¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rumores en medios sociales aumentan violencia entre budistas y musulmanes en Sri Lanka

Captura de pantalla que supuestamente muestra la casa de un ceilandés musulmán dañada por el ataque de una turba de ceilandeses budistas. Video de Haroon Ali vía YouTube.

Tensiones entre budistas ceilandeses y miembros de la comunidad musulmana en el sur de Sri Lanka han aumentado en días recientes. La policía dice que esto se debe en parte a la difusión de información falsa en medios sociales.

Los enfrentamientos entre la ciudad costera de Gintota, en el estado de Galle, presuntamente empezaron cuando un niño musulmán fue derribado por un motociclista ceilandés el 13 de nobviembre de 2017, que pagó una compensación a la víctima para zanjar el asunto. El 16 de noviembre de 2017, un grupo de jóvenes ceilandeses atacaron a dos motociclistas musulmanes, que mencionaron el incidente del 13 de noviembre. Uno de los motociclistas terminó en el hospital por sus heridas.

En reacción al incidente, un grupo solidario con el motociclista musulmán atacó dos casas que pertenecían a ceilandeses, y como resultado un ceilandés terminó hospitalizado. La policía hizo varios arrestos ese día a personas responsables de desencadenar la violencia.

Ratnasiri Malalagama y Nandana Nanneththi informaron en el sitio web de World Socialist:

At 4.17 p.m. on Friday, an individual called Uchitha Arunodha Gunasekera posted a note on his Facebook page calling for everyone in the Galle area “to gather at the Thuparamaya temple in Gintota against Muslims.” The violent attack was discussed and prepared at the temple.

A las 4.17 p.m. del viernes 17 de noviembre, una persona con el nombre de Uchitha Arunodha Gunasekera, publicó una nota en su página de Facebook donde llamaba a todos en la zona de Galle a que “se reunieran en el templo Thuparamaya en Gintota contra los musulmanes”. El violento ataque se discutió y preparó en el templo.

Luego, en la noche del 17 de noviembre de 2017, una pequeña mezquita y varias casas de musulmanes en Gintota fueron atacadas por turbas ceilandesas.

Gintota: cerca de 66 casas y 26 tiendas quedaron dañadas y hay cinco personas heridas en el hospital de Karapitiya, dice el ministro Vajira Abeywardene. El ministro Vajira fue abucheado y persguido de un templo budista. También se vio a Galagoda Aththe Gnanasara, del partido Bodu Bala Sena en Galle. Sri Lanka

En YouTube, el usuario Haroon Ali publicó un video que supuestamente muestra los daños a propiedad privada:

Desde entonces, varias personas están heridas y varios vehículos (cuyos dueños son mayormente musulmanes) han quedado destruidos. Al menos 62 casas y negocios fueron atacados en la zona de Gintota.

Se han desplegado a oficiales de las fuerzas especiales de la policía en la zona y se ha impuesto un toque de queda nocturno como medida de seguridad para evitar más violencia. Se ha arrestado a 19 personas, 16 ceilandeses y tres musulmanes.

19 arrestados por la violencia de anoche en Ginthota Galle. La situación es tranquila ahora. Se espera que el toque de queda de la policía se retire a las 9 a.m.

La minoría musulmana ha sido atacada con violencia antes

Rumores infundados en medios sociales han causado que la situación empeore, según la policía. En particular, han señalado mensajes que sostienen que los musulmanes planeaban atacar un templo budista. La policía también dijo que está investigando quienes publicaron informes falsos o provocadores sobre el incidente y que los arrestarían.

Los musulmanes conforman el 10 % de la población de Sri Lanka, de casi 21 millones de personas, mientras que el 70 % profesa el budismo (sobre todo, la escuela Theravada) y otras tradiciones hindúes. Étnicamente, el 75 % son cingaleses, un 10 % son moros ceilandeses (musulmanes que hablan tamil) y cerca del 15 % son tamiles (ceilandeses e indios).

Las tensiones han aumentado entre ambas comunidades este año, con incidentes esporádicos de budistas de línea dura que atacan a la comunidad musulmana con acusaciones de obligarlos a convertirse al islam y de destrozar sitios arqueológicos budistas. Desde abril de 2017, se han registrado más de 20 ataques contra musulmanes, que incluyen incendios a empresas de musulmanes y ataques con bombas incendiarias contra mezquitas.

Luego de la reciente violencia, algunos cuestionaron si la respuesta del Gobierno fue suficiente:

¿Quién ordenó el retiro del personal de las fuerzas especiales Gintota pocoas horas después de los enfrentamientos de la noche del jueves? ¿Y por qué? En respuesta al ministro Vajira Abeywardene, el inspector de policía Galle dice que no tiene esas facultades “Tal vez [haya sido] una orden de arriba”.

Sigo sin entender ¿cómo están?
Bien planeado desde ayer, había varias fuerzas en Ginthota, Galle. Pero una vez que el grupo llegó y empezó a destrozar casas y a pelear. No había nadie de las fuerzas policiales ahí. No sé si pararon en algún momento. Qué vergüenza.

[Estoy] asqueado con la manera en que el Gobierno ha respondido al conflicto. Nunca sentí tanta inseguridad en mi ciudad antes.

Información equivocada difundida en medios sociales ceilandeses

Sagala Ratnayaka, ministro de Orden Público, se comprometió a tomar acción contra quienes difunden rumores: “Algunos grupos políticos están ahora en una misión desesperada para convertir esta pelea menor en un enfrentamiento entre cingaleses y musulmanes”, dijo.

Pero no todos los mensajes en medios sociales sobre los enfrentamientos son infundados. Esta caricatura de Cartoon Lanka sostiene que los medios convencionales de Sri Lanka están ignorando un conflicto muy real:

Medios convencionales
Medios sociales

————–
Cómo los medios convencionales y los medios sociales ante el problema de Gintota.

Caricatura de Gihan de Chickera.

Sin embargo, la información errónea ha sido un problema persistente en Sri Lanka. Un editorial de julio de Groundviews, asociado de Global Voices, recordó ejemplos anteriores de incitación contra minorías y destacó las actividades del grupo budista de línea dura Bodhu Bala Sena:

When this group first became active, they spread hate messages, mainly through Facebook, claiming, for example, that popular Muslim-owned shop No Limit was giving out toffees which, when consumed, would render Sinhalese mothers infertile. These rumors persist even today.

Cuando empezaron las actividades de este grupo, difundieron mensajes de odio, sobre todo a través de Facebook. Dicen, por ejemplo, que la popular tienda No Limit, de propiedad de musulmanes, regalaba dulces que volvían estériles a las madres cingalesas que los consumían. Estos rumores siguen hasta hoy.

El editorial expresaba que:

Sri Lankans tend to digest media uncritically and unquestioningly. This will have to change in order to stop misinformation from spreading – and this can be done through spreading awareness – whether through short videos, articles on how to spot fake news or training.

Los ceilandeses tienden a consumir los medios sin críticas y sin cuestionamientos. Esto tendrá que cambiar para que la información errónea deje de circular –y esto se puede lograr con conocimiento– ya sea con videos cortos, artículos sobre cómo detectar noticias falsas o capacitación.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.