¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Creciente oposición popular sigue presionando al partido gobernante de Etiopía

Cartel de campaña del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, EPRDF, al lado del cartel por los 35 años del Frente Popular de Liberación del Tigré. El cartel del EPRDF dice “elegir al EPRDF significa garantizar la continuación del desarrollo y el renacimiento del país”. El cartel de lTPLF dice “Repetiremos nuestras victorias previas”. Foto de 2010 de Uduak Amimo vía BBC World Service. CC BY 2.0.

Desde mediados de 2017, un movimiento de protesta en Etiopía desencadeño una lucha de poder dentro de la coalición gobernante del país, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, EPRDF, que supone un desafío sin precedentes a su régimen de 27 años.

El 30 diciembre, se hizo evidente lo mucho que la creciente oposición ha amenazado la situación, cuando el EPRDF se dirigió al país es una extensa declaración televisada con la finalidad de aplacar los tres años de movimiento, que ha enfrentado represiones letales para pedir, entre otras cosas, representación gubernamental más justa de los grupos étnicos de Etiopía.

Fue luego de que los 36 miembros del comité ejecutivo, el mayor ente que decide en el EPRDF, convocó una reunión secreta que duró poco más de dos semanas (del 12 al 30 de diciembre de 2017).

Pero si se esperaba que el aumento de la presión tuviera como resultado una importante reforma política, se estrellaron con la declaración, que no ofreció nada por ese camino.

Coalición de desquilibrios de poder

El EPRDF es una coalición de cuatro partidos étnicos: el Movimiento Democrático Nacional Amhara (ANDM), la Organización Democratica del Pueblo Oromo (OPDO), el Movimiento Democrático de Pueblos de Sur de Etiopía (SEPDM) y el Frente Popular de Liberación del Tigré (TPLF). Los cuatro pretenden representar a los principales grupos étnicos de Etiopía, pero están alineados de cerca en ideología, asociación política y preferencías de políticas.

El TPLF es el núcleo de la coalición del EPRDF, y tiene el poder absoluto en los últimos 25 años.

Para los activistas de oposición, “Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope” es un término que conduce a engaño porque entre los cuatro partidos es el TPLF, no los otros tres, el que determina si concede poder a los otros miembros de la coalición, o si lo retira.

Dicen los críticos que el TPLF usa la coalición para confirmar su propia capacidad de mantener el centro del país y las regiones bajo control, mientras los tres partidos étnicos restantes participan como “red de clientelaje”, que cambia las necesidades de su pueblo por influencia política.

El partido gobernanet de Etiopía, EPRDFE, es una configuración de vasallo constituida por el Frente Popular de Liberación del Tigré (TPLF), Organización Democratica del Pueblo Oromo (OPDO), Movimiento Democrático Nacional Amhara y el Movimiento Democrático de Pueblos de Sur de Etiopía.
———
El miembro dominante de la coalición, el TPLF, es un partido que recuerda al Partido Comunista Soviético. El TPLF creó el EPRDF, lo mantuvo por medio de maquinaciones ideológicas y usó a los vasallos para reforzar su legitimidad y suprimir la oposición de partidos autónomos.

En términos de representación, los oromo conforman el 35% del país, que tiene 100 millones de habitantes. Los amhara representan cerca del 30% de la población, y la región del sur de Etiopía representa el 14%. Aunque los tigré representan apenas el 6% de la población, están entre los oficiales del ejército de mayor rango que controlan la seguridad de la nación.

¿No más títeres?

La lucha de poder se volvió evidente hace varios meses. En octubre, el presidente del Parlamento etíope renunció por los reclamos de no respetar al pueblo oromo.

Y las tensiones entre el OPDO y el TPLF –que se gestaron desde hace algún tiempo– quedaron al descubierto cuando el OPDO y luego los miembros del ANDM del Parlamento etíope se negaron a realizar su trabajo hasta que el Ejecutvo les ofreciera una explicación sobre la violencia contra los manifestantes.

Parlamentarios oromo y amhara boicotean el Parlamento cuando vientos de cambio (protestas oromo y resistencia amhara) y una amarga lucha de poder dentro de la coalición gobernante EPRDF llegan al Legislativo de Etiopía.

Algunos dicen que los miembros de OPDO y ANDM desafían al TPLF, impulsados por consideraciones de poder, y no de ideología.

No obstante, cabe destacar que algunos sectores de OPDO y ANDM también han surgido como defensores de una reforma política dentro del EPRDF que llega tras las protestas populares sin precedentes en suus respectivos estados, Oromia y Amhara.

2017 fue el año de la Organización Democratica del Pueblo Oromo (OPDO). La OPDO pudo sacarse la etiqueta de títere y estuvo bastante presente en la arena política de Etiopía.

