¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La salud de miles de niños filipinos podría estar en riesgo por vacuna contra dengue de Sanofi

Centro de salud rural en Filipinas. Foto de Flickr del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Australia (CC BY 2.0).

En 2016, se le administró la vacuna contra el dengue a más de 700.000 niños filipinos. Sin embargo, el 29 de noviembre de 2017, la compañía farmacéutica francesa Sanofi Pasteur, que elaboró la vacuna Dengvaxia, declaró que no debería administrarse a niños no infectados por el virus del dengue con anterioridad.

En 2014, el mundo celebraba la noticia del avance en la investigación de una vacuna contra el dengue. Uno de los países que compró la vacuna a Sanofi Pasteur fue Filipinas a un costo de 3,5 mil millones de pesos (185 millones de dólares estadounidenses).

El dengue es un virus tropical para el que no se conoce cura alguna y que es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Según estadísticas gubernamentales, en Filipinas se informa un promedio de 200.000 casos de dengue por año.

El Ministerio de Salud administró por primera vez la vacuna a 733.000 niños de escuelas públicas en abril de 2016. Más de 200.000 niños recibieron tres dosis de la vacuna entre 2016 y  2017.

Sanofi Pasteur informó que, de acuerdo con su última investigación, la vacuna podría provocar “más casos graves tras la vacunación en caso de una infección posterior” en aquellas personas que nunca hubieran contraído dengue con anterioridad.

The analysis confirmed that Dengvaxia provides persistent protective benefit against dengue fever in those who had prior infection. For those not previously infected by dengue virus, however, the analysis found that in the longer term, more cases of severe disease could occur following vaccination upon a subsequent dengue infection.

For individuals who have not been previously infected by dengue virus, vaccination should not be recommended.

El análisis confirmó que Dengvaxia brinda protección constante contra la fiebre del dengue en personas infectadas anteriormente. Para quienes no hubieran tenido el virus antes, el análisis encontró que a largo plazo, se podrían dar más casos graves tras la vacunación en una infección posterior.
No se debería recomendar la vacunación en las personas que no hayan estado infectadas por el virus del dengue con anterioridad.

En un informe posterior, Sanofi Pasteur aclaró que su vacuna no causa dengue:

For those who did not have previous dengue infection before vaccination, the vaccine does not cause dengue.

En personas no infectadas previamente por el virus, la vacuna no provoca dengue.

El Ministerio de Salud suspendió de inmediato su programa de inmunización contra el dengue. El Gobierno también suspendió la venta, distribución y comercialización de Dengvaxia.

La FDA suspende Dengvaxia. Gran decisión.

La Organización Mundial de la Salud respaldó la decisión del Gobierno de las Filipinas de suspender el uso de Dengvaxia, y añadió que nunca recomendó la vacuna:

The WHO position paper did not include a recommendation to countries to introduce the dengue vaccine into their national immunization programs.

El documento con la posición de la Organización Mundial de la Salud no incluyó una recomendación para que los países agregaran la vacuna contra el dengue a sus programas nacionales de inmunización.

Sin embargo, en un comunicado anterior, la Organización Mundial de la Salud había reconocido una “recomendación condicional” para el uso de la vacuna:

The position paper makes a conditional recommendation on the use of the vaccine for highly endemic areas.

El documento de posición hace una recomendación condicional del uso de la vacuna en zonas altamente endémicas.

El senador filipino Joel Villanueva reclamó que se haga justicia contra la compañía: “Sanofi también debería responder por el caótico lanzamiento al mercado de medicamentos que no se han sometido a estudios clínicos adecuados y completos”. Mientras tanto, el también senador Richard Gordon acusó al gobierno anterior de “apresurar el proceso de compra” y reclamó un interrogatorio para determinar la culpabilidad de los funcionarios en la implementación del programa de vacunación contra el dengue. El nuevo gobierno asumió el 30 de junio de 2016.

Otros senadores quisieron constatar si algunas muertes por dengue se relacionan con la vacuna.

Como parte de la investigación de Blue Ribbon por la vacuna del dengue, estuve junto a padres de un niño de Battaan al que se le aplicó y falleció. El niño tenía entre ocho y nueve años.

La médica y bloguera Stef de la Cruz expresó su consternación ante el hecho de que los niños filipinos hayan sido usados como “conejillos de indias” para el desarrollo de la vacuna:

Checks and balances existed to ensure the safety of the people. Regrettably, these were set aside to ensure the vaccine was included in the formulary, approved for use, and procured with a multibillion price tag not even remotely proportionate to the disease burden it hoped to relieve.

What do we do as a people after we realize that our children have become deniable guinea pigs for an allegedly-corrupt experiment masquerading as a vaccine program?

Label changes are not enough. Adding salt to the wound, press statements that prioritized deniability over liability are a travesty of the apology we demand and deserve.

Existía un sistema de control para garantizar la seguridad de las personas. Lamentablemente, se ignoró para asegurar que la vacuna se incluyera en la lista oficial de medicamentos, se aprobara y se comprara a un precio multimillonario, ni siquiera remotamente proporcional a la carga de la enfermedad que esperaba aliviar.
¿Qué hacemos como pueblo al darnos cuenta de que nuestros niños se han transformado en conejillos de indias no reconocidos por un experimento supuestamente corrupto disfrazado de programa de vacunación?
Los cambios en las etiquetas no son suficientes. Echando sal a la herida, los comunicados de prensa que priorizan la negación por sobre la responsabilidad son una parodia de la disculpa que reclamamos y merecemos.

Este tuit refleja el sentir de muchas personas luego de que Sanofi anunciara los últimos hallazgos sobre su vacuna:

¿Por qué ahora? 😥 ¿Qué hay de los miles de niños a los que ya se les aplicó la vacuna?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.