¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Muchos taiwaneses afirman que su representación en Congreso Nacional de China fue solo propaganda de Pekín

Lu Li'an, delegada taiwanesa del XIX Congreso Nacional del PCCh. Fotografía de Xinhua, medio estatal chino.

China continental y Taiwán tienen una relación inestable. Taiwán es una entidad política establecida que funciona de manera independiente de China desde 1949, cuando los comunistas derrotaron a las fuerzas del Kuomintang en la guerra civil y se retiraron hacia Taiwán. Pekín nunca reconoció el estado independiente de esa nación y promete algún día “reunir” a China y reclamar el territorio.

En apariencia, puede parecer inusual que Pekín realice preparativos para que los representantes de Taiwán asistan al Congreso Nacional del Partido Comunista Chino cada cinco años.

Sin embargo, la presencia de esos delegados en el congreso tiene la intención de ser una demostración política del principio “Una China” de Pekín. Antes, los llamados representantes taiwaneses habían nacido en China continental.

Rompiendo con la tradición, Lu Li'an, la delegada elegida para asistir al XIX Congreso Nacional que se realizó en octubre de 2017, nació y se educó en Taiwán –antes de ir a China para trabajar como profesora.

No obstante, muchos taiwaneses consideraron su participación como vana, pues China no gobierna Taiwán, y una estrategia política para presionar al país a aceptar el entendimiento de Pekín del principio “Una China” y suprimir los movimientos a favor de la independencia en Taiwán.

Como Taiwán fue colonizada por muchas naciones a lo largo de su historia, no son raros los desertores taiwaneses. Lu no es la primera persona (y no será la última) en beneficiarse de esto. Yifu Lin, por ejemplo, que ejerció como economista en jefe y vicepresidente del Banco Mundial de 2008 a 2012, nadó hacia China continental en 1979 cuando era oficial militar en Taiwán.

Aunque la presencia de Lu en el Congreso Nacional del PCCh fue ampliamente considerada como una broma en Taiwán, aludió brevemente a un problema serio de nacionalidad para los taiwaneses que trabajan en China. La ley taiwanesa prohíbe a sus habitantes establecer una residencia o poseer un pasaporte chino o asumir puestos de trabajo dentro del PCCh, el Ejército de Liberación Popular chino o en la administración pública china. Como Lu tiene un pasaporte chino y se convirtió en delegada en el Congreso Nacional del PCCh, el Gobierno taiwanés decidió revocarle su ciudadanía.

Al mismo tiempo, la Agencia de Seguridad Nacional de Taiwán anunció también que examinarán el estado de otros 19 taiwaneses que asumieron puestos de trabajo dentro del PCCh o el Ejército de Liberación Popular.

‘Si ofendes a los taiwaneses antes de unirte [al PCCh], ¿de qué sirves?

Para avivar aún más las discusiones, dos estudiantes taiwaneses de posgrado de la Universidad de Pekín declararon públicamente que querían unirse al PCCh, poco tiempo del Congreso Nacional.

Uno lo realizó mediante una carta publicada en Guancha, plataforma que recopila noticias y comentarios en línea. Ahí, afirmó su deseo de unirse al partido porque la libertad de expresión es limitada, el pensamiento monopolizado y la democracia están controlados por unas pocas personas en Taiwán.

La carta del estudiante fue condenada ampliamente en Taiwán, pues Taiwán ocupa la posición 45 y China la 176 en el Índice de Libertad de Prensa Mundial 2017 y que los taiwaneses votaron para elegir directamente a su presidente y legisladores.

Ya que el objetivo de Pekín es retomar con el tiempo el control de Taiwán, Joyce Yen, fundadora de la editorial Ars Longa Press, explicó en Facebook que esos dos estudiantes no beneficiarán al partido como ocurre con Lu:

請注意,她不是自己申請加入,是上海統戰部長沙海林介紹她加入的。
像她這種刻意挑出來做樣板的,模樣好不好,講話得不得體,都非常重要。[…]
這兩天嚷嚷要入黨的那兩位台生,別說他們資歷不可能讓共產黨看上眼,光看相貌還有談吐,就差太多了吧。你以為你努力嫌台灣,講中共好話,中共就會看上你 ?
錯 ! […]你還沒入黨就得罪台灣人,你對中共能有什麼統戰價值 ?

Por favor, tomen en cuenta que [Lu Li'an] no solicitó ser delegada. Fue Sha Hailin, director del Departamento de Trabajo del Frente Unido en Shanghái, quien la presentó para el puesto. Para ser elegida como ejemplo para el puesto, evaluaron seriamente su postura y habilidades de comunicación.
Con respecto a esos dos estudiantes taiwaneses que afirmaron unirse al Partido Comunista Chino, poniendo de lado sus antecedentes, sus posturas y habilidades comunicativas están por debajo del promedio. ¿Crees que al Partido Comunista le vas a agradar solo porque dices cosas buenas?
¡Respuesta equivocada! […] Si disgustas a los taiwaneses antes de unirte al Partido Comunista Chino, ¿de qué le sirves a su Frente Unido?

