¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pañuelos para la cabeza que enlazan moda, religión y cultura

La modelo Aliyyah Abdul-Raul desfila con varias creaciones del diseñador Chimiwear en la Beautifully Wrapped Headwrap Expo. Durante la exposición, se organizan desfiles cada hora para presentar diferentes estilos creados por varios diseñadores. Crédito: Cortesía de Felicia Tolbert.

Este artículo escrito originalmente por Frances Kai-Hwa Wang fue publicado en PRI.org el 27 de octubre de 2017. Se reproduce por un acuerdo de colaboración entre PRI y Global Voices.

El glamur no escasea en esta cita anual con la moda en el estado de Michigan, Estados Unidos, donde hombres, mujeres y niños desfilan por la pasarela al ritmo de la música de fondo. Sin embargo, lo que hace especial a este desfile es su celebración de estilos sencillos a la vez que modernos. Con sus velos, turbantes y pañuelos para la cabeza, las modelos presentan prendas elegantes y sofisticadas sin necesidad de dejar al descubierto su pelo. Mientras que no muy lejos de la pasarela, nos encontramos con un verdadero festival de colores en los puestos donde venden telas, arte y joyas procedentes de todos los rincones del mundo.

La responsable de todo esto es Zarinah El-Amin Naeem. Esta antropóloga de Detroit creó este evento anual con el objetivo de reunir a diferentes grupos étnicos y religiosos, como los sijs, musulmanes, judíos, israelitas negros, cristianos ortodoxos o espiritualistas africanos, que comparten la tradición de cubrirse la cabeza.

El-Amin Naeem nos cuenta que la “Beautifully Wrapped Headwrap Expo” acerca a personas de diferentes procedencias para que puedan compartir sus ideas y aprender los unos de los otros.

“Es fundamental para que nuestro mundo evolucione que la gente pueda encontrarse y hablar cara a cara, no solo conocerse a través de los libros”, comenta El-Amin Naeem.

Cuando era más joven, la antropóloga Zarinah El-Amin Naeem solía cubrirse la cabeza por moda, pero después pasó a ser un símbolo de su religión. Tras muchos viajes, se dio cuenta de que muchas culturas comparten esta tradición. Crédito: Cortesía de Felicia Tolbert.

La antropóloga también se cubre la cabeza con telas de colores vivos y su estilo preferido es la “torre alta” que puede alcanzar los 30 centímetros de altura. Antes, El-Amin Naeem se ponía o quitaba los pañuelos para la cabeza simplemente por moda. Sin embargo, tras su tercer año en la Howard University en Washington D.C. empezó a usar el pañuelo como un símbolo de su religión.

Como ella misma explica: “Era un modo de identificarme de forma visual como musulmana. Veía como muchas mujeres musulmanas también llevaban el velo y me gustaba la idea de poder reconocer su religión de un vistazo”.

Según ella, la gente empezó a tratarla de manera diferente. En sus viajes fuera de Estados Unidos primero como estudiante y después como cooperante internacional en Egipto y Sierra Leona, El-Amin Naeem se dio cuenta de que existían muchas culturas que se cubrían la cabeza, así como una gran variedad de velos, turbantes y pañuelos para la cabeza. De hecho, los suyos propios le abrieron las puertas a la hora de entablar conversaciones.

“Como musulmana y afroamericana, durante mis viajes me di cuenta de que mis pañuelos para la cabeza despertaban mucha curiosidad”, explica El-Amin Naeem. “La gente me paraba para preguntarme cómo me los ataba, dónde me había comprado las telas o por qué los usaba. Así que empecé a hacer talleres improvisados en el baño que luego se convertirían en cursos organizados en la biblioteca”.

Con el tiempo, El-Amin Naeem fundaría Beautifully Wrapped, organización internacional y interconfesional cuyo objetivo es promover el amor y la humanidad a través del arte para atar los pañuelos para la cabeza.

Desde 2013, El-Amin Naeem ha organizado esta exposición anual sobre pañuelos para la cabeza que ya atrae a cientos de hombres y mujeres provenientes de todos los rincones de Estados Unidos. Este año, se celebró el 29 de octubre en el Ford Community & Performing Arts Center en Dearborn, Michigan.

“Ayudar a entender la práctica [de cubrirse la cabeza] es importante porque hoy en día la forma de vestir de las mujeres y, en particular el de las mujeres musulmanas, está siendo usado con fines políticos”, afirma El-Amin Naeem. “Muchas mujeres musulmanas sienten que es una carga que únicamente deben soportar ellas. Sin embargo, cuando amplías el objetivo y ves las diferentes tradiciones de cubrirse la cabeza, te preguntas por qué un solo grupo —las mujeres musulmanas— ocupan el centro del debate”.

