¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Escepticismo sobre investigación policial por abusos a niños en guardería es censurado en China

Padres reunidos frente a la guardería de RYB. Fotografía de la página web estatal china people.cn

Un caso de abuso infantil en una guardería privada de Pekín y la consiguiente censura de noticias y comentarios sobre el caso ha causado críticas de la población china a las autoridades y escepticismo por las conclusiones policiales.

El 22 de noviembre, ocho padres denunciaron a la policía de Pekín que el personal de una guardería del grupo de educación llamado Red-Yellow-Blue (RYB) estaba lastimando a sus hijos.

Según publicaciones en medios locales, los padres encontraron marcas de agujas en el cuerpo de sus hijos. Algunos niños declararon que los profesores les obligaron a ingerir un polvo blanco y un niño manifestó que un doctor desnudo les hizo inspecciones corporales en una habitación. Supuestamente, al menos tres niños tuvieron como castigo quedarse desnudos en clase y uno mostraba marcas físicas que podrían implicar abusos sexuales.

Esta noticia ha sido muy comentada en redes sociales. El 22 y el 23 de noviembre, un grupo de enfadados padres se reunió fuera de la guardería para pedir explicaciones y los videos de vigilancia. Posteriormente, la policía comenzó la investigación.

Después de esto, comenzó la censura. El que fue un tema candente de conversación desapareció de las redes sociales. Los cibernautas, sin embargo, continuaron debatiendo este caso en medios más privados, como salas de chat, y muchos mostraron preocupación sobre el hecho de que la policía no investigaría lo suficientemente a fondo a este grupo educativo.

Este no es el primer caso en el que un grupo educativo ha tenido que enfrentarse a acusaciones de abusos a menores. En 2015, se encontraron marcas de agujas en los cuerpos de al menos 17 niños de otra guardería de RYB en la provincia de Jilin, a lo que siguió el arresto de cuatro profesores.

Censura, acusaciones “falsas” y rumores

El 25 de noviembre, la policía de Chaoyang, distrito de Pekín, anunció en Weibo que habían arrestado a un profesor de 22 años, y a un habitante de Pekín que comentó en redes sociales sobre la conexión entre el director de la guardería con un clan militar situado cerca de Pekín.

El 28 de noviembre, la policía del distrito añadió que no existían pruebas de que se administrasen drogas a los niños ni de que hubiesen sufrido abusos sexuales. Los padres, según la policía, admitieron haber realizado acusaciones falsas o incitado a los niños para que diesen testimonios falsos, en este caso desnudarse como castigo o consumo de drogas.

Sin embargo, la policía también declaró que el disco duro con las grabaciones en video de la guardería estaba estropeado porque el suministro eléctrico que alimentaba las cámaras de vigilancia se desenchufaba frecuentemente durante largos períodos. La policía consiguió recuperar 113 horas de material grabado.

Bajo las actualizaciones policiales publicadas en Weibo, la mayoría de los comentarios ensalzaban el trabajo de las autoridades y condenaban a las personas que esparcieron los rumores.

Dibujo de un disco duro ahorcándose. Imagen viral de Weibo.

Con todo, a pesar de la censura, se siguieron sucediendo comentarios críticos sobre la investigación en Weibo. Un cibernauta resumió el mensaje de las actualizaciones policiales en varios puntos claves:

1.孩子没事,2.老师脾气不好,3.视频坏了,4.家长无聊,借孩子搞事情,5.网友都被孩子和家长骗了,6.网友不要造谣,不然抓人。

1. Los niños están bien; 2. Los profesores están enfadados [lastimaron a los niños con agujas porque se negaban a dormir]; 3. El disco duro de las cámaras de seguridad está estropeado; 4. Los padres están usando a sus hijos para crear controversia; 5. Tanto los cibernautas como los niños fueron engañados por los padres; 6. Los cibernautas deberían dejar de esparcir rumores o serán detenidos.

China introdujo la ley de rumores en internet en 2013. Con esta ley se detendrían a los cibernautas que divulguen información no verificada y se les acusaría de esparcir rumores si sus publicaciones se visualizan 5000 veces o se han compartido 500 veces. La pena máxima de cárcel es de tres años.

