¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La TV rusa se retracta luego de llamar “colaborador fascista” a héroe armenio

“Nzhdeh”, por Avo. Imagen de dominio público.

Esta es una publicación asociada de EurasiaNet.org escrita por Joshua Kucera. Se reproduce con autorización.

Una estación de televisión estatal rusa se disculpó luego de haber emitido un segmento sobre la colaboración de un héroe de guerra armenio con la Alemania nazi.

TV Zvezda, estación afiliada con el Ministerio de Defensa ruso, emitió un programa el 19 de noviembre sobre Garegin Nzhdeh, controvertida figura nacionalista armenia. Nzhdeh luchó contra la invasión de los bolcheviques en Armenia luego de la Revolución Rusa. Posteriormente, se alió con los nazis contra la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial.

La presentadora del programa, Veronika Krasheninnikova, funcionaria de alto rango del partido gobernante Rusia Unida, mencionó que se había erigido una estatua de Nzhdeh en Everán en 2016. Relacionó su valorización con las relaciones de Armenia con la Unión Europea, que están en aumento.

“Asociarse con la Unión Europea no es lo único que Armenia está haciendo igual que Ucrania. Es difícil creerlo, pero Ereván también está valorizando a colaboradores fascistas”, dijo.

Krasheninnikova se refirió a Nzhdeh como “el Bandera de Armenia”, por el nacionalista ucraniano Stepan Bandera, quien también colaboró con los nazis y se ha convertido en héroe para muchos ucranianos en la actualidad. Además, comparó la insignia del Partido Republicano de Armenia (PRA) gobernante con la del Tercer Reich nazi.

Esto es solamente el ejemplo más reciente de una serie de disputas históricas entre Armenia y Rusia, que también han incluido las purgas de Stalin en 1937 y el esfuerzo por eliminar los nombres de héroes bolcheviques de las calles de Everán.

Pero comparar a Armenia con Ucrania es particularmente ofensivo por parte de Rusia. El pueblo ucraniano contemporáneo admira como héroes a figurar nacionalistas y ocasionalmente fascistas. Este hecho ha sido explotado constantemente por Rusia para justificar sus ataques en múltiples frentes contra Ucrania.

Sin embargo, Armenia no es Ucrania, es uno de los aliados más cercanos de Moscú y alberga una base militar rusa.

Los oficiales armenios respondieron rápidamente.

“Garegin Nzhdeh es uno de los héroes más importantes de la nación armenia. Se deben erigir estatuas y monumentos en su honor no solo en Ereván, sino en diferentes partes del país”, respondió Eduard Sharmazanov, portavoz del PRA, a RFE/RL. “Armenia es un país soberano y decidirá por sí mismo a quién erigir monumentos”.

Sharmazanov agregó que comparar el logotipo de su partido con la simbología nazi fue “ridículo y políticamente ciego”.

TV Zvezda se retractó rápidamente: se disculpó y eliminó el segmento de su sitio web.

“En un segmento acerca de las relaciones entre Armenia y la Unión Europea, la presentadora Veronika Krasheninnikova mencionó afirmaciones y declaraciones incorrectas sobre armenia”, escribió el presidente de Zvezda en una carta a Vardan Toghanyan, el embajador armenio en Moscú. “Pedimos disculpas por este error”.

Un portavoz de la embajada, Levon Torgomyan, contó que los líderes de la estación de televisión le habían dicho que “fue un error y un malentendido” y que espera que “continúen las relaciones amistosas”.

Krasheninnikova parece apoyar a Azerbaiyán, enemigo de Armenia. El año pasado, en una entrevista del sitio web Vestnik Kavkaza, elogió el progreso de Azerbaiyán bajo el gobierno del presidente Ilham Aliyev. “Azerbaiyán será un país próspero en estrecha alianza militar y política con Rusia”.

Azerbaiyán siguió con evidente satisfacción la controversia sobre Nzhdeh. Los medios del país informaron en detalle acerca de la noticia del informe de TV Zvezda, y Hikmet Hajiyev, portavoz del ministro del Exterior, habló mucho sobre el tema. “La propaganda nazi se ha convertido en política estatal en este país [Armenia]”, dijo en una entrevista con News.az. “La ideología nacional de Armenia, basada en el racismo de Garegin Nzhdeh, hoy es la tendencia ideológica del Partido Republicano de Armenia gobernante y, en última instancia, del gobierno armenio”.

Más allá del cinismo geopolítico, Nzhdeh en general es una figura controvertida. Los historiadores ubican su legado, y su reciente reivindicación, dentro del contexto de Ucrania y otros estados posteriores a la Unión Soviética.

“En este momento, todos los países posoviéticos están reescribiendo la historia. Quienes eran héroes ahora son enemigos. Quienes eran enemigos, incluso fascistas, ahora son héroes”, dijo el historiador armenio-estadounidense Ronald Grigor Suny en una entrevista reciente. “Esto está ocurriendo en los Balcanes y en Armenia. Algunas personas que colaboraron con los nazis, como Garegin Nzhdeh, ahora se consideran héroes”.

Efraim Zuroff, director de la oficina en Jerusalém del Centro Simon Wiesenthal, se opuso a la estatua erigida en Everán el año pasado.

“Es escandaloso que hayan fabricado la estatua”, comentó Zuroff al Jerusalem Post luego de la instalación de la estatua. “Nos oponemos a la glorificación de personas que lucharon junto con los nazis o que asistieron de cualquier manera a las fuerzas del Tercer Reich”.

Zuroff relacionó la estatua de Nzhdeh con “el fenómeno problemático que ocurre en este momento en Europa Oriental: se reescribe la historia para minimizar la colaboración local con los nazis”, informó el Post.

“Por lo tanto, este es un error lamentable y un insulto a las víctimas de los nazis y a todos los que combatieron contra ellos”, dijo Zuroff.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.