¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Suicidio de universitaria desencadena pedidos de reforma inmediata del sistema universitario en Afganistán

Foto de la marcha estudiantil, por Baqi Samandar. Usada con permiso.

El reciente suicidio de una estudiante en una universidad de Kabul ha desencadenado protestas unánimes para acabar con la corrupción y la discriminación en el corrompido sistema de educación universitaria de Afganistán.

Unos estudiantes afganos saturaron las redes sociales y convocaron una marcha en la Universidad de Kabul días después del suicidio de una universitaria, que presuntamente había fracasado varias veces en su tesis.

El suicidio y las sucesivas protestas tuvieron una amplia difusión en los medios locales.

Los amigos de la universitaria Zahara Khawari, de último año de veterinaria de la universidad de Kabul, contaron a los periodistas que su compañera de 25 años se quitó la vida porque su supervisor, Gul Mohammad Tanin, rechazó su tesis por tercera vez. La policía confirmó el suicidio y puso en marcha una investigación que ha conducido a la detención del supervisor con cargos que no se han revelado aún.

Khawari se alojaba en un dormitorio de la universidad y venía de la provincia de Daikundi, zona montañosa marginada del centro del país. Supuestamente, tomó veneno en el desayuno y murió al cabo de un rato en su habitación.

Por lo visto, el escándalo ha obligado a dimitir al ministro interino de Educación Superior. Abdul Latif Roshan dejó su cargo el 22 de noviembre y fue sustituido por Najibullah Khwaja Omari.

Protestas en medios sociales

En cuanto se hizo pública la noticia de la muerte, las cuentas afganas en Twitter y Facebook se lenaron de fotos de la universitaria, junto con mensajes de condolencias y la firme condena hacia su supervisor.

La periodista Zahra Joya dejó salir su rabia en una breve publicación en Facebook:

بشکند دستی که انسانی را مجبور می‌کند تا به زندگی‌اش نقطه پایان بگذارد

¡Córtenle la mano de quien obliga a una persona a matarse!

Asif Ashna, activista político-liberal, publicó una foto de Zahra muy difundida en medios donde se la veía trabajando en un contenedor para transformarlo en un gallinero, con dinero de su bolsillo y por orden directa de su supervisor.

En su cuenta de Twitter, este activista lamenta no haber empleado el tiempo como estudiante en la universidad para insistir en llevar a cabo reformas más importantes:

No dejo de pensar en el trabajo de Zahra (en la universidad) y en las protestas por el suicidio. Estoy consternado. Hago introspección de mis experiencias personales y de las cosas que pasamos por alto. Había tantos cambios que debimos haber impulsado y no hicimos…

Muchos jóvenes afganos tienen la esperanza de que la muerte de Zahra pueda convertirse en un punto de atención para modernizar la educación superior, al menos en la emblemática universidad de la capital.

Un periódico de difusión nacional escribió una columna animando a los estudiantes a contar sus experiencias y a enviar sugerencias para estas reformas. Muchos comentaron acerca de los obstáculos que tuvieron que superar para obtener el diploma.

Marcha estudiantil en la universidad

Un día después de la muerte de Zahra, sus compañeros convocaron una marcha. Inundaron el campus de la universidad y hablaron sin tapujos contra la discriminación y el comportamiento “dictatorial” de los profesores con los estudiantes, quienes habían pasado lo suyo para aprobar los exámenes de acceso y sorteado dificultades económicas para llegar a la mejor universidad del país. La Universidad de Kabul, dijeron, “destroza nuestros sueños”.

Tahir Qadiry resumió en Twitter el estado de ánimo de los manifestantes:

Lo que le ha ocurrido a Zahra en la Universidad de Kabul es solo un ejemplo de la infrenable corrupción y el caos en las universidades dirigidas por el Estado. Zahra se suicidó para librarse del desorden y las injusticias. Nos recuerda a la película de Bollywood “3 idiots”. Las áreas académicas deben ser respetadas.

