¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Para​ ​el​ ​kebab​ ​sí, ​para​ la ​revolución​ ​no: El rol de los migrantes en la lucha catalana

“Bandera catalana en Figueres”. Fotografía de ‘Kippelboy’ via Wikipedia. CC BY 3.0

La siguiente es una versión re-editada del artículo escrito por Irina Illa Pueyo para Afroféminas en el marco de los debates por la independencia de Cataluña.

“Sin migrantes no hay revolución” fue​ ​la​ ​consigna​ ​cantada​ ​en​ ​la manifestación​ ​del​​ ​3​ ​de​ ​octubre​ ​en​ ​Barcelona.​ ​Éramos​ ​un​a ​multitud considerable,​ ​por​ ​lo​ ​que​ ​las​ ​consignas​ ​se​ ​iban​ ​cantando​ ​según​ ​salían​ ​de​ ​los​ ​diversos megáfonos.

Palabras​ ​como​ ​”mujer”,​ “​abuelas”​,​ “​pueblo”,​ “​trabajadores”,​ “​proletariado”,​ “​anticapitalismo”, “antifascismo”,​ ​”independentismo”​ ​eran​ ​en​ ​su​ ​mayoría​ ​aceptadas, pero​ ​cuando​ ​llegó​ ​el​ ​turno de​ ​decir​ “migrantes”​​ ​nos​ ​quedamos​ ​solxs.​ ​Megáfono​ ​en​ ​mano​ ​no​ ​perdimos​ ​aire​ ​ni aliento​ ​en​ ​subir​ ​el​ ​tono,​ ​y​ ​de​ ​los​ ​cinco​ ​sentidos​ ​que​ ​tiene​ ​el​ ​ser​ ​humano​ ​para​ ​actuar, en​ ​aquel​ ​momento​ ​solo​ ​respondieron​ ​las​ ​orejas​ ​y​ ​unos​ ​ojos​ ​grandes​ ​y​ ​atónitos​ ​de​ ​la población​ ​ante​ ​tal​ ​palabra.​ ​Parecía​ ​que​ ​tal​​​ ​término​ ​fuera​ ​desconocido​ ​o,​ ​más​ ​bien aún;​ que los presentes​​ ​no​ ​estuvieran​ ​preparados​ ​para​ ​incluir​ ​siquiera​ ​de​ ​una​ ​forma​ ​simbólica​ ​a​ ​este colectivo.

Me​ ​sorprendió​ ​enormemente​ ​como​ ​rastas,​ ​turbantes,​ ​trenzas​ ​y​ ​vestimenta reivindicativa​ ​negra​ ​fuera​ ​llevada​ ​a​ ​hombros​ ​de​ ​jóvenes​ ​que​ ​no​ ​reconocen​ ​la palabra​ ​migrante​ ​en​ ​una​ ​reivindicación​ ​de​ ​los​ ​perjudicados​ ​en​ ​Cataluña:​ ​sus habitantes.​ ​Me​ ​sorprendió​ ​aun​ ​más​ ​que​ ​durante​ ​el​ ​intermedio​ ​de​ ​descanso​ ​entre​ ​la manifestación​ ​de​ ​la​ ​mañana​ ​y​ ​la​ ​de​ ​la​ ​tarde,​ ​los​ ​diversos​ ​colectivos​ ​de​ ​la manifestación​ ​fueran​ ​a​ ​comer​ ​kebab, la forma de comida rápida con origen en Medio Oriente más popularizada en varias ciudades europeas​. Es​ ​decir,​ ​para​ ​comer​ ​es​ ​útil​ ​ir​ ​a​ ​una​ ​kebab,​ ​un restaurante​ ​de​ ​personas​ ​migrantes,​ ​pero​ ​no​ ​interesa​ ​relacionarse​ ​con​ ​los​ ​ellxs​ ​y menos​ aún ​incluirlos​ ​en​ ​la​ ​reivindicación.​ ​Me​ ​sorprendió​ ​también​ ​que​ ​las​ ​mismas personas​ ​que​ ​llevaban​ ​rastas,​ ​trenzas​ ​y​ ​turbantes​ ​compraran​ ​esteladas, las banderas catalanas que más se han visto en las manifestaciones en favor de la independencia,​ ​fabricadas​ ​bajo la mano​ ​explotada​ ​en​ ​China​​​ ​de​ ​personas​ ​migrantes.

En​ ​el​ ​colegio​ ​donde​ ​trabajo,​ ​una​ ​niña​ ​me​ ​dijo​ ​que​ ​habían pegado ​a​ ​su​ ​madre, que es​ ​boliviana​, ​por​ ​ir​ ​a​ ​trabajar.​ ​Se​ ​pega​ ​a​ ​una​ ​mujer​ ​migrante​ ​por​ ​ir​ ​a trabajar​ ​por no estar​ ​apoyando​ ​la​ ​huelga ​en​ ​contra​ ​la brutalidad​ ​policial, ​pero​ ​ni​ ​siquiera​ ​se​ ​la​ ​deja​ ​participar​ ​en​ ​el​ ​voto.​ Cuando​ ​ella​ ​se manifieste​ ​en​ ​contra​ ​de​ ​la​ ​brutalidad​ ​policial,​ ​la​ ​comunidad​ ​blanca​ ​apenas​ ​estará presente​ ​en​ ​tal​ ​reivindicación.

Parece​ ​ser​ ​que​ ​la​ ​migración​ ​queda​ ​siempre​ ​un​ ​paso​ ​atrás​ ​de​ ​la​ ​comunidad​ ​blanca, tras​ ​la​ ​sombra,​ ​como​ ​simple​ ​utilería, llevando a cabo​ ​el​ ​cansado​ ​trabajo manual​ ​para​ ​dejar​ ​paso​ ​y​ ​​dejar​ ​pensar​ ​a​ ​las​ ​intelectualidades​ ​blancas.

Hay​ ​un​ ​ambiente​ ​general​ ​bastante​ ​reacio​ ​a​ ​escuchar ​a las ​personas​ ​migrantes​ ​en ambientes​ ​que​ ​no​ ​son​ ​exclusivamente​ ​racializados,​ ​pues​ ​la​ ​teoría​ ​parece​ ​ser​ ​cosa de​ ​blancxs​, mientras que​ ​la​ ​vivencia​ ​y​ ​victimización son​ ​cosa​ ​de​ ​migrantes.​ ​Se​ ​debe​ ​comprender​ ​la mera​ ​estancia​ ​de​ ​migrantes​ ​en​ ​todo​ ​tipo​ ​de​ ​espacios​ ​como​ ​algo​ ​normal,​ ​no​ ​como una​ ​amenaza​ ​a​ ​la​ ​homogeneidad​ ​de​ ​pensamiento​ ​y​ ​de​ ​cultura.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.