¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Mientras aumentan las críticas a misiones de paz de ONU, África busca paz en sus propios términos

Doctores militares indios atienden a un niño en Kiwanja, República Democrática del Congo vía The Blue Berets. CC BY-SA 2.0.

Las misiones de paz de Naciones Unidas están por todos lados en el continente africano a pesar de las crecientes críticas de ineficacia. Los pacificadores trabajan en cooperación con tropas militares africanas con encargos cada vez más amplios que incluyen protección civil, operaciones de contrainsurgencia, contraterrorismo, entre otros. Las misiones de pacificadores de Naciones Unidas en lugares como Liberia, Sierra Leona y Costa de Marfil han sido calificadas de exitosas, aunque las actividades de las tropas de Naciones Unidas en el terreno han recibido fuertes cuestionamientos.

Desde su primera misión en 1948, las misiones de paz de Naciones Unidas han cambiado radicalmente, pero los principales objetivos han sido siempre desmovilizar, desarmar y asegurar la paz en el terreno. Para mayo de 2015, el 80 % de los pacificadores de Naciones Unidas estaban desplegados en el continente africano (80,000 tropas) para participar en nueve misiones de pacificación de Naciones Unidas. Bangladesh, India y Pakistán son los que han enviado más tropas a estas misiones africanas, mientras Estados Unidos, Japón y Francia han sido los principales financistas.

Los pacificadores de Naciones Unidas, tambien conocidos como ‘Cascos Azules’, han servido como observadores y como soldados, y a veces hasta han participado en combate sin consentimiento gubernamental. El exsecretario general de Naciones Unidas Kofi Annan realizó reformas con la finalidad de mejorar la eficiencia de las misiones de pacificadores de Naciones Unidas con mayores responsabilidades, incluido el uso de la fuerza.

¿Son efectivas las misiones de pacificación de Naciones Unidas en África?

Un informe de Human Rights Watch de 2014 expresa que los pacificadores de Naciones Unidas y las fuerzas congolesas no lograron impedir un ataque en la República Democrática de Congo que dejó al menos 30 civiles muertos. En la República Centroafricana, los pacificadores de la Unión Africana se vieron implicados en la desaparición de 11 personas en 2014. Hubo también una investigación a pacificadores franceses en la República Centroafricana por ataque sexual. Francia inició una investigación, pero después los fiscales dejaron de lado los procesos y manifestaron que no había suficiente evidencia para acusar a los soldados.

Paula Donovan, codirectora de AIDS-Free World, reaccionó a esa noticia:

This is a travesty. If African soldiers had sexually abused little boys in Paris, the investigation wouldn’t be closed until every perpetrator was behind bars.

Es un travesti. Si soldados africanos hubieran abudado  sexualmente de niñitos en París, no hubieran cerrado la investigación hasta que todos los autores estuvieran tras las rejas.

Misiones en desacuerdo con Gobiernos centrales

En un discurso en Naciones Unidas en marzo de 2017, el presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, solicitó una significativa reducción de pacificadores de Naciones Unidas en el terreno. Sostuvo que su presencia no tiene sentido y que obstaculiza la capacidad del Gobierno congolés de tomar acción. El actual Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, vio la declaración de Kabila como una oportunidad para reforzar su control en República Democrática del Congo y reprimir el desacuerdo público. Según Pierre Okungo, político de Kinshasa, una reducción sustancial de pacificadores de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo llevaría a una posible implosión y destrucción.

En las memorias “Intervenciones: Una vida de guerra y paz”, Kofi Annan lamenta la falta de coordinación y conocimiento entre Naciones Unidas y los Gobiernos centrales en los conflictos en Somalia (1992) y Ruanda (1994). En el caso de Ruanda, Naciones Unidas no ejecutó una intervención en el terreno hasta un año después del inicio de la guerra por falta de información y coordinación sobre la realidad de las tensiones después de las elecciones de 1994.