El Departamento de Trabajo del Frente Unido es uno de los cinco organismos directamente bajo la supervisión del Comité Central del PCCh, que promueve políticas de persuasión dentro y fuera del territorio. Tiene una agencia que trabaja en la relación política de “un país, dos sistemas” que sostiene China y las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao y, recluta taiwaneses que estén a favor de China.

Yi-Luo People, estudiante chino de intercambio en Taiwán, argumentó en Facebook que fue interés material lo que motivó a los estudiantes la Universidad de Pekín denunciar a su país:

賣台,實際上賣的是臺獨,臺獨運動越來越好,中國政府的統戰經費也就越來越高。[…]
『顯然,即使我足夠無恥,作為河南人的我並不能靠出賣河南從黨國那裏得到如此巨大的利益。同樣任何一個北京人,上海人,四川人或廣東人也不能靠出賣他們的家鄉獲取利益。而台灣人與我們最大的區別是無論中國政府如何宣稱台灣是中國的一部分,台灣仍然是實質獨立的國家,擁有自己的政府和軍隊,與歐美列強的外交關係也不受中國控制。』

Cuando dicen que venden Taiwán, lo que está en venta en realidad es el Movimiento de Independencia de Taiwán. Cuando el movimiento a favor de la independencia en Taiwán se vuelva más fuerte, Pekín pagará más y más para edificar un Frente Unido en Taiwán.

[Cita proveniente de la carta enviada al medio de comunicación local]: “Como chino que nació en la provincia de Henán, es obvio que no puedo obtener lo que ellos consiguen del Partido Comunista Chino, incluso si vendiera descaradamente a mi patria. Y es lo mismo para todos los nacidos en Pekín, Shanghái, Sichuán o Guangdong. Lo que diferencia a los taiwaneses de nosotros es que Taiwán es en realidad independiente y tiene sus propias interacciones diplomáticas, militares y gubernamentales con los países euro-americanos, sin importar que Pekín afirme que sea parte de China”.

‘Amo Taiwán y amo China como mi país de origen también’

Dejando de lado las políticas fronterizas, la controversia que rodea a Lu puso a muchos taiwaneses en una situación difícil. Aunque ni Taiwán ni China permiten la ciudadanía doble, bastantes taiwaneses que laboran en China continental o parejas que contrajeron matrimonio en el Estrecho de Taiwán obtuvieron la ciudadanía en China. Si son obligados a escoger entre las dos, deben renunciar a su trabajo en China continental o adoptar el sentimiento patriótico chino, que espera que una persona ame al país más que a su patria.

Incluso la delegada del partido Lu Li'an se enfrentó a la crítica de los patriotas chinos cuando dijo a un reportero taiwanés durante el Congreso del PCCh que “ama Taiwán y ama China como su país de origen también”. Su respuesta fue considerada por muchos chinos como “incorrecta desde el punto de vista político”. Un usuario de Weibo llamado “Lazy-fish-play-in-Weibo” explicó la lógica detrás de la crítica de Lu:

持这样观点的人认为,卢丽安“爱台湾,也爱大陆”,这话他感觉不顺耳,“也”,就是第二,就没有把大陆摆到第一的位置,其次,是把台湾从大陆分裂出去了[…]该作者甚至拿出来范本,说卢丽安应该说,我爱中国,台湾是中国的一部分,或者只是一个省,我也爱台湾,因为她是中国的领土所以我也爱台湾

Gente [que criticó la respuesta de Lu], la respuesta de Lu “amo Taiwán y amo China también” no suena bien. 1) A ellos no les agrada “también” porque interpretaron esa “palabra” como segundo lugar. Esto significa que no puso a China en primer lugar. 2) Parece que ella separa Taiwán de China. […] Este autor inclusive preparó una respuesta modelo para ella. Sugirió a Lu decir, “Amo China y amo Taiwán como parte (o una provincia) de China, [o] también amo Taiwán porque pertenece a China”.

Después de que Tsai Ing-Wen, dirigente del partido a favor de la independencia de Taiwán, ganara la elección presidencial en 2016, Pekín cortó el diálogo diplomático con el Gobierno taiwanés y presionó a otras naciones para que cesaran sus relaciones. Por otro lado, el Departamento de Trabajo del Frente Unido de China ha intentado fuertemente ganar el apoyo de la élite en Taiwán. Recientemente, la provincia Fujian de China afirmó tener mil puestos de trabajo vacantes en las universidades para que los académicos taiwaneses postulen. Postular o no postular –la elección será personal y política.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.