- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Campaña #MeToo [Yo también] llega a las universidades chinas, pese a la censura de internet

Categorías: Asia Oriental, China, Activismo digital, Censura, Derecho, Medios ciudadanos, Mujer y género, Protesta
[1]

Estudiantes chinas con carteles contra el acoso sexual en la Marcha de Mujeres el 20 de enero en Washington, DC. Imagen distribuida por Voice of America, con licencia.

El movimiento global #MeToo [Yo también] va entrando poco a poco en China, a pesar de la estricta censura de Internet.

Después de que el respetado profesor Chen Xiaowu, de la Universidad de Beihang, fuera despedido a causa de numerosas acusaciones de conducta sexual impropia, los estudiantes y antiguos alumnos de muchas importantes universidades chinas han iniciado peticiones en línea [2] para exigir que los administradores de estos centros establezcan políticas oficiales contra las conductas sexuales inadecuadas. La iniciativa tiene su propia etiqueta, #EveryoneIn [Contamos con todos].

A raíz de las acusaciones que se vertieron contra el productor estadounidense de cine Harvey Weinstein en octubre de 2017, la campaña y la etiqueta #MeToo [Yo también] se convirtieron en un movimiento social global que pretende crear conciencia sobre el acoso y las agresiones sexuales. Desde ese momento, mujeres de todo el mundo han compartido sus experiencias en línea con la etiqueta #MeToo.

El movimiento también se extendió por China, pero ha sido difícil de ver en internet a causa del agresivo régimen de censura de internet. Los activistas dicen [3] que en los medios sociales se buscan y censuran expresiones como 2contra el acoso sexual”.

Pero esta situación comenzó a cambiar cuando se hizo viral la historia de Luo Xixi, exestudiante de la Universidad de Beihang, en Pekín.

Luo, que ahora vive en Estados Unidos, publicó un ensayo en el que describía cómo hace doce años, Chen Xiaowu la atrajo a la casa de su hermana e intentó forzarla, en la época en que era estudiante de posgrado. Aunque pudo escapar, después supo que otra estudiante había sido atacada por Chen y como consecuencia, había quedado embarazada.

El relato de Luo se hizo viral de la noche a la mañana. Los censores no tardaron en reaccionar, pero no pudieron contener la respuesta cuando otras cinco estudiantes de Beihang rompieron su silencio para acusar a Chen de similares conductas sexuales inapropiadas.

Tras una investigación, la Universidad de Beihang decidió despedir a Chen, que para entonces desempeñaba el cargo de vicepresidente del programa de estudios de grado de la universidad. El Ministerio de Educación también retiró a Chen su título oficial de “académico del río Yangtsé”.

La decisión fue muy difundida y comentada en la red social china Weibo.

Una estudiante de Beihang escribió en uno de los hilos de noticias de Weibo sobre esta acción disciplinaria, y señaló que era necesaria desde hacía mucho tiempo:

作为北航的学生,我只能说学校的反应之慢令人不满,这事情早就有人举报过,然后在知乎上删帖,然后威胁受害人,总归给压下去了,离我们不到1km的北电事件也没有了消息,这社会越来越让人失望,政府的不作为,让越来越多的优秀学子开始离开这个国家,长此以往,这个国家还有希望吗?

Como estudiante de Beihang, solo puedo decir que la escuela es tristemente lenta a la hora de responder a las conductas sexuales inapropiadas. Este problema ya se había denunciado antes. Se reveló en Zhifu (plataforma en línea), pero el comentario fue eliminado y se amenazó a la víctima. Se reprimió la denuncia. En la Universidad de Correos y Telecomunicaciones, que se encuentra a un km de Beihang. No hubo ninguna investigación. La gente está disgustada por la inacción del Gobierno. Cada vez más élites abandonan China. ¿Aún vemos esperanza para el país a largo plazo?

Algunas activistas feministas creen que el resultado es una pequeña victoria, aunque advierten que el acoso sexual en las universidades chinas es endémico, y las universidades siguen sin tener políticas concretas para tratar el problema.

Wei Tingting, feminista que fue arrestada por organizar acciones contra el acoso sexual el Día de la Mujer de 2015, realizó una encuesta nacional [4] en septiembre de 2017 sobre el acoso sexual en las universidades. De las 6 592 respuestas, casi el 70% se habían enfrentado a distintas formas de acoso.