Para muchas personas, según El-Amin Naeem, la exposición les brinda la oportunidad de aprender algo nuevo como ver telas exclusivas o conocer nuevos estilos. Hay tutoriales, un mercado de artesanos donde se venden telas y se organizan desfiles cada hora donde una docena de diseñadores presenta sus creaciones.

“Hay participantes que nunca habían usado un pañuelo para la cabeza, mientras que otros simplemente quieren cambiar de estilo”, nos explica la organizadora.

La exposición se convierte en un lugar donde los diferentes grupos se pueden plantear preguntas y construir relaciones. El año pasado la princesa Anne Oluwaseun Besimen-Akinfenwa representante de la  Odua Organization of Michigan hizo una presentación sobre la cultura Yoruba en África Occidental.

“Aprendí mucho del resto de panelistas” explica. “Ahora tengo una idea más profunda de por qué existe la tradición de cubrirse la cabeza en la religión sij”.

Durante la exposición, un sij muestra cómo se ata un dastar o turbante. Crédito: Cortesía de Felicia Tolbert.

Además de aprender las particularidades entre las distintas tradiciones, los participantes tienen la oportunidad de conocerse y compartir experiencias, especialmente porque hoy en día usar turbantes o velos puede levantar sospechas o despertar críticas entre ciertos sectores de la sociedad.

“De algún modo, cubrirse la cabeza para muchas personas significa poder expresarse aunque también signifique tener que enfrentarse a una vida más complicada”, confiesa El-Amin Naeem. “Siempre digo que una persona que lleve el velo o el turbante en una sociedad que no aprecia esta práctica, tiene que tener mucho valor porque dejas de ser invisible”.

Andrea Grinberg, además de ser violonchelista profesional, es la fundadora de Wrapunzel, sitio web dedicado a mujeres que se cubren la cabeza. Grinberg es judía y recuerda cómo tras su presentación en la exposición se le acercó un hombre musulmán sorprendido por las muchas similitudes que compartían las religiones de ambos.

“Es la primera vez que conozco a una persona judía”, le explicaba el hombre.

Grinberg recuerda esta conversación como una anécdota maravillosa.

“Y de esto se trata esta exposición”, resume Grinberg. “Sé que a Zarinah le encanta poder facilitar este tipo de conversaciones”.

Andrea Gringberg, violonchelista judía y fundadora de la comunidad online Wrapunzel, que conecta a mujeres que usan velos, turbantes o pañuelos para la cabeza, es una de las protagonistas del calendario de Beautifully Wrapped. Crédito: Cortesía de Yonatan Grinberg.

Otro año, después de la actuación de la Nación del Islam, varios miembros de la comunidad judía consideraron que la actuación desprendía tintes militares y políticos. Sin embargo, los dos grupos se reunieron para hablar y se les explicó que se trataba de una serie de movimientos cuyo objetivo era empoderar a la mujer y y cuya práctica se realizaba en privado, no en público.

“Si estos grupos pueden reunirse y pasárselo bien juntos, entonces todo es posible”, concluye Grinberg.

Como proveedora de servicios, Grinberg agradece poder tratar con la gente en persona además de aprender diferentes estilos para atar sus pañuelos.

“Cuando participas en la exposición, se respira un divertido y maravilloso ambiente relacionado con la moda y la cultura, pero va mucho más allá. Y no creo ser la única persona que siente todo esto una vez que entras en la exposición”, confiesa Grinberg.

Todos los años, Beautifully Wrapped publica un calendario de pared con fotos de mujeres provenientes de diferentes religiones o culturas que llevan pañuelos, velos o turbantes para la cabeza. El-Amin Naeem también creó Niyah Press, que ayuda a difundir historias que normalmente pasan desapercibidas en los medios principales, así como Enliven Your Soul, que organiza tours culturales para mujeres para visitar países como Marruecos o Indonesia. Para su próximo proyecto, está recaudando fondos para crear una exposición móvil con medios mixtos que promueva discusiones sobre moda, religión y cultura entre diferentes comunidades de Estados Unidos.

“Tenemos que construir una armadura para nuestra comunidad y declarar como un solo ente nuestro amor y cariño por los demás así como nuestro compromiso a resolver nuestras diferencias”, concluye El Amin Naeem.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.