¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Macedonios fugitivos de la justicia buscan refugio en Hungría

Nikola Gruevski y Viktor Orbán en Ohrid, Macedonia, el 28 de septiembre. Foto de D. Chubrikj, SDK.mk, publicada con permiso.

En un gran esfuerzo por restablecer el estado de derecho en Macedonia tras la desaparición del régimen populista de Nikola Gruevski, líder del partido de derechas VMRO-DPMNE, la Fiscalía Especial (SPO) del país ha iniciado 19 casos de acusación a funcionarios gubernamentales por diversos tipos de abuso de poder.

Estos casos provocaron que algunos acusados y de condenados intentaran huir hacia la cercana Hungría.

Uno los casos más relevantes implica a Goran Grujovski y Nikola Boshkovski, ambos exmiembros de la policía secreta, acusados por la fiscalía de participar en una conspiración criminal que permitía la vigilancia ilegal de las órdenes del exprimer ministro Gruevski y de su primo Sasho Mijalkov, antiguo director de la policía secreta.

Junto a otros compañeros, Grujovski fue condenado por quemar documentos para eliminar pruebas. También se le acusa de pulverizar el equipo informático de escuchas telefónicas del estado en 2015.

A Kezarovski le dieron 4 años y medio; 3 años para el desafortunado al que se le descubrió robando kebabs, ¡y ahora esto! El principal acusado por destruir pruebas de las escuchas ilegales a 20.000 ciudadanos solo se ha llevado una sentencia “draconinana” de una año y medio en prisión. La justicia macedonia en pocas palabras.

Las acusaciones de la fiscalía contra ambos se denominan “Objetivo” y “Fortaleza“. Durante más de un año, los tribunales, repletos de leales a Gruevski, rechazaron las órdenes de detención, pese a que la fiscalía registró el domicilio de Grujovski en 2016 y halló pruebas de su participaciíon en la vigilancia a la fiscalía y a sus testigos.

Captura de pantalla de la página de las personas buscadas, en el sitio web del Ministerio de Interior de la República de Macedonia. Se ofrece información sobre Nikola Boshkoski and Goran Grujovski. Haz click para agrandar la imagen.

Esta discusión jurídica tuvo como resultado la confiscación de los pasaportes de los sospechosos a principios de julio. A finales del mismo mes, Grujovski y Boshkovski “desaparecieron”.

El Ministerio de Interior macedonio dictó una orden internacional de detención para Grujovski y Boshkosk a finales de julio.

En septiembre, se presentaron cargos contra el presidente del Tribunal Supremo, Jovo Vangelovski, a quienes las autoridades consideraron responsable de permitir la huida.

Intento de huida hacia Hungría

El 18 de octubre, Grujovski y Boshkovski fueron detenidos por las autoridades griegas en el aeropuerto de Tesalónica cuando embarcaban en el vuelo de WizzAir, aerolínea húngara de bajo coste, a Budapest.

Los fugitivos detenidos llevaban pasaportes búlgaros falsos con los nombres de Hristo Atanasov y Nedžbi Hasan. Los cibernautas macedonios comentaron que estos nombres implican una identidad búlgara y albana (o turca), lo que resulta curioso dada la retórica xenófoba y nacionalista de su partido, que destaca la pureza étnica de los macedonios.

Nedžbi Hasan defendía nuestra identidad (macedonia) con un pasaporte búlgaro falso en Calcídica (Grecia). Fuera VMRO-DPMNE.

Las autoridades griegas han pospuesto el juicio de los dos fugitivos al 1 de diciembre, por no contar con un traductor oficial de macedonio.

¡Nedžbi y Hristo seguirán detenidos hasta que aprendan a hablar griego! 😂😂

Oliver Spasovski, ministro de Interior macedonio, anunció que toda la operación había sido un esfuerzo regional, con la cooperación entre varios países. Las autoridades macedonias han solicitado la extradición, que se espera tras el juicio en diciembre.

Partidos macedonio y húngaro de derechas permanecen juntos

¿Qué les hizo pensar a los fugitivos que huir hacia Hungría era una buena idea? Intentaron esta proeza frustrada solo después de que su jefe, Gruevski, mantuviera una reunión crucial con Viktor Orbán, primer ministro húngaro, en Macedonia el 28 de septiembre.

En un avión privado, Orbán visitó a Gruevski en Ohrid, Macedonia. No obstante, no acudió como primer ministro de Hungría, sino como presidente del partido gobernante Fidesz, partido de derecha.

Fidesz y VMRO-DPMNE son “partidos hermanos”, miembros ambos del Partido Popular Europeo (PPE). Los analistas plantean que Orbán era el “escudo” de Gruevski en la Unión Europea (Hungría es un estado miembro, mientras que Macedonia ha sido candidata durante años) y especulan sobre su rol como mentor de Gruevski en tácticas populistas.

Orbán pasó tres horas en Macedonia en charlas privadas con Gruevski. Expresó entonces públicamente su apoyo en una rueda de prensa organizada como parte de la campaña para las elecciones locales. Se les unió el polémico exprimer ministro esloveno, Janez Janša, condenado por corrupción.

Orbán instó a los miembros del VMRO-DPMNE a que se mantuvieran leales a su líder pese a que este perdiera poder. Orbán defendió a su homólogo y animó a sus partidarios a seguirle “sin importar que haga sol o que llueva”.

Mientras tanto, Gruevski ha solicitado continuamente al tribunal que le devolvieran el pasaporte para así viajar al extranjero y representar a su partido. Presentó como prueba una carta de invitación de Orbán. Sin embargo, el tribunal de apelación rechazó en última instancia la petición el 31 de octubre.

K-Monitor, destacado blog anticorrupción de Hungría, fue uno de los primeros del país en abordar este problema el 1 de noviembre, cuando planteó la siguiente cuestión:

A sajtóhírek alapján tehát felmerül a kérdés, miért hív meg magához a magyar miniszterelnök egy olyan külföldi politikust, akikről tudvalévő, hogy eljárás alatt áll és nem hagyhatja el az országát? Ennyire semmibe venné egy politikai szövetséges kedvéért a macedón igazságszolgáltatás döntését? Kérdés továbbá, hogy tudtak-e a magyar hatóságok a két volt titkosszolga szándékáról, esetleg tervezi-e a magyar kormány, hogy befogadja a macedón igazságszolgáltatás elől menekülő vezetőket?

La pregunta es: ¿por qué el primer ministro húngaro invita a un político extranjero investigado al que no se le permite salir del país (según la prensa)? ¿Para un aliado político es mucho más importante la lealtad que una decisión del poder judicial macedonio? Otra pregunta es si las autoridades húngaras sabían sobre la intención de los exagentes del servicio secreto húngaro de llegar a Hungría y si el Gobierno pretende dar refugio a estos antiguos líderes que intentan escapar de la justicia.

Varios medios de comunicación, como hvg.hu,168 Óra, 24.hu y Népszava cubrieron las novedades de la historia que siguió al comentario de K-Monitor.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.