¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Si no me opongo a la dictadura, ¿sigo siendo un hombre?”: Condenan a activista chino a ocho años de prisión

Wu Gan vía Apple Daily News. Con licencia para uso no comercial.

“Para quienes viven en dictadura, que te den el honorable título de ‘alguien que subvierte el poder estatal’ es la forma más elevada de afirmación para un ciudadano”.

Wu Gan, activista chino de derechos humanos hizo esta declaración en un juzgado de Tianjin luego de recibir una sentencia de ocho años de prisión el 26 de diciembre de 2017. A comienzos de enero, apeló a la sentencia.

Wu Gan, más conocido por su apodo “Carnicero Supervulgar”, ha estado activo en los círculos chinos de derechos humanos desde 2008, cuando empezó a hacer campaña en nombre de Deng Yujiao, camarera acusada de asesinato por matar a puñaladas a un funcionario estatal que intentó violarla.

Se ganó su apodo después de escribir en su blog “cómo matar cerdos” (eufemismo por abatir a funcionarios corruptos) y así estableció su reputación como “carnicero”. En entrevista con el blog Sinospehre del New York Times, Ge Wenxiu, abogado de Wu, explicó que la intención del nombre es burlarse del uso de la vulgaridad por parte de los funcionarios estatales, con una sarcástica sugerencia de que quiere “matarlos” por su corrupción y su falta de ética.

Wu fue arrestado en 2015 después de una protesta en el exterior de un juzgado de la provincia de Jiangxi por un caso de violación y asesinato donde la defensa no tuvo acceso a documentos judiciales. Su arresto significó el comienzo de una represión a nivel nacional contra abogados y activistas de derechos humanos.

Inicialmente, fue acusado de “incitar peleas y provocar problemas” y difamación, pero por su negativa a confesar su delito, la policía cambió la acusación a “subversión del poder del Estado”.

Wu explicó en su declaración (vía China Change) que se negó a negociar una sentencia más leve con una confesión pública:

For those living under a dictatorship, being given the honorable label of one who “subverts state power” is the highest form of affirmation for a citizen. It’s proof that the citizen wasn’t an accomplice or a slave, and that at the very least he went out and defended, and fought for, human rights. Liang Qichao (梁启超, famous reformist at end of Qing dynasty) said that he and dictatorship were two forces inextricably opposed; I say: If I don’t oppose dictatorship, am I still a man?
They have attempted to have me plead guilty and cooperate with them to produce their propaganda in exchange for a light sentence — they even said that as long as I plead guilty, they’ll give me a three-year sentence suspended for three years. I rejected it all. My eight-year sentence doesn’t make me indignant or hopeless. This was what I chose for myself: when you oppose the dictatorship, it means you are already walking on the path to jail.

Para quienes viven en dictadura, que te den el honorable título de ‘alguien que subvierte el poder estatal’ es la forma más elevada de afirmación para un ciudadano. Es la prueba de que el ciudadano no era cómplice ni esclavo, y que por lo menos salió, defendió y peleó por los derechos humanos. Liang Qichao (梁启超, famoso reformista del final de la dinastía Qing) dijo que él y la dictadura eran dos fuerzas inextricablemente opuestas. Yo digo: Si no me opongo a la dictadura, ¿sigo siendo un hombre?
Intentaron que me declarara culpable y que cooperara con ellos para producir su propaganda a cambio de una sentencia leve —hasta me dijeron que si me declaraba culpable, me daban un sentencia de tres años suspendida por tres años. Mi sentencia de ocho años, no me hace sentir indignado ni desesperanzado. Esto es lo que elegí: cuando te opones a la dictadura, significa que ya estás avanzando por el camino a la cárcel.

Los amigos de Wu Gan se sintieron desalentados al escuchar la noticia de su sentencia. En Twitter, Old Wine dijo:

Uno tras otro, mis amigos fueron sentenciados a prisión. Además de la rabia, tengo sentimientos complejos: quiero que mis amigos defiendan sus principios, como el Carnicero. De otro lado, no quiero que los sometan a tortura y ojalá se puedan comprometer. Respeto al Carnicero, y entiendo a los que se comprometen. Ahora estamos en año nuevo, cada vez que pienso en los que están en prisión, me duele el corazón y me siento tan inútil.

Después de que la declaracion de Wu circuló ampliamente, surgió otra ronda de campaña de difamación que lo atacó a él y otros abogados de derechos humanos. Varios bots de Twitter difundieron publicaciones (ejemplos uno, dos, tres y muchos otros) que acusaban a Wu Gan de lograr beneficios personales a través de activismo en línea respaldado por fuerzas contrarias a China.