Otro usuario de Weibo puso en duda el informe policial y la censura de comentarios en internet:

新浪刚推出来的朝阳分局的调查结果,立马点进去看,所以这调查结果就是一切都是家长造谣,抹黑,无中生有?呵呵,多么可怕,或许这就是社会,背后的势力或许是我们不能想象的。
短短几分钟,评论上千,全是质问,一眨眼功夫 ,评论全部被删,关闭评论!!这样就会没有质疑的声音了吗?
警方带走了能证明事实全部监控,一句监控视频损坏,就当没有发生过任何事?真是可笑至极。

Sina acaba de informar sobre la investigación de la policía del distrito de Chaoyang. Leí el informe de inmediato. Entonces, ¿el resultado de la investigación es que los padres se inventaron los abusos? Es sobrecogedor. ¿Quizás sea un reflejo de nuestra sociedad, en la que un poder invisible impera?
En pocos minutos, aparecieron miles de preguntas bajo el informe. Y en unos segundos, desaparecieron todos los comentarios y se cerró la función para hacer comentarios.
¿Se pueden borrar las críticas de esta manera?
La policía ha confiscado todas las imágenes de las cámaras de vigilancia. Solo con decir que el disco duro estaba estropeado, ¿podemos hacer como que no ha pasado nada? Esto es de locos.

Para enfatizar las inconsistencias dentro del informe policial, “disco duro estropeado” se convirtió en etiqueta en redes sociales.

Un artículo técnico señaló que todas las cámaras de videovigilancia de la guardería estaban conectadas a un sistema central que alertaría a las autoridades de educación gubernamentales si las cámaras de seguridad no funcionaban. Pero el artículo fue censurado.

Otro artículo censurado reunió todas las publicaciones de noticias disponibles sobre otros casos no relacionados en los que las investigaciones policiales informaron que las cámaras de seguridad o los discos duros asociados en la escena del supuesto crimen no funcionaban. Inevitablemente, la mayoría de los casos terminaron con la misma conclusión de que no había pruebas que confirmasen las acusaciones.

Los cibernautas bromearon sobre el disco duro y un dibujo que mostraba un disco duro suicidándose se volvió viral (ver imagen más arriba).

El negocio de la educación está en auge, ¿quién se preocupa por los niños?

El bienestar de los niños en las guarderías se ha vuelto un tema controversial en China, donde una serie de casos de abusos ha sacado a la luz normativas y supervisión laxas en el sector que se encarga del cuidado de niños y enseñanza temprana.

Esta vez, la guardería implicada está dirigida por RYB, grupo educativo privado de alto nivel que cotizó en bolsa en Estados Unidos en septiembre de 2017. Se dirige a las familias de clase media emergentes de china y sus cuotas escolares ascienden a los 5.000 yuanes (750 dólares estadounidenses) al mes por educación bilingüe. Y aun así, este incidente muestra que gastar tanto dinero no garantiza que los niños estén a salvo contra los abusos.

Se ha invertido mucho dinero en el sector de la educación temprana china; la proyección fue de un mercado de 348 millones de yuanes en 2010 con un crecimiento anual medio de un 20%, después de que China abolió la política de hijo único en 2015. Sin embargo, esta expansión prematura ha provocado irregularidades, como contratar a profesores sin licencia para incrementar los beneficios o acomodarse a presupuestos excedidos.

RYB es un caso claro de sector en expansión. El grupo, fundado en 1999, abrió su primera guardería privada en 2001 y ha logrado la reputación de instituto de educación líder que proporciona la educación temprana de mejor calidad. Tras obtener una licencia para hacer franquicias en 2013, a junio de 2017 el grupo era dueño de 853 centros de juego y aprendizaje y 225 guarderías y proyectaba abrir 724 establecimientos de preescolar más en todo el país. Los beneficios de RYB provienen en mayor parte de las cuotas de franquicia.

No parece que se estén teniendo en cuenta ninguno de los problemas de esta industria tras este último caso, ya que la atención se ha localizado en las personas que formaron parte de estos casos. Como comentaba de forma sarcástica en Twitter el usuario @wyjaaa:

Disco duro estropeado, no hay más cintas de vigilancia. El profesor sin licencia admitió el delito y el guarda de seguridad admitió [que desconectó el sistema de videovigilancia]. Los padres dejaron de quejarse. Las personas que comenzaron los rumores pronto aparecerán en la televisión china confesando su culpa. Enhorabuena, el precio en bolsa de RYB se ha recuperado y la población de clase baja [entre la que se incluye el profesor sin licencia y el guarda de seguridad] sigue celebrando esta próspera era…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.