¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Centro oncológico en asediada Guta Oriental, Siria, lucha por subsistir

Fotografía reciente del Centro Dar Al-Rahma para el tratamiento de cáncer. Tomada por el encargado de los medios del centro, se publica en este espacio con permiso.

Qasem Al-Hallak se sorprendió cuando, a los 13 años, un doctor reveló que una pequeña verruga en su cuello contenía células cancerígenas.

“Pensé que [era] solo una inflamación”, indicó a Global Voices.

Al-Hallak vive en Hazrama, Siria, pueblo ubicado en Guta Oriental, territorio controlado por la oposición, aproximadamente a 10 km de Damasco, donde casi 350 000 habitantes han sufrido el asedio de las fuerzas estatales durante los últimos cuatro años.

No es el único en esta zona que tiene que soportar esta enfermedad.

El doctor Wisam Muhammed, de 35 años, especialista en cáncer y director del Centro Rahmah para la Cura del Cáncer, el único centro especializado para tratar tumores en Guta Oriental, indicó a Global Voices que sus pacientes merecen tratamiento como ciudadanos sirios, pero como nacieron en Guta, el asedio evita que reciban cuidado adecuado.

En general, el 60% de los pacientes del doctor Muhammed son niños y mujeres –personas ignoradas en gran medida en la guerra de Siria y las disputas políticas.

“Son víctimas de la crisis siria y de su enfermedad”, dijo el doctor Muhammed.

Fotografía reciente del Centro Dar Al-Rahma para el tratamiento de cáncer, Guta Oriental. Tomada por el encargado de los medios del centro, se publica en este espacio con permiso.

El Centro Rahmeh para la Cura del Cáncer se fundó en 2013. El doctor Muhammed manifestó que atienden a los pacientes ya diagnosticados, además de estudiar casos nuevos y brindar análisis médicos para los procesos de curación química. Tienen 1228 pacientes, de los cuales 665 reciben alguna forma de tratamiento a pesar de la falta de medicamentos.

El doctor Muhammed explicó:

It’s the biggest disaster we face, and 60 of those who are being treated must be evacuated now. We can save the others if medications allowed to get inside.

Es el mayor desastre que enfrentamos, y 60 de los que están en tratamiento deber ser evacuados ahora. Podemos salvar a los demás, si permitieran ingresar los medicamentos.

En la actualidad, el centro es el último recurso, puesto que no existen soluciones alternativas. Un paciente que necesite una dosis química puede no recibirla y, el centro acepta a pacientes provenientes de todas las ciudades de Guta Oriental.

En 2014, la Media Luna Roja Árabe Siria, organización humanitaria en Damasco, evacuó a varios pacientes a través del cruce Wafedeen, puesto de control militar donde transitaban ayuda, bienes y alimentos y, actualmente es el único punto para entrar y salir de Guta Oriental.

Ellos fueron enviados a hospitales especiales en Damasco, donde las probabilidades de cura son altas.

Evacuaron también a muchos otros por medio de túneles antes de que el Gobierno los descubriera. Las fuerzas de la oposición comenzaron a cavar túneles en 2015 para ingresar de manera clandestina alimento, bienes, medicamentos y demás artículos necesarios.

Existieron tres túneles principales que conectaban Guta Oriental con los vecindarios del este de Damasco como Barzeh, Qaboon y Teshreen durante la tregua con el Gobierno, que duró hasta mayo de 2016 cuando la tregua se rompió. Posteriormente, las fuerzas estatales atacaron esos vecindarios y tomaron el control, lo que llevó a los rebeldes cerrar los túneles con detonaciones.

Las fuerzas estatales sirias han asediado Guta Oriental desde mediados de octubre de 2013. Existen tres fuerzas opositoras principales que radican en el lugar: Jay Al-Islam, que controla el norte del territorio, mientras que Faylaq Al-Rahman y Ahrar-Al Sham controlan la parte media y sur.

Mapa de Guta Oriental que data de finales de diciembre de 2017. Proporcionado por el autor.

Desde que comenzó la labor del centro, curó a 325 de 665 pacientes, mientras que 130 fallecieron. Las últimas 27 muertes son consecuencia del asedio, según el centro. Trece se quedaron sin medicina, otros 41 son monitoreados y 54 pacientes más están bajo estudio en el centro.