Zakiiiieh, usuaria afgana de Twitter, afirmó que es posible que Zahra –miembro de la sufrida minoría hazara– hubiera sido víctima de discriminación racial.

Es tan dolorosa… la discriminación… Zahra podría haber sido genial, una académica e inventora que hubiera levantado este país. Pero murió con sus sueños.

Lo más destacable tal vez sea que parte del personal universitario se sumó a las protestas. El profesor Younus Toughyan dijo en Facebook:

این بار نخست نیست که فضیحتی نا بخشودنی در پوهنتون کابل صورت می گیرد. در همین پوهنتون استادان هستند که بر شاگردان (فرزندان خودشان) تجاوز کردند و به جای تحذیر تقدیر شدند و به مقامات عالیه رسیدند. استادانی بودند و هستند که رشوه گرفتند و می گیرند و این مسئله به فیسبوکها رخنه کرد، هیچ کس آن را ندید و نشنید و نپرسید. سالهاست که در پوهنتون تعصبات ملی، سمتی و زبانی اعمال می شود. واقعن می شرمم که در کنار افرادی متجاوز، زانی، رشوت خوار و متعصب قرار دارم.
روان زهرا خاوری شاد و یادش گرامی باد. در کنار معترضین تا آخر دادخواهی می کنم. ننگ و نفرین بر وجدانهای بیمار

Esta no es la primera vez que un escándalo difícil de olvidar ocurre en la Universidad de Kabul. Muchos profesores violaron a sus estudiantes, y en lugar de ser despedidos solo los amonestaron. Recibían sobornos, de lo cual hay evidencia en Facebook, pero ninguno fue arrestado. Durante años, los profesores han estado causando mucho perjuicio con su comportamiento por idioma, raza e identidad étnica. Me avergüenzo de ser su colega… Permaneceré al lado de los manifestantes hasta el final. Mueran los enfermos.

¿Tragedia que terminó en indiferencia?

La historia de Zahra Khawari ha tenido una amplia resonancia entre los estudiantes afganos porque encarna los sacrificios personales que la mayoría ha tenido que hacer para conseguir un diploma en un sistema discriminatorio y plagado de corrupción.

La tesis de Zahra, que se centraba inicialmente en métodos para alimentar a las ovejas, era la última barrera que tenía antes de graduarse. Según su compañera de habitación, que fue la primera en encontrar a Zahra después de que se tomara el veneno con el desayuno, el supervisor Gul Mohammad Tanin le presentaba razón tras razón para desaprobarla, incluso después de que cambió el tema de su tesis:

Zahra went through a hard time working on her project, and spent so much money. Not once, but multiple times her dissertation was simply dismissed. She was no longer able to spend time working on the project because she is from a poor farming family. She came under too much pressure and finally killed herself.

Zahra pasó malos momentos trabajando en su proyecto y gastó mucho dinero. No hablamos de una, sino de muchas veces que su tesis fue rechazada sin más. Ya no podía invertir más tiempo en el proyecto porque venía de una familia pobre de agricultores. Tuvo tanta presión encima que al final se quitó la vida.

Este supervisor no es el único supuesto asesino en esta triste historia. A juzgar por lo que dicen algunos medios, cuando encontraron a Zahra envenenada y aún con vida, la persona encargada de las habitaciones no dio su consentimiento para trasladarla de inmediato al hospital. En vez de eso, la mujer preguntó a sus amigas y tía si Zahra tenía o no tarjeta una que probara su residencia en los dormitorios universitariios.

Para cuando su tía se la llevó hacia el hospital, ya era demasiado tarde.

Las causas principales para cometer suicidio son las depresiones sin tratar. Pero la depresión puede tratarse y el suicidio se puede evitar. Consigue la ayuda que necesitas en los teléfonos de asistencia para suicidas y quienes sufren crisis emocionales. Visita Befrienders.org y busca el teléfono de asistencia de tu país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.