, y fueron atacados simultáneamente entre el 5 y 7 de octubre, lo que indica un metódico plan de acción.

Según un portavoz de la policía, el enfrentamiento dejó 16 muertos, dos oficiales de policía y 14 atacantes armados. Las fuentes locales, según un informe del sitio web de noticias NNA, afirmó que los atacantes portaban armas de las fuerzas de seguridad, y que la policía capturó vivos a algunos militantes a los que estaban interrogando.

Relatos policiales también afirmaron que los hombres armados hablaban al menos tres idiomas: kiwali, un idioma local, portugués, el idioma oficial de Mozambique, y suajili, que habla gran parte de la población de los países de la región de los Grandes Lagos africanos.

Se sospecha que el grupo tiene vínculos con al-Shabaab, que actualmente controla cerca de un tercio de Somalia y ha llevado a cabo ataques en otros países africanos.

El grupo somalí surgió en 2006 luego de la desarticulación de la Unión de Cortes Islámicas, derrotada por el ejército etíope y perdió control de la capital, Mogadiscio, que controlaba desde 2000. Somalia está sin gobierno efectivo desde 1991 y ha sufrido de luchas entre diferentes facciones.

Al-Shabaab, cuyo nombre significa “los jóvenes” en árabe, predice el wahhabismo, interpretación fundamentalist del Islam que se origina en Arabia Saudita, y apoya una estricta aplicación de la sharia que incluye muerte por apedreamiento para las mujeres acusadas de adulterio y la amputación de manos por robo.

Cerca del 18% de la población de Mozambique se identifica como musulmana, y la mayoría vive al norte del país.

Las autoridades policiales nacionales afirmaron que aún es imposible saber si estos ataques fueron orquestados por al-Shabaab, pero las preguntas se hacen más fuertes en medios sociales.

El destacado cometarista Egídio Vaz planteó algunas preguntas:

‘’ (…) Se o que temos em Mocímboa é ou não Al-Shabaab, aqui vão as minhas ideias.
– Dada a porosidade das nossas fronteiras, segurança e sistemas de controlo, é mesmo possível que esses sejam Al-Shabaab.
– Todavia, não creio que esses estejam em Moçambique para pregar o seu jihad. Pode ser que façam deste país seu campo de recrutamento, treino para depois “exportar” esses soldados para os seus vários campos de batalha.
DE UMA OU DE OUTRA FORMA, esses tipos estão lá. As autoridades moçambicanas devem lidar com eles sob pena de mais uma vez o país ser visto como albergue de inimigos internacionais, receio que há muito habita em muitas capitais do norte global. (…) ‘’

Ya sea que lo que tenemos en Mozambique es Al-Shabaab o no, estas son mis ideas:

- Dada la porosidad de nuestras fronteras, seguridad y sistemas de control, es realmente posible que fuera Al-Shabaab.
– Sin embargo, no creo que estén en Mozambique para predicar su yihad. Puede ser que estén haciendo del país su campo de reclutamiento y entrenamientos para luego “exportar” estos soldadios a sus diversos campos de batalla.

DE UNA U OTRA MANERA, están aqjuí. Las autoridades mozambiqeñas deben enfrentarlas a riesgo de que el país sea considerado de nuevo como refugio para enemigos internaionales, temor de muchos que viven en muchas capitales del norte global.

El periódico O País entrevistó a habitantes de Mocímboa da Praia –que tiene poco más de 25 habitantes– e informó que “ninguno de los habitantes de la aldea tiene la menor duda de que los ataques fueron perpetrados por miembros de la mencionada secta de Al-Shabaab”.

Según fuentes entrevistadas para este informe, al-Shabaab opera en dos mezquitas que fueron abandonadas en los días en que ocurrieron los ataques, y sus líderes sostuvieron que los monumentos cívicos y cristianos de la ciudad fueran demolidos y que se aplicara una estricta interpretación de la ley islámica.

