¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Presidente de Parlamento de Etiopía renuncia por “falta de respeto” a los oromo: ¿Está cambiando el equilibrio de poder?

Manifestación final del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope en Adís Abeba en 2010. Foto de BBC World Service (Uduak Amimo) vía Flickr. CC BY-NC 2.0.

Acontecimientos recientes indican que la coalición multiétnica que gobierna Etiopía, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), está en guerra con ellos mismos, y algunos temen qie la lucha de poder pueda desestabilizar al país.

Sin embargo, otros esperan que pueda señalar a la creciente influencia de la mayoría étnica de los oromo en la política.

El asunto salió a la luz en octubre, cuando Abadula Gemeda, presidente del Parlamento etíope, dijo que renunciaría a su puesto y dejaría su cargo. Abadula concedió una extensa entrevista a la televisora estatal, donde dijo que perdió interés en la presidencia porque “a mi gente y mi partido les faltaron el respeto” y explicó sus planes de luchar para “recuperar el respeto que los oromo merecen”.

Abadula es miembro fundador de la Organización Popular Democrática Oromo (OPDO), uno de los cuatro partidos étnicos que conforman el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, EPRDF. Los otros tres son el Movimiento Democrático Nacional Amhara (ANDM), el Movimiento Democrático de los Pueblos del Sur de Etiopía (SEPDM) y el Frente de Liberación del Pueblo Tigré (TPLF).

Estos cuatro partidos tienen la intención de representar un grupo étnico particular, pero comparten la misma ideología, asociación política y preferencias de políticas. De todos, el TPLF es el partido predominante, se presenta como protector del interés de los tigré. A ANDM y OPDO se les percibe como cómplices dispuestos del TPLF, pero se retratan como representantes de las comunidades amhara y oromo respectivamente. El SEPDM es una amalgama de partidos políticos de numerosos grupos étnicos minoritarios. Se le suele considerar como dependiente de dependiente porque se formó como subordinado de los otros tres.

Las diferencias en el poder ejercidas por los diferentes partidos no se corresponden con el tamaño de las comunidades que representan. En términos de tamaño de población, los oromo son el mayor grupo étnico en Etiopía. Según un censo realizado en 2007, los oromo conforman hasta el 34.% de la población del país, los amhara representan cerca del 27% y los pueblos del sur etíope llegan al 14%.

Aunque los tigré representan solamente el 6.1% de la población, dominan las oficinas militares de mayores rangos que controlan la seguridad e inteligencia de la nación.

En parte, la marginación del pueblo oromo ha avivado un gran movimiento de protesta en los tres últimos años. En Oromia, región de Etiopía donde vive la mayoría de los oromo, se llevan a cabo manifestaciones diarias contra el TPLF, y se dice que las manifestaciones tienen el respaldo encubierto de los miembros del OPDO.

Es por eso que algunos vieron que la renuncia de Abadula destaca el creciente poder del OPDO, partido que a menudo ha sido acusado de administrar las intenciones políitcas del TPLF en Oromia. Desde el extranjero, el destacado líder opositor Lencho Bati se expresó en Facebook:

In my opinion, his resignation is like throwing a gasoline to the fire that is already out of control. It is a historical step that signals and symbolizes end of OPDO's submission to Tigreans dominance.

En mi opinión, su renuncia es como arrojar gasolina a un incendio que ya está fuera de control. Es un paso histórico que señala y simboliza el final de la sumisión de la Organización Popular Democrática Oromo al dominio de los Tigres.

Otros expresaron que la partida de Abadula era propaganda. Abebe Gelaw, destacado activista opositor, escribió:

TPLF is good at recycling its use-and-throw officials. The “resignation” of Abadula from his ceremonial position in TPLF's rubber stamp parliament is not as significant as some would like us to think. It is to be remembered that the former prisoner of war, whose real name was Menase Wolde Giorgis, was once made a Major General. In 2005, he was made to vacate his position as Minister of Defense and was rebaptized Ato Abadula Gemeda, “President” of Oromia regional state. It is a folly to expect someone who leads a fake life–with fake name given to him by the TPLF, fake power and even fake degrees he bought for cheap to become a champion of the people he has betrayed throughout his adult life. The plain and simple truth is that Abadula is one of these political prostitutes owned and enslaved by the TPLF. This is a reality he has accepted for far too long. His resignation is not even a symptom of the crisis in TPLF's tyranny because the crisis is obvious without a puppet's resignation. We will wait and see what his masters will do with him again.

El TPLF es bueno para reciclar a sus funcionarios descartables. La “renuncia” de Abadula a su puesto ceremonial en el Parlamento tramitador del TPLF no es tan significativo como algunos nos quieren hacer creer. Se debe recordar que el exprisionero de guerra, cuyo nombre real es Menase Wolde Giorgis, fue alguna vez nombrado como general mayor. En 2005, le hicieron dejar su puesto como ministro de Defensa y lo rebautizaron como Ato Abadula Gemeda, “presidente” del estado regional de Oromia. Es un disparate esperar que alguien que lleva una vida falsa –con un nombre flaso que le dio el TPLF, poder falso y hasta grados falsos que compró baratos se convierta en defensor del pueblo que ha traicionado toda su vida adulta. La verdad simple y llana es que Abadula es una de esos políticos que se prostituyen y pertenecen a TPLF, que los esclaviza. Esta es una realidad que ha aceptado demasiado tiempo. Su renuncia ni siquiera es un síntoma de la crisis en la tiranía del TPLF porque la crisis es obvia sin su renuncia de mentira. Esperemos para ver qué volverán a hacer sus dueños con él.

Sin embargo, parece que el dominio político absoluto del TPLF de los últimos 25 años parece estar desvaneciéndose, y la coalición gobernante es frágil.

La renuncia de Abbadula, presidente de los representantes en será el inicio para revelar discrepancias con EPRDF.

Este tuit de BefeQadu resultó ser profético, pues Bereket Simon, miembro fundador de ANDM, renunció a su cargo como asesor del primer ministro menos de una semana después de la renuncia de Abadula.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.