Países africanos desarrollan estrategias de autodefensa

El ‘G5 Sahel’, compuesto por Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger y Chad se creó en 2014 para coordinar esfuerzos militares y de desarrollo en África Central. Durante las asambleas generales de Naciones Unidas, se desarrollaron conversaciones iniciadas por Francia para determinar el futuro de G5 Sahel. El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, afirmó:

The situation in the Sahel challenges us all. The sense of sacrifice [of 3 Chadian peacekeepers of the UN Mission in Mali, killed on 26/10/17]  compels us to urgently find solutions to counter terrorism in Mali, while ensuring the security and safety of United Nations Multidimensional Integrated Stabilization Mission in Mali (MINUSMA) contingents.

La situación en el Sahel es un desafío para todos. El sentido de sacrificio [de tres pacificadores chadianos de la misión de Naciones Unidas en Mali, muertos el 26 de octubre de 2017] nos mueve a buscar soluciones urgentes para contrarrestar el terrorismo en Mali, mientras se garantiza la seguridad y protección de los contingentes de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Mali (MINUSMA).

La Unión Africana actualmente coopera con Sudán del Sur, donde la desaparición del estado central ha vuelto las misiones de Naciones Unidas en el terreno extremadamente complicadas.

Operaciones de pacificación de Naciones Unidas en África. Créditos de Naciones Unidas: Danielle Renwick y Julia Ro. Dominio público.

Construir paz en África en sus propios términos

Para líderes como Joseph Kabila, de la República Democrática del Congo, o el expresidente de Chad Hissene Habré, los Cascos Azules son “interventores ineficientes” que solamente sirven a intereses occidentales. Los países africanos que trabajan para construir su propia paz buscan la continuidad de la ayuda extranjera, no una presencia militar extranjera en el terreno. Esto puede aminorar recursos desperdiciados tomados por misiones de pacificadores de Naciones Unidas en África que llevan a soldados mal preparados. Muchas voces han opinado que es momento de que el continente africano dirija los esfuerzos para mantener la paz en la región:

Misiones de pacificación de Naciones Unidas: Historia de fracasos en África.

Costa de Marfil: Justicia parcial
Investigación de la masacre revela la falta de voluntad política para unir al país
.
—————
Este breve documental hace un buen trabajo de destacar los fracasos de las misiones de pacificación de Naciones Unidas.

¿Cuándo se le hará rendir cuentas a Naciones Unidas por no poder proteger civiles?
Sin mecanismos sólidos para examinar fallos dentro de sus misiones de pacificación en Sudán del Sur y otros países, Naciones Unidas está en peligro de perder legitimidad
.
————-
Dados los muchos abusos en Sudán del Sur y la República Centroafricana, ¿cuándo se puede decir que una misión de Naciones Unidas ha fracasado?, pregunta la periodista independiente Hannah McNeish.

Por ejemplo, en Somalia, los estados miembros de AMISOM (Misión de la Unión Africana en Somalia) proporcionan tropas mientras que Naciones Unidas brinda financiamiento, entrenamiento, logística y apoyo de planificación. Desde que se estableció el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, la Unión Africana ha autorizado la participación de más de 64,000 pacificadores en misiones en el continento, incluidas luchas contra el Ejército de Resistencia del Señor en África Central y Boko Haram en Nigeria.

En las últimas décadas, las tropas de Naciones Unidas en el terreno han impedido que muchos países en conflicto caigan en total caos. Sin embargo, muchos conflictos persisten en África y la amenaza del terrorismo está en su punto máximo. Las misiones de pacificadores de Naciones Unidas son cruciales para la seguridad y el desarrollo africanos, y agencias de Naciones Unidas como la Comisión de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (UNHCR) destina considerables fondos (US$ 7,700 millones en 2017) para mitigar las crisis civiles en el terreno.

Sin embargo, al mismo tiempo, África sigue buscando estrategias para asegurar la paz y estabilidad en sus propios términos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.