¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Con un poco de ayuda de los humanos, las aves caribeñas intentan el regreso tras el huracán

Una curruca de Barbuda, después del paso del huracán Irma. Foto de Andrea Otto, usada con autorización.

En 2017, el Caribe ha tenido una temporada de huracanes en el Atlántico sumamente dura. Sin embargo, resistir a las propias tormentas fue solamente el inicio. El camino a la recuperación suele ser dolorosamente lento, un proceso que ha sido duro para sus habitantes y también para la enormemente diversa población de aves de la región.

Hay más de 500 especies de aves en el Caribe, que incluyen ma´s de cien especies que viven solamente en una isla. Los huracanes destruyeron el hábitat de las aves e hicieron que encontrar comida fuera difícil.

Y muchos lugareños que normalmente trabajarían para protegerlos, como conservacionistas y científicos, perdieron valioso equipo y también el tejado de sus casas. Todavía hay numerosos desafíos, sobre todo en las islas de Dominica, Barbuda y Puerto Rico.

Científicos de Guadalupe cuentan aves de la colonia de fragatas magníficas, laguna Codrington, Barbuda. Foto de Eric Delcroix, usada con autorización.

No obstante, Birds Caribbean, la mayor organización de conservación de la región, respondieron rápidamente. A pesar de las dificultades logísticas, la organización recaudó fondos y empezó a enviar “ayuda para aves” en cuanto fue posible después del huracán Irma y, dos semanas después, cuando el huracán Maria ya había pasado. Los socios en las islas ayudaron con la distribución.

Embarque de sumininistros para aves en el aeropuerto de St. Croix. Foto de la asociación ambiental de St. Croix, usada con autorización.

Pronto, uno de los artículos más codiciados en los territorios de los amantes de las aves resultaron ser los alimentadores de colibrís. El grupo ambientalista Les Fruits de Mer de St. Martin, también afectado por las lluvias, tuiteó:

Entrega gratuita de alimentadores de aves el jueves en Grand Case.

Después, publicaron en su página de Facebook:

At lunchtime on Thursday, people were lining up at Sky’s the Limit restaurant in Grand Case. But unlike most days, these people hadn’t just come to eat local barbecue. They came to get bird feeders so they could take care of the birds around their homes. In less than an hour, the Les Fruits de Mer association gave away over 80 bird feeders.

A la hora del almuerzo el jueves, las personas hacían fila en el restaurante de Sky en Grand Case. Pero a diferencia de otros días, no habían ido a comer la carne local. Llegaron para recoger alimentadores de aves para poder encargarse de las aves alrededor de sus casa. En menos de una hora, la asociación Les Fruits de Mer entregó más de 80 alimentadores de aves.

Puesto de ayuda a la vida silvestre en St. Thomas, Islas Vírgenes de Estados Unidos. Foto de la página de Facebook de Virgin Island Wildlife, usada con autorización.

En St. Thomas, Islas Vírgenes de Estados Unidos –otra isla que sufrió considerable daño ecológico por ambos huracanes– un puesto de Wildlife Relief hizo negocios todo un fin de semana. También publicaron en Facebook:

The story behind the seeds & feeders: our native wildlife across the Caribbean took a severe blow from the storms. Like us, the birds and bats can’t go to the next island to get food and shelter, because those places were devastated too. BirdsCaribbean, a non-profit that works to conserve native Caribbean birds, raised funds and are shipping seeds and feeders to TEN Caribbean islands to help native birds! The logistics have been challenging, to say the least! The St Thomas Bat Team stepped up to volunteer to distribute the relief supplies on St Thomas. Yes, it’s a little late, but the birds really do still need the help! Come get your feeder this weekend!

La historia detrás detrás de las semillas y alimentadores: nuestra vida silvestre en todo el Caribe tuvo un duro golpe por las tormentas. Como nosotros, aves y murciélagos no pueden ir a la siguente isla para tener alimento y refugio, porque esos lugares también quedaron devastados. BirdsCaribbean, entidad sin fines de lucro que trabaja para conservar aves caribeñas nativas, recaudó fondos y están enviando semillas y alimentadores a DIEZ islas del Caribe para ayudar a aves nativas. La logística ha sido difícil, por decir lo menos. El equipo de murciélagos se ofreció como voluntario para distribuir suministros en St Thomas. Sí, es un poco tarde, pero las aves todavía necesitan ayuda. ¡Ven a pedir tu alimentador este fin de semana!

La asociación ambiental de St. Croix en las Islas Vírgenes de Estados Unidos se alegró de recibir el embarque y también defiende a la población de murciélagos:

The bats at the Barren Spot Bat Tower at the Bat Conservation Site and throughout the territory are struggling from lack of food. Hurricanes Irma and Maria wiped out most of the fruit growing on our plants and trees! You can help these fruit eating bats by hanging fruits like bananas, papayas, mangoes or whatever you can find. Make sure you hang the fruit out of reach of cats and mongoose so they can't reach the bats! Bats are a key component to forest restoration. #BatWeek

Los murciélagos en el mirador de Barren Spot y el sitio de conservación de murciélagos y en todo el territorio sufren por falta de comida. Los huracanes Irma y María arrasaron con la mayor parte de la fruta que crece en nuestras plantas y árboles. Puedes ayudar a estos murciélagos frugívoros, cuelga frutas como bananos, papayas, mangos o lo que encuentres. Asegúrate de colgar la fruta fuera del alcance de gatos y mangostas para que no lleguen hasta los murciélagos. Los murciélagos son un componente clave para la restauración de los bosques.

