¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tuvieron que pasar 121 años para que cantante indígena actuara en el Teatro Amazonas de Brasil

Djuena Tikuna en su presentación en el Teatro Amazonas. Imagen: captura de pantalla de Jornalistas Livres (YouTube).

El 23 de agosto, Djuena Tikuna fue la primera cantante indígena en presentarse en el escenario del Teatro Amazonas, fortaleza de la cultura europea en medio de un vasto mundo de selva tropical.

La artista de 32 años produjo y protagonizó el lanzamiento de su trabajo Tchautchiüãne, o “mi aldea” en ticuna. Para el álbum se inspiró en la Fiebre del caucho en la región amazónica, suceso que vio la inmensa explotación de los árboles de caucho (y el territorio de su pueblo) a principios del siglo XX.

La región del Amazonas cuenta con una de la más grandes poblaciones de indígenas; en la actualidad, aproximadamente el 17% de 896.000 indígenas viven en Brasil.

Djuena pertenece al pueblo amerindio ticuna (el mayor grupo étnico indígena de Brasil) y se identifica como “una cantante de movimiento indígena”. Según Djuena, los ticuna son un pueblo “muy musical”; ella aprendió de su madre, quien aprendió de su abuela, quien aprendió de sus ancestros.

Sus letras están colmadas del espíritu activista; hablan sobre lo que afecta a su comunidad, como el medio ambiente y la demarcación de tierras. Lo que es aún más importante es que ella canta en ticuna, lo que para ella significa una decisión política:

Alguns povos não falam mais a sua língua. Já pensou se canto em português? Os jovens que estão me assistindo vão querer me imitar. Mesmo na cidade, temos de manter a língua e a identidade.

Algunos pueblos ya no hablan su idioma. ¿Te imaginas si cantara en portugués? Los jóvenes que vienen a verme querrán imitarme. Incluso en la ciudad, debemos conservar nuestro idioma e identidad.

Para comprender lo que significa su espectáculo para el pueblo indígena de Brasil, es interesante saber sobre la historia del Teatro Amazonas.

El edificio, ubicado en Manaos, en la capital del estado de Amazonas, fue diseñado por el Instituto de Ingeniería y Arquitectura de Lisboa y se inauguró en 1896, en el auge de la explotación de caucho en la región.

En un período en que la industria del automóvil iba dando sus primeros pasos, el descubrimiento de la explotación de caucho de los árboles seringueira –que se encuentra comúnmente en el Amazonas– demostró ser un negocio en extremo lucrativo y atractivo para muchos inversionistas, exploradores y trabajadores de otras partes de Brasil.

La industria utilizó técnicas indígenas para la extracción natural del caucho de los árboles; la riqueza que generó convirtió a los estados capitales del norte de Brasil en los más ricos del país. Como muestra de esta reciente riqueza, la elite local propuso y financió la construcción del Teatro Amazonas –-proyecto que en realidad fue construido por trabajadores indígenas.

Que muchos trabajadores indígenas se volvieran pobres no fue el único daño que causó el auge de la explotación de caucho: este período se caracterizó por el exilio de varias tribus de sus tierras.

Tuvieron que transcurrir 121 años desde que los trabajadores indígenas construyeran el Teatro Amazonas, para que por primera vez una artista indígena llevara al escenario uno de los hitos más importantes de la época.

Cuando era niña, Djuena dejó su aldea y se fue a vivir a Manaos. En un artículo citado por el sitio web Jornalistas Livres, la artista dijo que la idea de llevar su espectáculo al Teatro Amazonas vino de una pregunta que se formulo: ¿por qué no puedo cantar aquí? ¿Porque soy indígena?

Y agregó:

Quando eu cantei no palco do Teatro Amazonas com eles, que nós batemos os pés, é uma forma de eu estar dizendo: estamos aqui, parentes. Vocês sofreram por causa dessa construção, mas nós estamos aqui, vamos continuar aqui lutando e vamos continuar aqui resistindo.

Cuando canté en el escenario del Teatro Amazonas con ellos, dando ritmo con nuestro pies, fue mi manera de decir: aquí estamos, parientes. Sufrieron por la construcción de este edificio, pero aquí estamos; seguiremos luchando aquí, seguiremos resistiendo aquí.

El video termina con el llamado “Demarcação já!” (“Demarcación [de tierras] ya”), parte de las campañas –que incluye una canción de protesta lanzada a principios de este año– para defender las tierras pertenecientes a los indígenas y de garantizar pleno reconocimiento legal, algo que se ha ido debilitando más en el gobierno del actual presidente brasileño Michel Temer.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.