En el informe, el comerciante Amade Mussa dijo que la mayoría de los adherentes a la mezquita en cuestión eran lugareños, hombres de entre 25 y 35 años de edad:

Eles todos são daqui de Mocímboa da Praia, conhecemos. Outros vêm de Mocoche em Macomia, outros vêm de Palma, Nangade e Montepuez. Os outros são daqui, conhecemos. Mas desde o dia 6, fugiram. Se tem pessoas que vêm da Somália ou outro país, não sei.

Son todos de aquí de Mocímboa da Praia, los conocemos. Otros vienen de Mocoche en Macomia, otros vienen de Palma, Nangade y Montepuez. Los otros son de aquí, los conocemos. Pero desde el 6, huyeron. Si hay personas que vienen de Somalia, no lo sé.

Fernando Neves, presidente del distrito de Moacimba da Praia, confirmó lo dicho por Amade, pero señala que esto no necesariamente implica un vínculo directo con al-Shabaab en Somalia.

São jovens que pensam que, quando fazem aquilo, pertencem àquele grupo, mas eles não têm nenhuma ligação.

Son jóvenes que piensan que, cuando hacen eso, pertenecen a ese grupo, pero no tienen ninguna relación.

João Ventura es un ciudadano angoleño que teme que esta violencia también puede llegar a su país:

‘’ Facto: Em Moçambique aconteceram ataques armados coordenados numa cidade do interior primeiramente atribuídos a desconhecidos.
Causadores: Fundamentalistas islâmicos que se auto denominam de Alshabab.
Intenção: estabelecer um estado islâmico em Moçambique.
Lição a reter: A propagação do islamismo deve ser muito bem controlado e monitorado em Angola pra evitar actos similares.
Avisos e exemplos não faltam.’’

Hecho: En Mozambique, ocurrieron ataques armados coordinados en una ciudad del interior del país, originalmente atribuidos a atacantes desconocidos.
Perpetradores: Fundamentalistas islamistas que se declaran como de Al-Shabab.
Intención: Establecer un estado islámico en Mozambique.
Lección a aprender: La propagación del islamismo debe estar muy bien controlada y vigilada en Angola para evitar hechos similares.
No faltan los avisos y los ejemplos.

Ashraf Sidat es un musulmán mozambiqueño que instó a las personas a no dejarse llevar por el miedo, pues estos grupos buscan dividir el país:

‘’ *IRMÃOS MOCAMBICANOS*…
Não caiam na armadilha, não caiam na tentação do explorador… Isso que aconteceu no norte do país tem como objetivo criação de guerra como único objetivo de países estrangeiros de dividir e reinar …! Como fazer isso!
Primeiro atacam a corrupção se isso não resolve, aliam se ao partido oposto munindo de armas e poder. Mesmo assim se isso não se resolver então vão para dentro de pais criar ódio e raiva entre tribos e religiões …isso tudo para criar guerra!
Nós todos temos conhecimento que nosso país tem riquezas no Norte concretamente e essa riqueza está c mau olhar deles. Querem guerras e mortes para poder financiar as ambas as partes do conflito e eles cobrarem a dívida de guerra com recursos.
Gás petróleo e diamantes e ouro! ’’

*HERMANOS MOZAMBIQUEÑOS*…
No caigan en la trampa, no se dejen engañar por el explotador… Lo que ocurrió en el norte del país tiene el fin de crear guerra, pues el único objectivo de los países extranjeros es dividir y reinar… ¡Cómo hacer esto!
Primero, atacan la corrupción, y si eso no funciona, se alían con el partido de oposición, le dan armas y poder. Si esto tampoco funciona, entonces van dentro del país para crear odio y rabia entre las tribus y religiones… ¡todo para crear guerra!
Todos sabemos que nuestro país tiene riqueza en el norte y esa prosperidad es su maldición. Quieren guerras y muerte para poder financiar a ambos lados del conflicto y cobrar la deuda de guerra con recursos.
¡El gasóleo y los diamantes son oro!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.