¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Documentos filtrados muestran que las élites gobernantes de Etiopía contratan a trolls de redes sociales (y ven pornografía)

Reunión de EPRDF en Adís Abeba en 2010. Foto de Uduak Amimo / BBC World Service a través de Flickr (CC BY-NC 2.0).

Desde noviembre de 2017, una serie de documentos filtrados de las poderosas élites políticas de Etiopía han circulado en internet.

Entre otras revelaciones, las filtraciones muestran que el Gobierno etíope ha estado pagando a comentaristas en línea para que influyan en las conversaciones de las redes sociales a favor del partido gobernante. Los documentos incluyen cientos de páginas de registros de chat y correspondencia por correo electrónico de los principales funcionarios gubernamentales de Etiopía, múltiples documentos de planificación gubernamental y registros de reuniones de alto secreto.

Las filtraciones han llegado en lo que puede ser un punto de inflexión en la reciente crisis política de Etiopía. Desde mediados de 2015, miles en toda Etiopía se levantaron para exigir más libertades políticas e igualdad social y un alto al acaparamiento de tierras por parte del Gobierno en la región de Oromia, que representa el mayor grupo étnico de Etiopía. La respuesta del Gobierno fue brutal: cientos de personas han sido asesinadas, miles han sido arrestadas y las voces críticas, en línea y fuera de línea, han sido sistemáticamente silenciadas.

Entre las filtraciones recientes, que comenzaron a circular en Facebook en noviembre de 2017, uno de los documentos más reveladores es un lista de personas a quienes aparecetemente ha pagado para promover la coalición gobernante en las redes sociales. La lista muestra los nombres de los llamados “comentaristas de redes sociales” junto con sus títulos de trabajo y una cantidad precisa de dinero que aparentemente recibieron para sus publicaciones en línea. La mayoría de las personas enumeradas son empleados del Gobierno.

La lista corrobora evidencia previa de que el Gobierno etíope ha estado contratando comentaristas en línea para promoverse y acosar a sus oponentes.

Las comunidades en línea en Etiopía han estado llamando a estos comentaristas pagados “cocas”, coloquialismo en amhárico (el idioma más hablado en el país) que puede traducirse como “cuadros despreciables”. En amhárico, este término generalmente se refiere a personas que se venden por dinero fácil. Pero en este caso, la mayoría de los comentaristas que figuran en el directorio filtrado ya están en la nómina del Gobierno.

¿Quién es responsable de estás filtraciones?

Ha habido rumores y disputas en varios niveles sobre el origen de las filtraciones. Los documentos fueron enviados originalmente a activistas en el extranjero desde al menos dos cuentas de Facebook, ambas pertenecientes a empleados gubernamentales, en noviembre de 2017.

La primera filtración conocida, de la lista de “coca”, provino de la cuenta de Facebook de Gebremichael Melles Gebremariam, empleado de la oficina de asuntos de comunicaciones del estado de Tigray. Gebremariam primero negó haber enviado los documentos, sostuvo que su cuenta fue pirateada. Pero luego se retractó de esta afirmación. Ahora se rumorea que ha sido despedido de su trabajo.

Poco después de la primera filtración, comenzaron a llegar más documentos a la bandeja de entrada de los activistas en el extranjero, esta vez provenientes de la cuenta de Facebook del director de la oficina de Asuntos de Comunicación Federal, Haddush Kassu. Poco después, Haddush comenzó a avergonzar públicamente a los funcionarios del Gobierno que están implicados en las filtraciones. El 18 de enero, denigró al viceprimer ministro, Debretsion Gebremichael, en una publicación pública de Facebook.

No está claro si Haddush envió los documentos él mismo o si piratearon su cuenta.

Las redes sociales ‘cocas’ impulsan el discurso a favor del Gobierno

Las revelaciones de funcionarios políticos y estatales que pagan “coca” para promover en línea la agenda del partido gobernante va de la mano con un aumento reciente de la polarización y el discurso de odio en las redes sociales, junto con una mayor persecución de los periodistas independientes.

La lista filtrada de “coca” revela que al menos a trece comentaristas les pagaron US$300 (una gran suma en Etiopía, donde el PIB promedio per cápita fue de US$660 en 2016) para publicaciones en blogs o mensajes de Facebook que escribieron a instancias de la coalición gobernante.

Lista de comentaristas pagados por internet. Imagen que circula en Facebook.

Entre las personas nombradas en la lista se encuentran Daniel Berahane y Dawit Kebede, editores de dos sitios de noticias en internet de Etiopía, HornAffairs y Awaramba Times, respectivamente. Los dos periodistas han sido acusados durante mucho tiempo de animar una campaña de información progubernamental, especialmente durante un periodo de alta tensión política.