“Realizamos análisis médicos y proporcionamos medicamentos a los pacientes de manera gratuita”, indicó el doctor Muhammed, quien agregó que necesitan distribuir los medicamentos cuidadosamente pues cuentan con pocas provisiones.

[At] the [beginning] of 2017, the siege [tightened] … so the huge number of patients leads to drain treatment and [a shortage] of many medications. Now what we have in our hands serves only 3% of patients.

[Al inicio] de 2017, el asedio [se intensificó]… Por consiguiente, la enorme cantidad de pacientes conlleva a que se agote el tratamiento y a [una escasez] de muchos medicamentos. Lo que tenemos en nuestras manos sirve solo al 3 % de los pacientes.

Fotografía reciente del Centro Dar Al-Rahma para el tratamiento de cáncer, Guta Oriental. Tomada por el encargado de los medios del centro, se publica en este espacio con permiso.

Al-Hallak se registró hace tres años en el centro Rahmeh, que queda aproximadamente a siete kilómetros de su hogar. Su piel se oscureció por las muchas horas que camina bajo el sol con su padre y, la distancia es solo una de las muchas dificultades que encara.

Cada semana camina hasta el centro con su padre para obtener tratamiento químico y medicamento con el fin de evitar pagar los altos precios del transporte. Desde que comenzó a tomar el medicamento químico, su cuerpo se debilitó, y debido a la escasez de alimento por el asedio, siente que es imposible recobrar su fuerza. Toma su dosis química cada 15 días acompañado de un calmante y medicina antiinflamatoria todos los días.

Muhammed Al-Hallak, el padre de Al-Hallak y trabajador de libre comercio de 43 años, pensó que perdería su hijo a causa de la “enfermedad sin tratamiento”, como la describe. Él y su esposa acordaron en un principio no darle a su hijo muchos detalles de su enfermedad para protegerlo. Más adelante, no pudieron esconderlo más y tuvieron que contarle de manera amable, y decidieron lidiar con el asunto como si fuera “un resfriado común” para evitar el miedo.

Muhammed manifestó a Global Voices:

The main problem that makes difficulties is the siege.

El principal problema que provoca las dificultades es el asedio.

Ahora con 15 años, el cuerpo cubierto de cáncer de Al-Hallak no aparenta su edad debido a la enfermedad y el tratamiento. La falta de medicamentos continúa creando problemas de salud para él. Su padre actualmente no tiene trabajo y tiene seis hijos que mantener. Una sola caja de medicina antiinflamatoria puede costar 1500 libras sirias (US$3).

Debido a las terribles condiciones en el Guta Oriental, Muhammed espera recibir más apoyo financiero del único centro en la región que se especializa en curar muchos casos como el de su hijo.

Yaser Al-Shami, director administrativo del Hospital Especialista del área rural de Damasco, único centro en la región que se especializa en curar casos como el de Qasem, declaró que su centro no puede continuar todos los niveles del tratamiento, y que ya no existen los materiales de terapia radial y poscirugía.

Fotografía reciente del Centro Dar Al-Rahma para el tratamiento de cáncer, Guta Oriental. Tomada por el encargado de los medios del centro, se publica en este espacio con permiso.

Al-Shami exigió al Gobierno pase libre para los pacientes de Guta Oriental e implementar todos los términos del convenio para disminuir las tensiones, establecido el 15 de septiembre de 2017, entre Turquía, Rusia e Irán en la sexta ronda de los “Diálogos de paz a favor de Siria en Astaná”. El convenio exige también reducir la violencia en Siria y abrir los cruces de comercio. Al-Shami indicó que honrar el acuerdo puede salvar a los que sufren en Guta.

Al-Shami explica:

“There [used to be an] ability to treat cancer cases by chemical doses and other required materials, but nowadays, there is not much medicine, so the circumstances are not suitable for the patients at all. They could be helped by [receiving] medication in Eastern Ghouta, in addition to having humanitarian crossings open for food and evacuations.

“[Existía] la capacidad de tratar casos de cáncer por medio de dosis químicas y otros materiales requeridos, pero en la actualidad, no hay mucha medicina, por consiguiente las circunstancias no son las más apropiadas para los pacientes. Se les podría ayudar si [recibieran] medicamento en Guta Oriental, además de tener pasos humanitarios abiertos para alimento y evacuaciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.