Ventanas cerradas y prohibición de vender cuchillos, consecuencias del refuerzo de seguridad en Pekín

Imagen de Badiucao titulada “Pensamiento de Xi Jinping”, de Hong Kong Free Press.

Antes del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista Chino, a llevarse a cabo el 18 de octubre, las autoridades de Pekín han puesto en marcha distintas medidas de seguridad en la ciudad que están provocando fuertes inconvenientes a los habitantes, como restringir el alquiler de apartamentos por periodos cortos y prohibir a los restaurantes el uso de gas en las cocinas.

Los delegados del congreso, que se celebra cada cinco años, elegirán a los líderes del Partido Comunista Chino. El último congreso tuvo lugar en 2012, y fue entonces cuando el presidente chino Xi Jinping se alzó como figura más poderosa del país. Se espera que este congreso consolide aún más su poder.

Para asegurar que el congreso se desarrolle según lo previsto, todos los habitantes de Pekín deben pasar por duros controles de seguridad. Según el medio gubernamental estadounidense Voice of America, los servicios de alquiler de apartamentos por periodos cortos se suspenden entre el 11 y el 31 de octubre, se ha ordenado a las tiendas que no vendan cuchillos, tijeras ni herramientas para cortar, y a numerosos restaurantes se les ha exigido que no cocinen con gas para evitar que se produzcan incendios accidentales durante el congreso.

El tuitero @redfireage publicó el aviso de un restaurante pekinés sobre la prohibición de emplear gas:

(Cartel en la imagen:) Para asegurar que el XIX Congreso se desarrolle sin problemas, se ha prohibido a este restaurante usar gas del 13 al 25 de octubre. Durante ese periodo solo podremos servir platos fríos y menús del día. Nuestras disculpas por los inconvenientes causados.
————
(Tuit:) El acto más infame y perverso.

Imagen de Weibo

Además, a principios de la semana del 16 de octubre, en Pekín y otras ciudades importantes, como Cantón o Shanghái, se han establecido puestos de control de seguridad en las estaciones de metro. Un usuario de la plataforma social Weibo publicó fotos de las colas que se han formado en varias estaciones del metro de Pekín con este comentario:

今日的北京…地面车多人多,地下?地下根本下不去….因为打今起北京地铁全路网实施“人物同检”!就是你在机场过安检怎么检,地铁里就怎么检。这可苦了早上上班的好青年们啊…明天可得早点出门,千万别带有的没的,要严格要求自己同志们,为中国富强而努力!

Pekín hoy… En las calles, muchos autos y gente. ¿Tomar el metro? Imposible entrar en la estación porque hoy todas las líneas han puesto en marcha controles de seguridad de pasajeros y equipajes. Eso significa que los controles de seguridad del metro son como los de los aeropuertos. Los jóvenes que tienen que hacer largos trayectos hasta su trabajo van a pasarlo realmente mal, deben partir muy temprano, y recuerden, no lleven cosas inútiles. Sea autodisciplinado para que China sea rica y poderosa.

“Por mala que fuera la Banda de los Cuatro, nunca me exigieron que cerrara las ventanas”

“Sea autodisciplinado” es la forma de exigir que la gente no se queje por las medidas de seguridad. En realidad, en los medios sociales chinos, donde se censura por rutina cualquier contenido que no satisfaga el discurso oficial del Gobierno, la mayor parte de los comentarios sobre estos controles son positivos.

La historia viral que se relata a continuación es una de las pocas excepciones. Empezó circulando en la aplicación de mensajería WeChat, y después comenzó a publicarse en todas partes una captura de pantalla con el título “Por mala que fuera la Banda de los Cuatro, nunca me exigieron que cerrara las ventanas”. La Banda de los Cuatro era un grupo de líderes del Partido Comunista Chino ─entre ellos, la viuda de Mao─ que fueron condenados por traición por su papel en la Revolución Cultural, un movimiento que entre 1966 y 1976 purgó a los que consideraba ideológicamente “impuros”.

Esta es la historia viral:

In the afternoon of the day before yesterday, someone knocked at my door and I heard quite a number of people talking in the corridor. I thought it was the delivery men and opened the door without unlocking the security chain. I saw a number of rude guys and asked them what was the matter? One of them said: Check if your back window is properly closed. I answered: There is no storm or rain, why should I close my window? Moreover, whether I close my window or not is none of your concern. He said: Xijing Hotel is hosting a meeting, residents here have to close the windows facing the hotel. I answered: Xijing Hotel always has meetings, what does their meeting have to do with my windows? The police officer standing to the side said: Just close the windows for one hour. I answered: So after one hour you'll alert us and announce that we can open the windows again? This building belongs to [state press agency] Xinhua and the residents are retired Xinhua cadres who have lived here for 50 to 60 years. Since when do we have to shut our windows when you have meeting? The Gang of Four was anti-revolutionary, how evil they were. The Gang of Four always had their meetings in the Xijing Hotel, but they never asked us to close our windows. What are you doing here? The leader who stood at the back said to let it be and asked his team to leave.

Anteayer por la tarde, alguien llamó a mi puerta, y oí a mucha gente hablando en el descansillo. Pensé que era el repartidor y abrí la puerta sin pasar la cadena de seguridad. Vi a un grupo de hombres toscos y les pregunté qué pasaba. Uno dijo: “Compruebe si su ventana trasera está bien cerrada”. Yo contesté: “No llueve ni hay tormenta, ¿por qué debería cerrar la ventana? Además, si yo cierro o no las ventanas no es asunto suyo”. Me dijo: “El hotel Xijing celebra una reunión, quienes viven cerca tienen que cerrar las ventanas orientadas hacia el hotel2. Yo contesté: “El hotel Xijing siempre celebra reuniones, ¿qué tiene que ver su reunión con mis ventanas?”. El policía que estaba a un lado dijo: “Limítese a cerrar las ventanas durante una hora”. Yo contesté: “¿Y dentro de una hora nos alertarán y nos anunciarán que ya podemos abrir las ventanas de nuevo? Este edificio pertenece a la agencia estatal de prensa Xinhua, y acá viven empleados retirados que llevan 50 o 60 años viviendo aquí. ¿Desde cuándo tenemos que cerrar nuestras ventanas cuando ustedes se reúnen? La Banda de los Cuatro era antirrevolucionaria, era diabólica. La Banda de los Cuatro se reunía en el hotel Xijing, pero nunca nos exigieron que cerráramos las ventanas. ¿Qué hacen aquí?”. El que los dirigía, que se había mantenido detrás, dijo que lo dejaran y pidió a su equipo que se marcharan.

La veterana periodista Gao Yu también publicó en Twitter la captura de pantalla de esta historia junto con más detalles sobre los controles de seguridad de Pekín:

Pekín ha sufrido una serie de accidentes durante el día de la fiesta nacional. Hubo un incendio con víctimas humanas. Antes del XIX Congreso, la policía ha asumido la responsabilidad de prevenir incendios. La oficina de seguridad pública de la ciudad también ha dado orden de comprobar todas las tiendas que proporcionan servicios como impresión, producción y fotocopia de carteles y pancartas de tamaño mayor al A3. Deben asegurarse de que sus máquinas están adecuadamente registradas, de lo contrario no pueden operar. Seguro que la historia viral de abajo ha causado algún quebradero de cabeza en la comisaría.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.