¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cumbre GV 2017: Esa fina línea entre amistad y compañerismo

No siento ninguna ansiedad ni decepción pues no espero nada. La mayor parte del tiempo me emociono y siento curiosidad.

Pero cuando mi nombre apareció en la lista de los asistentes a la cumbre de Colombo 2017, me sentí intimidada de alguna manera. Nunca pertenecí a Global Voices en ese sentido. Sí, me encanta Global Voices, admiro el trabajo que hacen sus colaboradores y estoy agradecida de formar parte de esto. Me gusta no saber. Me gusta ser nadie y todo. Siempre quiero saber y ser, solamente ser, detesto las etiquetas, clasificaciones, títulos y definiciones. Las veo como limitaciones y cajas de identidad bien envueltas, Así que no estaba segura de si iba a encajar.<

El primer día de las reuniones internas fue suficiente para borrar esos pensamientos, me aseguraron que estaba donde quería estar, haciendo exactamente lo que quería hacer.

El segundo día empecé a sentir algo que era totalmente nuevo para mí: compañerismo. Compartir las mismas esperanzas y buenas intenciones con alguien y ver la manera de llevarlo a cabo. Vi a la intangible autenticidad convertirse en herramientas tangibles y estrategias aplicables.

Al tercer día, desperté mágicamente para encontrarme rodeada de amigos que podían escuchar profundamente y entender incondicionalmente. Todo se volvió inesperadamente emotivo e insoportablemente hermoso.

Luego pasé el resto de los días de la cumbre merodeando eufóricamente esa fina línea entre compañerismo y amistad, alternando entre hacer y ser, entre hacer algo que importa sobre cosas que importan juntos y simplemente estar juntos, tomando café o almorzando, caminando por playa, conversando en el bus.

Después de la cumbre, emprendí un viaje sola. Recordaba cada pequeña conversación con cada uno, cada idea, cada sugerencia, cada broma y cada hermosa historia, y las llevé todas para que se quedaran para siempre.

Así que gracias a todos y cada uno por ser ustedes, y perdón por cualquier momento en blanco que haya cortado nuestra conversación. Yo era toda oídos. Es que estuve realmente demasiado sobrecogida en los días de la cumbre e incluso después.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.