¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hisham Al-Omeisy, bloguero yemení de derechos humanos, lleva desaparecido 150 días

Hisham al-Omeisy. Foto entregada al GCHR por su familia y usada con autorización.

Este artículo fue escrito por Khalid Ibrahim, director ejecutivo del Centro del Golfo para los Derechos Humanos, organización independiente y sin ánimo de lucro que promueve la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica en la región del Golfo y sus países vecinos.

Han pasado 150 días desde que el analista político, activista de derechos, y bloguero yemení Hisham Al-Omeisy fuera detenido por fuerzas hutíes.

Alrededor de las 2:45 pm del 14 de agosto del 2017, un grupo de agentes de seguridad del Buró Nacional de Seguridad, controlado por los hutíes, arrrestó a Hisham Al-Omeisy en el vecindario de Jawlat al-Misbah, en la capital yemení, Saná.

Según un periodista local, Al-Omeisy fue arrestado por enviar correos electrónicos en inglés a organizaciones ubicadas en Estados Unidos. Aunque han pasado 150 días desde el arresto de Al-Omeisy, permanece en una localización desconocida y no se le ha acusado de nada, una violación de la ley, tanto yemení como internacional.

Desde su detención, se le ha mantenido incomunicado sin acceso a un abogado ni a su familia. Todo esto sugiere que Al-Omaisy se ha convertido en una víctima de desaparición forzosa, práctica que han sufrido muchos otros yemeníes, ya sea a manos de los hutíes o la coalición liderada por los sauditas que lucha contra ellos.

Su familia —incluida su mujer y dos hijos pequeños, Khaled y Saif— está preocupada por su salud y seguridad.

Hace casi tres años, el país se metió de lleno en un conflicto armado, con las fuerzas hutíes luchando por arrebatarle el poder al gobierno del presidente Abdrabbuh Mansour Hadi, que contaba con reconocimiento internacional, que tiene el apoyo de una coalición liderada por los sauditas. Las fuerzas leales al expresidente Ali Abdullah Saleh (destituido de su cargo tras las protestas de 2011) combatió con los hutíes hasta que el propio Saleh cambió de postura e invitó al diálogo con Arabia Saudita. El 4 de diciembre de 2017, los hutíes asesinaron a Saleh.

Yemen sigue en la incapacitante agonía de una guerra civil, y de un conflicto regional que ha desembocado en una crisis humanitaria y de salud a gran escala, más de un millón de yemeníes han contraído el cólera. Se han documentado violaciones masivas de derechos humanos, cometidas por todas las partes que luchan en la guerra civil en curso.

Antes de su detención, Hisham Al-Omeisy era muy franco sobre el actual conflicto yemení.

A través de su cuenta de Twitter y sus colaboraciones a la prensa internacional, proporcionó comentarios y análisis acerca del conflicto de Yemen, e informó de los acontecimientos diarios, incluidos los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita.

El gobierno de Hadi sostiene falsamente que el cierre del aeropuerto se debe a combates “a pocos kilómetros de distancia” Absoluta mentira. Están a 65 kilómetros.
————
La coalición saudita y el Gobierno de Yemen dicen que el aeropuerto de Saná cerró dada la preocupación por la seguridad de los aviones. Eso es un disparate, SON ELLOS LOS QUE ESTÁN BOMBARDEANDO desde hace más de dos años.

También denunció las ilegalidades cometidas por las diversas partes beligerantes, y alzó la voz sobre el impacto humanitario del conflicto.

Me han mostrado el seguimiento de casos de cólera en Yemen (cifras del gráfico de la semana pasada – ahora 500.000 casos). El continuo y excesivo aumento de casos es aterrador.

Antes de su arresto, el 12 de agosto, tuiteó tanto en árabe como en inglés acerca de los “funcionarios corruptos” que confiscaban inmuebles por la fuerza en la capital, Saná, que se encuentra bajo control hutí.

Matones armados apoyados por funcionarios corruptos están tomando inmuebles por la fuerza en Saná, Acaban de presentarse en mi puerta.

El arresto y detención de Hisham Al-Omeisy es un nuevo ejemplo del acoso y la caza de defensores de los derechos humanos y periodistas en Yemen que intentan que se preste atención al actual conflicto y se esfuezan en promover y proteger los derechos humanos.

El Centro del Golfo para los Derechos Humanos expresa su seria preocupación por la salud y la seguridad de Hisham Al-Omeisy, particularmente porque está incomunicado en un ubicación desconocida. El Centro también expresa su preocupación por la situación de todos a quienes están atacando en Yemen como resultado de su legítimo derecho a informar acerca del conflicto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.