¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Presidente de Ghana dice que África debe abandonar “mentalidad de dependencia” de ayuda de Occidente

Captura de pantalla de la conferencia de prensa realizada por el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente ghanés Nana Akuffo-Addo. Vía Scope News en YouTube. Haz clic en la imagen para ver el video.

Durante una conferencia de prensa conjunta realizada en noviembre de 2017 con el presidente francés Emmanuel Macron, el presidente ghanés Nana Akuffo-Addo declaró de manera polémica que los africanos deben alejarse de la “mentalidad de dependencia” en la ayuda occidental y buscar iguales oportunidades de comercio.

Muchos aplaudieron estas fuertes palabras, pero otros pensaron que absolvía injustamente a países europeos como Francia de responsabilidad por su explotación pasada y presente de países africanos. Y algunos se mostraron escépticos de que un político como Akuffo-Addo pongá sus palabra en acción.

El presidente Macron estaba de visita en Ghana, una antigua colonia británica, en señal de que tiene un “acercamiento con África”, y que no se centra en los países francófonos sobre los anglófonos, según sus asesores. Era la primera vez en la historia que Ghana recibía la visita de un presidente francés:

Estoy orgulloso de ser el primer presidente francés en visitar Ghana. Larga vida a la amistad entre Francia y Ghana.

Durante la conferencia de prensa, la respuesta del presidente de Ghana sobre la dependencia de África en la ayuda surgió cuando un periodista de JoyNews preguntó al presidente Macron:

We know that France's support to Africa, over the years, is geared towards the Francophone region. In this new partnership, are you looking at the position where Africa will be looked as one continent regardless of where their colonial masters came from?

Sabemos que el apoyo de Francia a África, desde hace años, está dirigido a la región francófona. En esta nueva sociedad, ¿está usted buscando la posición en que se verá a África como un continente independientemente de dónde vienen sus amos coloniales?

El presidente Akuffo-Addo, que ganó una elección histórica y pacífica en 2017 tras dos intentos fallidos, hizo campaña con una promesa de romper el ciclo de dependencia en ayuda extranjera. Durante la visita de Macron, el presidente de Ghana resaltó que “queremos que nuestras relaciones con Francia se caractericen por un aumento en el comercio y en cooperación de inversiones, no ayuda”. Según las estadísticas, las inversiones francesas en Ghana totalizaron 1,500 millones de euros en 2015, lo que convirtió a Ghana en el sétimo mayor destino de las inversiones francesas en África Subsahariana. Y en 2014, la asistencia de desarrollo oficial de Francia a Ghana fue de 67.56 millones de dólares, según el portal de información de países, IndexMundi.

No es de sorprender que Akuffo-Addo vehementemente intentara abordar la pregunta del periodista. La repuesta del presidente ha estado circulando en YouTube:

We have to get away from this mindset of dependency. This mindset about ‘what can France do for us?’ France will do whatever it wants to do for its own sake, and when those coincide with ours, ‘tant mieux’ [so much better] as the French people say…Our concern should be what do we need to do in this 21st century to move Africa away from being cap in hand and begging for aid, for charity, for handouts. The African continent when you look at its resources, should be giving monies to other places…We need to have a mindset that says we can do it…and once we have that mindset we’ll see there’s a liberating factor for ourselves.

Debemos alejarnos de esta mentalidad de dependencia. Esta mentalidad de ‘¿qué puede hacer Francia por nosotros?’. Francia hará lo que quiera por su propio bien, y cuando eso coincida con el nuestro, ‘tant mieux’ [tanto mejor], como dicen los franceses… Nuestra preocupación debería ser qué debemos hacer en este siglo XXI para que África no mendigue ni ruegue por ayuda, caridad, donativos. El continente africano, cuando ves sus recursos, debería dar aportes a otros lugares… Debemos tener una mentalidad que diga: “podemos hacerlo”… y una vez que tengamos esta mentalidad veremos que es un factor liberador para nosotros.

