¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protesta unánime contra retorno del “delito de solidaridad” en Francia

Réfugiés Paris

Huiella de campamento de refugiados. Bajo un punto de metro aéreo, distrito 18 de París. #BACKTOTHESTREET, de Jeanne Menjoulet en Flickr CC-BY-2.0.

Según los resultados de un sondeo realizado en 25 países a mediados de 2017, el 53% de encuestados en Francia estima que la cantidad de iimigrantes es muy elevada en el país. Con el apoyo mayoritario de la opinión pública francesa de un endurecimiento de la política migratoria, el presidente francés, Emmanuel Macron, y su ministro del Interior, Gérard Collomb, alistan su proyecto de ley sobre asilo e inmigración. El texto, que ha recibido críticas de todas partes, está en etapa de consultas –acaloradas– y debería presentarse ante el Consejo de Ministros el 21 de febrero. “Pese a un discurso de bienvenida a los refugiados, la disuasión se ofrece por todos los medios”, escribe el diario Le Monde.

Ciertamente, el endurecimiento no se limita al ámbito jurídico. En el terreno, las acciones policiales, como las tiendas de campaña destrozada en pleno invierno, contra los migrantes no integrados al sistema de solicitudes de asilo, y contra quienes los ayudan, no dan tregua y parecen ir cada vez más en contra de personas y asociaciones, y a un creciente número de defensores de derechos humanos, observadores, intelectuales y medios en general. En tanto que la noción de “delito de solidaridad” –inexistente como tal en los textos jurídicos– reapareció en los artículos de prensa como en comentarios de medios sociales.

Esos rebeldes que rescatan a los migrantes

En Francia, algunas regiones en las fronteras tienen una larga tradición de refugio y ayuda a extranjeros. Por ejemplo, el valle de la Roya, enclave montañoso francés engastado en los Alpes ligures italianos, está en los titutlares de actualidas desde 2015 (ver fotos aquí), con las acciones de su militante más célebre, el agricultor y militante Cédric Herrou, que alberga en su granja a migrantes recogidos en la ruta, y los problemas judiciales que afronta. Su página de Facebook transmite su vida cotidiana, su apoyo y sus posturas.

[…] Ici dans la roya chaque noir et arrêté, contrôlé, tutoyé.
Les ombres sont devenus des choses, des choses à évacuer.
Ici le droit ne s’applique pas aux ombres.

Par contre, le droit incrimine les résistants, oui je dis résistants, car nous résistons tant bien que mal à la pression policière, aux gardes à vues, aux procès et aux médisances et insultes de certains élus et hauts fonctionnaires.
Depuis deux ans nous sommes victimes et témoins d’une violence d’état. […]

[…] Aquí en La Roya, todos los negros son arrestados, registrados, tuteados.
Las sombras se convierten en cosas, cosas para evacuar.
Aquí, el derecho no se aplica a las sombras.

Por el contrario, el derecho incrimina a los resistentes, yo los llamo resistentes, pues resistimos lo mejor posible la presión policial, de los guardias a la vista, las demandas y las calumnias e insultos de algunos electos y altos funcionarios.
Desde hace dos años somos víctimas y testigos de violencia de Estado. […]

Vallée de la Roya

Vale de la Roya, de Fulvio Spada en Flickr CC BY-SA 2.0.

Cédric Herrou no está solo. Esto es lo que cuenta Raphaël, de 19 años:

…a pris des SDF Noirs en auto-stop sans leur avoir au préalable demandé leurs papiers. Pour ceci il risque, comme beaucoup d’autres, jusqu’à cinq ans de prison et 30.000 euros d’amende, en vertu de l’article L622-1, qui met en garde « toute personne qui aura, par aide directe ou indirecte, facilité ou tenté de faciliter l'entrée, la circulation ou le séjour irréguliers, d'un étranger en France ».

…recogió a negros sin hogar que hacían autostop sin haberles pedido por anticipado sus documentos. Por eso, se arriesga, como muchos otros, a hasta cinco años de prisión y 30.000 euros de multa en virtud del artículo L622-1, que advierte: “toda persona que, por ayuda directa o indirecta, haya facilitado o intentado facilitar la entrada, circulación o estadía irregular de un extranjero en Francia”.

Los habitantes del valle han formado una asociación, Roya citoyenne.

En Brianzón, en el desfiladero de Echelle, los benévolos ciudadanos del colectivo Tous Migrants hacen rondas nocturnas de apoyo a los migrantes que se van, sin equipo para el frío, a través de la montaña para evitar a las patrullas que los rastrean y regresan al otro lado de la cercana frontera. La policía ha investigado ya a más de 40 personas.

Pour l’heure, aucun décès n’a été constaté sur place, « un petit miracle ». Mais ce sont plus de 300 personnes qui ont été évacuées vers les urgences de l’hôpital à leur arrivée à Briançon, selon les chiffres communiqués par Tous Migrants. Deux personnes ont du être amputées l’année dernière, victimes d’hypothermie, tandis que deux autres ont été grièvement blessés suite à une chute dans le ravin en tentant d’échapper à un contrôle policier, en août 2017.