En los últimos años, periodistas etíopes independientes que informan sobre asuntos gubernamentales, corrupción y derechos humanos han sido detenidos o exiliados en masa. La brecha resultante en la cobertura de noticias ha sido ocupada por activistas de oposición y manifestantes que a menudo trabajan con medios de comunicación del extranjero para atraer la atención mundial a la brutal represión militar contra manifestantes, que ha causado la muerte a más de 1,200 personas y ha llevado a varias detenciones masivas desde mediados de 2015

Después de la lista, vino otra filtración de lo que parece ser una propuesta para contrarrestar a los grupos de oposición que utilizan plataformas de redes sociales. El documento en amhárico viene de la oficina de la coalición gubernamental de Etiopía, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), y enumera soluciones y estrategias para reducir la influencia de los activistas en la línea que viven fuera del país.

El documento también describe cómo los funcionarios ordenaron que los comentaristas pagados ataquen a personas que piden democracia y alaben las ideologías de la coalición gobernante. El documento alienta a sus miembros a publicar comentarios en internet como si fueran ciudadanos comunes y corrientes.

Otros documentos muestran que la agencia de espionaje de Etiopía, la Agencia de Seguridad de la Red de Información, conocida por vigilar y censurar a periodistas y opositores políticos, emitió un giro de US$ 12,000 para enviar a dos empleados a China para entrenamiento especial. Los documentos no especifican qué tipo de capacitación debían recibir los dos empleados, pero esta información ha comenzado a salir a la luz con el lanzamiento de los registros de chat posteriores.

Cinco semanas después de que se filtrara la lista, apareció otro documento que mostraba un intercambio, por Messenger de Facebook, entre dos servidores públicos de alto nivel –Haddush Kassu y Zeray Hailemariam, operador de alto nivel de la agencia de espionaje de Etiopía– que estaban furiosos por las filtraciones y la revelación de comentaristas pagados.

 

Uno dijo que las filtraciones son amenazas a su seguridad y se comprometió a buscar ayuda de la Agencia de Seguridad de la Red de Información para investigar el origen de las filtraciones. El otro culpó a un “funcionario de comunicación regional descontento” por filtrar los nombres a rivales políticos radicados en el extranjero.

En un momento del intercambio, el operador de la agencia de espionaje de Etiopía sugirió que deberían alentar a un “valiente soldado” como Daniel Berahane “que lucha contra todos los extremistas”. En respuesta, el funcionario de asuntos de comunicaciones del Gobierno confirmó su apoyo y le escribió “le pagamos 33,000 [aproximadamente US$ 1,200] por dos artículos”.

El intercambio entre los dos principales funcionarios del Gobierno también arroja luces sobre la lucha de poder al frente del partido gobernante etíope, donde las luchas internas han llevado a los líderes a contratar figuras como Daniel y Dawit para socavar oponentes políticos o congraciarse con diplomáticos y organizaciones extranjeras en Adís Abeba. Daniel y Dawit han sido líderes en la reacción de los medios progubernamentales contra los activistas de la oposición y los medios en el extranjero.

¿Qué trae entre manos el Ministro de Comunicación e Informática?

Otras revelaciones han señalado el hábito de estar en línea del exviceprimer ministro y ministro de Comunicación y Tecnología de la Información de Etiopía, doctor Debretsion Gebremicheal.

El 16 de diciembre de 2017, un miembro del círculo interno del partido gobernante descargó capturas de pantalla de diez años de la historia del doctor Debretsion Gebremicheal en su página de Facebook. Los detalles solo duraron aproximadamente dos días. Fue eliminado en algún momento el 18 de diciembre de 2017 sin ninguna explicación.

Debretsion no tiene respeto por la mujer ni por sí mismo. De acuerdo, puedes seguir diciendo que mi cuenta fue comprometida. ¿Deben atacar la cuenta de una persona diez veces? ¡Por supuesto que no!

Para el doctor Debretsion, esto parece especialmente malo porque ni siquiera pudo limpiar su historial de navegación ni encriptar sus comunicaciones en línea, lo que significa que fue mucho más fácil de lo usual para los piratas informáticos robar su historial de navegación. Es un error bastante de aficionado para quien se califica como uno de los principales “empleados de inteligencia” del país.

Abebe Gelaw, destacado periodista que vive fuera del país, publicó una reveladora exposición de quince páginas después de examinar más de 200 páginas del vergonzoso y lujurioso historial de navegación del doctor Debretsion.

Pero uno de los aspectos más interesantes de la historia en sí fue el origen de las revelaciones. Se dice que los documentos proceden de varias fuentes, algunos dicen que fueron filtrados desde adentro, otros dicen que los piratas informáticos son los responsables. Pero de un goteo incoherente de filtraciones surge una visión común de que hay una lucha de poder sin precedentes entre la élite gobernante de Etiopía.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.