Muchos piensan que la conducta impropia de Chen Xiaowu no es más que la punta del iceberg:

当客厅里有一只蟑螂的时候,墙角早就一堆了

Cuando ves una cucaracha en medio de la sala, sueles encontrar una colonia entera en algún rincón.

对中国的敎育行业感到无比担忧,从幼儿园到大学,就没有给孩子一个安全的环境。除了压就是洗白。

El sector de la educación en China es un completo desastre: de preescolar a la universidad, el entorno no es seguro. Y el problema se afronta ya sea a base de reprimir las protestas o hacerse los desentendidos.

Algunos señalaron que solo refleja el abuso sistemático de poder que sufre la sociedad. Un usuario señaló:

在“色欲”的社会里谁能把持住?特别是有着公权势的人,利用权势(职权利害)把多少女性抱上了床、搂进了怀?有的是投怀送李,有的是身不由己,但都是为了生计。

En una sociedad regida por el deseo incontrolado, ¿cómo va a poder la gente resistir esas tentaciones? Sobre todo los que tienen puestos de autoridad pública y utilizan esta autoridad para seducir mujeres. Las mujeres deben ser sumisas por pura supervivencia, quieran o no.

Para tratar el problema del abuso sistemático de poder, estudiantes, exalumnos y profesores de varias universidades, incluidas las de Pekín, Fudan y Wuhan, han pedido públicamente a las autoridades educativas que introduzcan un conjunto de medidas de control y disciplinarias que prevengan el acoso sexual en las universidades.

Además, más de 50 profesores universitarios de todo el país firmaron una declaración [5] el 19 de enero en la que urgen al Ministerio de Educación que elabore políticas concretas contra el acoso sexual en las universidades y los centros de enseñanza. Los profesores sugirieron que los acosadores sean sometidos a juicio, y también pidieron que se informe sobre el acoso sexual y se proteja a las víctimas.

No obstante, en los últimos años se han hecho repetidos llamamientos similares para establecer políticas contra el acoso sexual y hasta ahora no se han elaborado políticas concretas.

Feministas como Wei Tingting utilizan este momento para aumentar la presión pública:

在你们看到的“罗茜茜”以外,还有另一个和很多个“罗茜茜”……这个罗茜茜用了12年,其她的罗茜茜我们看不见。
有人说这是中国高校版的Me Too,我要说的是,Me Too并不够,而是要Everyone In
不是只有受害的当事人站出来说:Me Too 还要更多其他的人(包括女人和男人)拿出行动来说:I’m in
Me Too 只解决了”说出来“的部分,说出来之后要做什么,需要更多人的I’m In

Luo Xixi solo es un caso aislado, hay muchas 2Luo Xixis” (…) hacen falta doce años para que esta Luo Xixi [cuente su historia], mientras las demás Luo Xixis siguen siendo invisibles.
Hay quien dice que esta es la versión universitaria china del movimiento Yo También. Quiero insistir en que la campaña Yo También es incompleta, necesitamos que todo el mundo se comprometa.
No solo las víctimas deben dar la cara y contar sus historias de Yo También, hace falta que los demás (hombres y mujeres) actúen y digan “cuenten conmigo”.
Yo También solo se ocupa de los relatos. Después de que las historias se conozcan, hacen falta más “cuenten conmigo” para que la acción siga adelante.

Wei lanzó una campaña de financiación popular con un plan:

1,为调查报告中所有的211高校寄送一份高校调查报告和建议信
2,为这个网络众筹一名协调人的工资
3,招募更多感兴趣的同道人

1. Envía una copia del informe de la encuesta y una serie de sugerencias de políticas a las 211 universidades que participaron en el sondeo
2. Colabora con el salario de un coordinador que mantenga una red [nacional contra el acoso sexual]
3. Recluta a más personas para la red

Al mismo tiempo, a algunas personas les preocupa que la campaña Yo También en China se enfrente a otra ronda de represión en línea. En 2015, cinco activistas feministas fueron detenidas [6] por pronunciarse contra el acoso sexual el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Según un informe [7] del New York Times, además de censurar las peticiones públicas de políticas contra el acoso sexual en las universidades, las autoridades advirtieron a los activistas que sus acciones podían ser consideradas conspiración con fuerzas extranjeras y traición al país. Al acercarse el Día Internacional de la Mujer, feministas y aliados del movimiento en China se preparan para una censura más rigurosa.