Como sabe que la comunidad disidente china ha estado abrumada por el pesimismo, el 31 de diciembre, Wu Gan escribió una carta a la comunidad china de Twitter, y la alentó a defender la conciencia y la libertad:

希望外面诸君不管环境再怎么恶劣,也不要悲观,也不要沉默,更不能做帮凶。我们可以懦弱、胆怯,但绝不能漠视残酷的现实,违背基本的常识,去说胡话,说鬼话,幻想明君,道德劝说,想不劳而获。我们要传播真相、捍卫良知、尊重常识、鼓励勇敢。每个人都多多少少有缺点和局限,包括我。我认为多接受各种思想,多点理解,少点功利,少计较个人得失,多付出,多去做实在的事,都会有回报的。至少我感受到了,你们的支持和关注就是最好的证明。
最后借用肖申克的救赎里一句话做结尾:有些鸟儿它永远关不住,它身上每片羽毛都散发着自由的光芒。

Me gustaría que los compañeros de afuera [del Gran Cortafuegos chino] no queden silenciados ni abrumados por el pesimismo. No importa qué tan mala sea la situación, no puedes conspirar con [el dictador]. Podemos estar nerviosos o asustados, pero no podemos estar ciegos a la cruel realidad y decir mentiras contrarias a nuestro sentido común, ni imaginar que un emperador iluminado nos puede salvar, o que la batalla se puede ganar sin pagar el esfuerzo. Debemos difundir la verdad, defender la conciencia, respetar el conocimiento, alentar la valentía. Todos tienen debilidades, hasta yo. Pero creo que si estamos abiertos a ideas, al entendimiento y tenemos menos cálculo de ganancia personal, se recompensará más contribuciones y acciones. El hecho de que pueda sentir si apoyo y atención es la mejor prueba.

Por último, quiero tomar prestada una oración de Sueños de fuga: hay pájaros que no están hechos para estar en jaulas. Sus plumas tenen el color de la libertad [La cita original de Stephen King es: hay pájaros que no están hechos para estar en jaulas. Sus plumas son muy brillantes. Y cuando vuelan, se alegra esa parte tuya que sabe que era un pecado tenerlos encerrados].

En respuesta a la carta, el veterano activista chino Wu’er Kaixi del movimiento a favor de la democracia de Tiananmén de 1989, escribió:

Enfrentemos el futuro de manera solemne hoy. No estamos viviendo una buena época, pero podemos ser buenas personas. Nos podemos sentir afectados por el Carnicero y ver la audacia como una opción. Nuestra audacia bloqueará el terror y mejorará nuestra época. Espero que 2018 pueda ser un punto de partida para esta actitud. ¡Feliz Año Nuevo!

El abogado de Wu Gan presentó una apelación a la resolución judicial el 8 de enero de 2018 (versión en inglés vía China Change) donde defiende los derechos de los ciudadanos a la libre expresión:

When rendering judgement on whether an individual’s conduct is criminal, it is vital to examine the character of their actions. The actions of the appellant — whether speech made via Weibo, WeChat, Twitter, his three “Guides,” interviews given to foreign media, or audio lectures — all fall under the rubric of legitimate exercise of freedom of speech. Similarly, the appellant’s participation in 12 noted cases — which involved ‘stand-and-watch’ protests, appealing in support of a cause, raising funds, or expressing himself via performance art — are also all exercises in freedom of expression, provided for in his civil rights of: the right to criticize and make suggestions; the right to lodge appeals and complaints; the right to report and expose malfeasance, and so on. These rights are innate, and are provided for in the constitution and law of the People’s Republic of China. The exercise of these rights has nothing at all to do with so-called subversion of state power.

Cuando se emite un juicio sobre si la conducta de una persona es un delito, es vital examinar el carácter de sus acciones. Las acciones del apelante —ya sea discurso a través de Weibo, WeChat, Twitter, sus tres entrevistas con sus “Guías” a medios extranjeros, o conferencias de audio— caen dentro del rótulo de ejercicio legítimo de la libertad de expresión. De manera similar, la participación del apelante en 12 casos conocidos —que incluían protestas de ‘pararse y mirar’ en apoyo de una causa, recaudar fondos o expresarse a través de artes en vivo— también son ejercicios de libertad de expresión, previstos en sus derechos civiles de derecho a criticar y sugerir; derecho a presentar apelaciones y quejas, derecho a denunciar y exponer actividades ilícitas, entre otros. Esos derechos son innatos, y están previstos en la Constitución y la ley de la República Populr de China. El ejercicio de esos derechos no tiene nada que ver con la llamada subversión del poder estatal.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.