Fragatas magníficas en una laguna de manglar devastada en la isla de Barbuda. Foto de Eric Delcroix, usada con autorización.

¿Cómo están las aves? Muchas especies de aves caribeñas, con sus hábitats limitados y continuas intrusiones del turismo y otras explotaciones, ya están en peligro, como el loro imperial de Dominica, el querido sisserou, el ave nacional retratada en la bandera de la isla. El ojo del huracán María, tormenta de categoría 5, pasó directamente sobre la diminuta isla, y causó tremendos daños.

Birds Caribbean informó que envió binoculares, cámaras y otras herramientas para ayudar al departamento forestal de la isla, que “lo perdió todo en la tormenta”, a buscar al sisserou. Felizmente, los temores de la posible extinción del ave en meduos sociales fueron prematuros, pues se vio al habitualmente hermético y disperso loro:

Noticia BRILLANTE: Se confirma primer avistamiento del sisserou en Dominica. Se le vio en Morne Saint Mary, al sur de Roseau. Gracias a Stephen Durand (Dominica Forestry) por darnos esta maravillosa noticia.

La amazona gorgirroja de Dominica también ha dado señales de vida. El blog Caribbean Nature in the Age of the Superstorm [Naturaleza caribeña en tiempos de supertormenta] informó:

A new video and photo debuted today, courtesy of Machel Sulton of the Dominica Forestry, Wildlife, and Parks Divison, featuring a Red-necked amazon being rehabbed post-Maria. The bird looks good!

Nuevo video y foto fueron presentados hoy, cortesía de Machel Sulton de la División de Patriomonio Forestal, Vida Silvestre y Parques de Dominica, que incluye una amazona featuring a Red-necked amazon gorgirroja recuperada después de María. ¡El ave está bien!

Desde Santa Lucía, un periodista ambientalista publicó:

Mi amigo, de Zion, Guardián de la Tierra Denus Williams, ayuda a los loros de Dominica. Esta ave sobrevivió a un huracán de categoría 5.

A Puerto Rico, cuya costa norte fue azotada por el huracán Irma y luego el huracán María lo afectó de sur a norte, le sigue yendo muy mal, aves y humanos luchan lado a lado. El bosque nacional El Yunque quedó especialmente afectado y sigue cerrado, y el destino de otro precioso loro, la amenazada iguaca, pende de un hilo.

En busca de las aves perdidas de Puerto Rico.
Aun así, las conservacionistas de animales de la isla no tienen intenciones de rendirse
.
—————-
Tristes novedades de nuestros colegas de El Yunque sobre la población de iguacas. No se encuentra a la población restante. La población en Río Abajo es de al menos 92 iguacas salvajes.

Puerto Rico acaba de recibir 900 kilos de muy necesarias semillas y 800 alimentadores, y según Birds Caribbean, a mitad de noviembre, otras ocho islas recogerían sus semillas y recibirían sus alimentadores.

¿Qué hay de Barbuda? Sus habitantes, que fueron evacuados tras el huracán Irma, tienen incertidumbre por su futuro, temen explotación política y oportunismo económico:

Habitantes de Barbuda dicen que los golpea una apropiación de tierras.
Barbuda fue la única isla del Caribe que fue totalmente evacuada después de quedar devastada por el huracán Irma en septiembre
.
———–
Las personas de Barbuda temen una “apropiación de tierras”, que reemplace la antigua propiedad comunitaria de tierras para manejo privado, en beneficio de promotores de turismo, luego del paso de Irma.

Lejos de la política de la isla y de las ansiedades humanas, conservacionistas locales divisaron a la diminuta reinita de Barbuda (catalogada como “casi amenazada”) unas dos semanas después de la tormenta, lo que generó gran celebración. Desde entonces, un equipo de cientíticos de Guadalupe se unió con otros colegas de Estados Unidos. Santa Lucía y Antigua para realizar una investigación financiada por Birds Caribbean.

34 plataneros (o alimentadores de néctar) rodean un alimentador de aves en St. Martin. Foto de Mark Yokoyama, usada con autorización.

En una serie llamada Irma's Island, el blog de Les Fruits de Mer en St. Martin sugirió que el camino de la recuperación depende de que los humanos tomen las decisiones correctas:

As nature takes her path to recovery, we have an opportunity to influence the future. We can plant native trees and protect natural spaces or we could destroy them. How we participate in the process is up to us.

Mientras la naturaleza avanza en su recuperación, tenemos la oportunidad de influir en el futuro. Podemos plantar árboles nativos y proteger espacios naturales o podemos destruirlos. De noosotros depende cómo participar en el proceso.

En otro entrada de blog, el biólogo estadounidense Tom White que trabaja en el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos en Puerto Rico, observó que las selvas de Puerto Rico están empezando a “ponerse verdes” — y aunque es frustrante ver poblaciones de aves “disminuir a esos niveles en un día” tras décadas de tratar que aumenten, agregó, “si te rindes, el huracán gana. Y no vamos a dejar que eso ocurra”.

¿Hay una lección después de la tormenta? Las aves caribeñas pueden ser tan resilientes como los humanos. Y como los humanos, también luchan.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.