Las élites políticas de los dos partidos también empezaron a forjar una alianza, novedad significativa dado que las élites de los pueblos oromo y amhara han estado mucho tiempo en lados opuestos de la política del país. Tsegaye Ararssa, académico y comentarista político opositor que vive fuera del país, escribió en su página de Facebook:

That nothing has unsettled TPLF in recent years more than the OPDO-ANDM alliance and the gestures of #Oromara solidarity is confirmed in the EPRDF CC Press Release. This is a conclusive evidence that it is the content of this gesture of solidarity, its substance–given real flesh and blood–that will be the undoing of TPLF's hold on power. #Oromara #OromoRevolution

Que en años recientes, nada haya agitado más al TPLF que la alianza OPDO-ANDM y los gestos de solidaridado romara queda confirmado en el comunicado de prensa del EPRDF. Es una evidencia concluyente de que es el contenido de este gesto de solidaridad, su sustancia –su verdadero carne y hueso– lo que arruinará la permanencia en el poder del TPLF.

Apaciguamiento, no verdadera reforma

Durante días, se aguardó el resultado de la reunión del comité ejecutivo del EPRDF con la esperanza de que ofrecería conocimiento crucial de la voluntad del TPLF de comprometerse ante las protestas populares y la creciente presión de dos miembros de la coalición, OPDO y ANDM.

Sin embargo, las esperanzas de que la reunión del comité ejecutivo del EPRDF llevarían a una concreta reforma dentro del EPRDF demostraron ser prematuras.

En una declaración leída en televisión estatal y publicada en Facebook, el EPRDF anunció su nuevo grupo de acciones políticas, incluida la promesa de terminar la corrupción, la búsqueda de arrendamiento y la política de clientelaje.

También expresó su pesar por las muertes y desplazamientos ocurridos desde que empezó el malestar contra el Gobierno, y agradeció a las fuerzas de defensa y seguridad etíopes por su servicio (aunque se les culpa por la violencia).

Según grupos de derechos humanos, al menos 1,500 personas han muerto en los tres últimos años.

La declaración también se comprometió, sin especificar, a rechazar las “relaciones sin principios”, en alusión a la creciente alianza entre OPDO y ANDM.

‘No creo que haya un giro positivo’

Algunos creen que la declaración, presuntamente una expresión conjunta de los cuatro miembros de la coalición, encaja en la agenda política del TPLF.

Los críticos también citan que el deleite en los medios sociales del TPLF señalan que el partido más que otro todavía tiene el poder.

Mohammed Ademo, periodista que vive en el extranjero, resumió la declaración en su comentario en Facebook:

Here is a quick reax: Sorry but not sorry; Oromia will be militarized to stop all protests, road blockage and similar activities; Allegations of Tigrayan hegemony unfounded; Thank you to our security forces for wanton killings and for turning a blind eye as hundreds of Oromos were killed and hundreds of thousands of Oromos and Somalis displaced; There will be heightened social media crackdown; OBN and Amhara TV will fall back in line and return to their old platform as agitprops; The budding Oromo and Amhara alliance is a threat to continued Tigrayan dominance over the country and it must be squashed; EPRDF will return to its democratic centralism and revolutionary democracy roots.On the surface, this looks like an embarrassing setback for OPDO. I don’t think there is a positive spin here. TPLFites must be smiling

Aquí una rápida reacción: lo siento pero no, lo siento. Militarizarán Oromia para detener las protestas, bloqueo de vías y actividades similares. Acusaciones de hegemonía de los tigré infundadas. Gracias a nuestras fuerzas de seguridad por muertes sin sentido y por hacer de la vista gorda a la muerte de cientos de oromo y cientos de miles de oromos y somalíes desplazados. Habrá mayor represión a los medios sociales. OBN y Amhara TV se pondrán en fila y volverán a su antigua plataforma como propaganda política. La incipiente alianza de oromo y amhara es una amenaza al continuo dominio del Tigré en el país. El EPRDF regresará a su centralismo democrático y raíces de democracia revolucionaria. En la superficie, esto parece un vergonzoso revés para OPDO. No creo que haya un giro positiva. Los partidarios del TPLF deben estar sonriendo.

Algunos hasta fueron solidarios con OPDO, y ANDM dijo que los dos partidos estaban listos para competir con TPLF:

¿Colapsó OPDO bajo el paso de 18 días de lisonjas, intimidación y sanciones de TPLF? De ser así, el país se dirige directo al absimo. Que Dios ayude a nuestro afligido pueblo, que deberá pagar un alto precio para que TPLF/EPRDF sea la última dictadura en gobernar Etiopía.

Mientras el país lucha con su crisis más grave en una generación, persiste la pregunta: ¿cómo terminará este cada vez más profundo malestar político?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.