Por su parte, los medios calificaron la respuesta de Macron a la pregunta como “común y corriente”.

Un video del momento publicado por el sitio web cultural en francés NOFI ha tenido más de 2.6 millones de visitas en Facebook, y se ha compartido más de 40,000 veces.

Muchos elogiaron las palabras del presidente como una posición importante contra los excolonizadores, como escribió John Muhammad en un comentario en Facebook:

I salute my brother we must become totally independant of the colonist who want to rule and determine our future, we have what they all need, our rich minerals and resourses throughout the continent. There wealth comes from we the kings and queens of AFRICA

Saludo a mi hermano, debemos ser totalmente independientes de los colonizadores que quieren gobernar y determinar nuestro futuro, tenemos lo que ellos necesitan, nuestros ricos minerales y recursos en todo el continente. Ahí, la riqueza viene de nosotros, reyes y reinas de ÁFRICA

‘Akufo-Addo simplemente excusaba la responsabilidad de Macron y Francia’

Sin embargo, la afirmación del presidente tuvo reacciones diversas. En un artículo para el blog Africa Is a Country, Dennis Laumann, profesor de historia africana en la Universidad de Memphis, expresó:

No one disputes that Africans must determine their own destiny but Akufo-Addo was simply excusing the responsibility of Macron and France and the West for Africa’s predicament. It would have been more controversial and shocking if Akufo-Addo had taken the opportunity to confront Macron about France’s debt to Africa for the slave trade and colonization; its history of arming and defending dictators like Mobutu Sese Seko and Blaise Compaoré; and the complicity of French companies in everyday corruption.

Nadie discute que los africanos deben determinar su propio destinio, pero Akufo-Addo simplemente estaba excusando de responsabilidad a Macron y Francia y Occidente por la situación de África. Hubiera sido más controvertido e impactante que Akufo-Addo hubiera aprovechado la oportunidad para confrontar a Macron por la deuda de Francia a África por el comercio de esclavos y la colonización; su historia de armar y defender dictadores como Mobutu Sese Seko y Blaise Compaoré; y la complicidad de las empresas francesas en la corrupción de todos los días.

En un artículo para el sitio webEuractiv, el periodista Ama Lorenz expresó que el presidente Akufo-Addo debe seguir sus propias palabras con “acciones concretas” porque la situación es complicada, y la dependencia no siempre viene de fuentes europeas:

The words of the Ghanaian president now addressed to Macron are therefore more likely to be understood as a call to African heads of state than to international donors.

Reforms called for by Akufo-Addo need a strong domestic African market if the country wants to become independent from European aid. But just in this case, there are no optimistic signs. Instead of having equal trade deals with African neighbours, there are rather unloved dependencies, especially with Nigeria.

Ghana is still dependent on gas supplies from Nigeria despite having a significant amount of its own still unsubsidised natural gas reserves. It was not until the end of June 2016 that the Nigerian gas supplier ceased deliveries for non-payments and Ghana had to be supported by an IMF rescue package of $917 million.

Las palabra del presidente ghanés ahora dirigidas a Macron probablemente se van a entender más como un llamado a los jefes de estado africanos que a los donantes internacionales.

Las reformas exigidas por Akufo-Addo necesitan un fuerte mercado interno africano si el país quiere ser independiente de la ayuda europea. Pero en este caso, no hay señales optimistas. En vez de tener tratos comerciales igualitarios con sus vecinos africanos, hay dependencias no muy queridas, sobre todo con Nigeria.

Ghana sigue dependiendo de suministros de gas de Nigeria a pesar de tener una cantidad significativa propia de su propias reservas de gas natural sin subsidio. No fue hasta fines de junio de 2016 que el proveedor nigeriano de gas suspendió los envíos por no pago, y Ghana tuvo el apoyo de un paquete de rescate del FMI de $917 millones.