Por el momento, no se ha registrado ninguna muerte en el lugar, “un pequeño milagro”. Pero más de 300 personas han sido evacuadas hacia las salas de urgencias del hospital a su llegada a Brianzón, según las cifras dadas a conocer por Tous Migrants. Dos personas sufrieron amputaciones el último año, víctimas de hipotermia, en tanto que otras dos quedaron gravemente heridas luego de una caída al barranco cuando trataban de escapar de un control policial, en agosto de 2017.

En Niza, Martine Landry, militante de Amnistía Internacional, será juzgada el 14 de febrero:

pour « avoir facilité l’entrée de deux mineurs étrangers en situation irrégulière […], en ayant pris en charge et convoyé pédestrement ces deux mineurs du poste frontière côté Italie [Vintimille] au poste frontière côté France [Menton] ».

[…] por “haber facilitado el ingreso de dos mineros extranjeros en situación irregular […], por cuidar y escoltar a pie a esos dos mineros del puesto fronterizo del lado italiano [Vintimille] al puesto fronterizo del lado francés [Menton]”.

En París, entre muchos otros, podemos citar el compromiso y las diversas pruebas de Houssam El-Assimi (se puede ver su descripción en el sitio de Le Monde):

Pilier du collectif de soutien “La Chapelle Debout” […] Houssam El-Assimi, lui, a développé un engagement multiforme : il traduit de l’arabe au français pour les demandes d’asile, rend des visites dans les centres de rétention, constitue des dossiers pour éviter les renvois vers les pays en guerre, etc.[…] Cette fois, il comparaît pour « violences volontaires sur personne dépositaire de l’autorité publique, rébellion, à Paris, le 30 septembre 2016 »…Ce jour-là, alors que les policiers opèrent un contrôle d’identité de migrants, le militant court d’un groupe à l’autre leur conseillant de s’enfuir. Après, les versions diffèrent. Houssam El-Assimi est accusé d’avoir été violent envers un policier. Lui nie. « C’est moi qui ai eu trois jours d’ITT [incapacité temporaire de travail] et me retrouve accusé de violence et de rébellion », déplore-t-il.

Como pilar del grupo de apoyo “La Chapelle Debout” […] Houssam El-Assimi, desarrolló un nivel de compromiso multifacético: traduce del árabe al francés las solicitudes de asilo, hace visitas a los centros de retención, arma expedientes para evitar expulsiones de países en guerra, etc. […] Esta vez, comparece por “violencia deilberada contra persona que ejerce la autoridad pública, rebelión en París, el 30 de septiembre de 2016″… Ese día, cuando los policías realizaban un control de identificación a los migrantes, el militante corrió de un grupo a otro y les aconsejó que huyeran. Después, las versiones varían. Houssam El-Assimi está acusado de haber sido violento con un policía. Él lo niega. “Fui yo quien tuvo tres días de incapacidad laboral temporal, y me encuentro acusado de violencia y rebelión”, se lamenta.

En Twitter, se creó la cuenta de Délit de solidarité en febrero de 2017 para transmitir estos asuntos.

La indignación crece en redes sociales

Una búsqueda de “delito de solidaridad” en Twitter lleva a muchas reacciones. Algunos ejemplos:

Reacción individual:

Mira, Emmanuel Macron, es un poco feo pedir a los franceses que se pregunten qué pueden hacer por Francia, y después atacarlos judicialmente para que salven su honor.

El diario Fakir:

“Delito de solidaridad”, delicioso oximorón.
Sentimos que no se atreven a escribir “delito de humanidad”.

En las asociaciones caritativas, Vincent De Coninck, de Secours Catholique en Calais:

Clasificación de migrantes:
Sarkozy lo soñó
Macron lo hace

————-
Algunos dicen tanto como un artículo de fondo.

El economista Maxime Combes contrapone el discurso de Emmanuel Macron con sus actos:

Sobre el tema migratorio, hay que tener determinación, eficacia y humanidad.
Humanidad sin eficacia, son palabras bonitas.
Eficacia sin humanidad, es injusticia
.
—————-
La realidad de Emmanuel Macron es:
✅ mineros abandonados en las montañas en Echelle
✅ mineros encerrados en centros de detención
✅ migrantes atacados con gas y sin agua
✅ tiendas destrozadas
✅ personas caritativas perseguidas por el delito de solidaridad

El alcalde de Grenoble, ciudad cercana a Echelle:

[crítica] ¡Los migrantes arriesgan el pellejo entre Francia e Italia! Señor presidente Emmanuel Macron, deje de tener miedo: ningún muro será suficientemente alto para detener a un hombre que quiere vivir. El siglo de las migraciones ha comenzado: ¡innovemos!

Se puede encontrar testimonios de migrantes –que obtuvieron asilo– en el sitio web Bienvenidos Refugiados. De otro lado, el Colectivo Dibujos sin Papeles organiza en París talleres de dibujo que permiten a los refugiados contar sus recorridos. Las obras se muestran en exposiciones o se editan en libros.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.