¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El proyecto de presupuesto que hizo estallar las protestas en Irán

Manifestantes protestan en Teherán el 1 de enero por el mal estado de la economía. Imagen de IRNA news, usada con autorización.

Este articulo se publicó originalmente el 8 de enero de 2018 en el sitio web de Arseh Sevom, organización no gubernamental que promueve la paz, la democracia y los derechos humanos entre las comunidades de habla persa.

Un borrador de los presupuestos nacionales presentado por el Gobierno iraní ha provocado fuertes protestas por parte de trabajadores y familias humildes, que no ven reconocidas sus necesidades en la propuesta.

Las protestas contra el presupuesto comenzaron el 10 de diciembre, inmediatamente después de conocerse su contenido. Docentes, conductores de autobús y jubilados fueron los primeros en tomar las calles frente al Parlamento.

Fue la primera vez que se publicaba íntegro el borrador del presupuesto. “Al publicar el presupuesto completo”, dijo el periodista Mostafa Khosravi a Global Voices, “la corrupción que hay en el núcleo del sistema se hizo más evidente”.

Hay dudas sobre los fondos destinados a organizaciones religiosas y culturales que carecen de transparencia y imputabilidad. Muchas de estas organizaciones son desconocidas para la mayoría de los iraníes.

Se cree que las protestas nacionales comenzaron en la ciudad de Mashad, al noreste del país. No obstante, diez días antes de que comenzaran, los ciudadanos ya expresaban públicamente en las calles su enojo ante el proyecto de presupuesto. En la aplicación de mensajería Telegram, el parlamentario Mohammad Taghi Akbarnejad publicó su experiencia de caminar de forma anónima entre los manifestantes que protestaban frente el Parlamento:

در این حین بود که خانم ۵۵-۶۰ ساله ای که از سر و وضعش پیدا بود که هنوز از خودش نا امید نیست، با تندی جلو آمد و پرسید: شما نماینده مجلسید؟ گفتم: نخیر. بنده هم مثل شما مراجعه کننده هستم! گفت: آقا شما را به خدا اگر دستتان می رسد به اینها بگویید: من غلط کردم رفتم آموزش و پرورش. من گداخانه رفتم! به آقای خامنه ای بگویید به رئیس جمهور بگویید به هر کسی که دستتان می رسد بگویید ما واقعا بریده ایم. ما این انقلاب را نمی خواهیم. ما از شما آخوندها متنفریم!… زن ۶۰ ساله ای در دو قدمی من با یک آرامش آکنده به غروری گفت: حاج آقا عبا قبایتان را بذارید توی صندوقچه، مردم به خونتان تشنه اند!!! من به روی خودم نیاوردم. با آرامش به حرف ها گوش می دادم و ابراز همدردی می کردم.

Estaba en medio de las protestas, y una mujer que rondaba los 60 años se me acercó y preguntó: “¿Eres parlamentario?”. Yo contesté: “Estoy aquí como usted”. Ella me dijo: “Si puedes ir al Parlamento, diles que me equivoqué haciéndome profesora. Nos han convertido a todos en indigentes. Por favor, dile a Jamenei, al presidente, a todos, diles que estamos desesperados. No necesitamos esta revolución. Odiamos a los clérigos”.

Más tarde, una sexagenaria se acercó tranquilamente a mí para decirme que ocultara mi ropa de religioso. “¡La gente está sedienta de tu sangre!”.

No me tomé nada de esto personalmente, intenté mostrarme solidario.

Muchos son los que creen que el proyecto de presupuestos va a exacerbar las ya desesperadas condiciones económicas.

La política exterior de Irán es uno de los blancos de las protestas. Los ciudadanos ven indignados cómo se destina dinero a apoyar las guerras de Siria y Yemen, así como a mantener agentes en otros países, como Líbano. Uno de los lemas que se han oído en anteriores manifestaciones y también en estas es: “Ni por Gaza ni por Líbano, yo solo doy mi vida por Irán”.

Si el Parlamento aprueba un aumento de los precios de la gasolina, la Guardia Revolucionaria también recibirá un sustancioso incremento del 120% en su financiación. El presupuesto de la milicia Basij es prácticamente el mismo que el del ejército regular. Además, el presupuesto de la Fuerza Quds (rama secreta de la Guardia Revolucionaria de Irán, activa en Siria) está totalmente oculto al público. Aunque estas quejas sobre el desequilibrio en el gasto nacional no son nuevas, parece que han alcanzado su punto culminante a raíz de las elevadas expectativas de prosperidad económica que suscitó el levantamiento de las sanciones en enero de 2016.

“Elñ pueblo se manifiesta contra la corrupción”, dice el analista y periodista Pezhman Tavahori en una entrevista. “Los ciudadanos creen que acabar con la corrupción mitigará la pobreza”.

Uno de los objetivos del Gobierno iraní es difundir el islam chiíta en la región. Es una misión costosa en vidas y fondos. El periodista Borzou Daraghi escribió en Buzzfeed:

Ever since the US invasion of Iraq in 2003, Iran — a Shiite state — has had its eyes on its Shiite-majority neighbor, intent on taking over the levers of power, commerce, and the military. But this is just one part of Iran’s wider goal: to establish territorial dominance from the Gulf of Aden to the shores of the Mediterranean.

Desde la invasión de Irak por Estados Unidos en 2003, Irán ─un estado chiíta─ ha puesto sus ojos en el vecino de mayoría chiíta, con la intención de adueñarse de los engranajes del poder, el comercio y el ejército. Pero esta es solo una parte del objetivo general de Irán: establecer un dominio territorial desde el golfo de Adén a la costa mediterránea.

¿Puede el líder supremo de Irán comprometer sus objetivos en política exterior para abordar las desigualdades presupuestarias y el sufrimiento financiero? Tavahori cree que no:

The current demonstrations may be suppressed, but the anger won’t end. I don’t think the Supreme Leader will give up this policy. Poverty and corruption will continue and before long people will be back on the streets

Las manifestaciones actuales pueden suprimirse, pero la indignación no se acabará. No creo que el líder supremo renuncie a estas políticas. La pobreza y la corrupción continuarán, y la gente volverá a la calle en poco tiempo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.