‘Borra el incansable trabajo de emprendedores, activistas y artistas en todo el continente’

Annette Joseph-Gabriel, profesora asistente de estudios franceses y francófonos en la Universidad de Michigan, dijo que el discurso del presidente ghanés, como otros antes que el suyo, “simplifican las causas de la pobreza en África como resultado de una mentalidad, un fracaso de las mentes africanas de imaginar cualquier cosa más allá de la dependencia en ayuda extranjera”. En un artículo publicado en Black Perspective, she wrote:

Reversing Africa’s economic misfortunes then becomes but a question of changing a mindset: “We need to have a mindset that says we can do it…and once we have that mindset we’ll see there’s a liberating factor for ourselves.” This reductive narrative, in which economic hardship is cast as a moral failing, echoes the United States’ “bootstraps” ideal that continues to be wielded as an excuse for the American State to avoid providing crucial services and protections for its citizens.

It has several dangers in Africa as well. First, it offers very little by way of innovative solutions because it flattens the complex causes of Africa’s economic problems. It also erases the tireless work of entrepreneurs, activists, and artists across the continent who continue to imagine and work towards actual liberation and economic autonomy. Finally, it reinforces the unequal terms on which Franco-Ghanaian relations are structured because it absolves France, and by extension Europe, of the enduring legacy of foreign policies that have largely contributed to the existing situation. In short, Akufo-Addo did not “school” Macron. […] Akufo-Addo’s narrative is one that facilitates France’s gleeful forgetting of a past for which it does not want to be held accountable.

Revertir las desventuras económicas de África se vuelve una cuestión de cambio de mentalidad: “Debemos tener una mentalidad que diga que podemos hacerlo… y una vez que tengamos esa mentalidad, veremos que hay un factor liberador para nosotros”. Esta narrativa reductiva, donde la dificultad económica se muestra como un fracaso moral, repite el ideal de “impulsos” de Estados Unidos que se sigue ejerciendo como excusa para que el Estado estadounidense evite brindar servicios fundamentales y protecciones para sus ciudadanos.

Tiene varios peligros en África también. Primero, ofrece muy poco por medio de soluciones innovadoras porque allana las complejas causas de los problemas económicos de África. Borra el incansable trabajo de emprendedores, activistas y artistas en todo el continente, que siguen imaginando y trabajando hacia la verdadera liberación y autonomía económica. Finalmente, refuerza los términos desiguales en que se estructuran las relaciones franco-ghanesas porque absuelve a Francia, y por extensión a Europa, del perdurable legado de políticas extranjeras que han contribuido en mucho a la situación existente. En resumen, Akufo-Addo no “escueleó” a Macron. […] La narrativa de Akufo-Addo facilita el jubiloso olvido de Francia de una pasado por el cual no quiere rendir cuentas.

‘La palabrería es barata. Deberíamos sacar a pasear su palabrería’

Zialey en Acra tampoco se sintió impresionado:

Un breve discurso del presidente de Ghana, Akufo Addo, donde pide a África terminar su dependencia de Occidente se ha vuelto viral con los jóvenes africanos.
———–
La palabrería es barata.
Deberíamos sacar a pasear su palabrería
Después de todo, es el líder y está en la posición de mostrarnos.
Eso es todo.

Y Sura Amabaya coincidió en que a los líderes africanos generalmente les gusta más hablar que actuar:

“Ahora, deberíamos poder financiar nuestras necesidades básicas”. El discurso del presidente de Ghana, Akufo-Addo, durante la visita de Estado del presidente Macron sigue siendo tendencia. ¿Qué te dice este discurso sobre la relación actual entre África y Europa? Danos tu opinión. 📢
—————
Los líderes africanos se han vuelto grandes oradores, pero poco se ve en acción. Veamos a Ghana avanzar hacia la autosuficiencia, luego aplaudiremos sus valientes palabras.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.