¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Polarizada por el populismo, la sociedad checa se prepara para segunda vuelta de elecciones presidenciales

Fotos de los candidatos presidenciales checos Miloš Zeman y Jiří Drahoš. Fotos de Wikipedia de OISV and Jindřich Nosek (NoJin), CC BY-SA 4.0.

El 12 y 13 de enero de 2018, se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en la República Checa, y ninguno de los nueve candidatos obtuvo una mayoría absoluta de votas. Por lo tanto, la segunda vuelta se llevó a cabo el 26 y 27 de enero, e incluía un debate entre los principales candidatos de la primera vuelta: Miloš Zeman, actual jefe de estado, y Jiří Drahoš, exjefe de la Academia de Ciencias del país. Los primeros resultados dan como ganador a Zeman.

Las elecciones han motivado ardientes debates entre los ciudadanos, en línea y fuera de línea. Como república parlamentaria, el presidente tiene poderes ejecutivos limitados por la Constitución, aunque las elecciones han polarizado a la ya dividida sociedad checa.

Durante su mandato, Miloš Zeman ha contribuido a la profundización de las divisiones sociales por su postura de tolerancia cero a sus oponentes y a su actitud populista hacia sus seguidores.

Según la encuesta preelectoral titulada “¿Qué leen los votantes de los candidatos?”, los seguidores de Zeman son lectores de sitios web de noticias alternativas con financimiento poco claro, a menudo señalados como propagadores de noticias falsas a favor de Rusia.

En Twitter, un usuario se refiere a los cuestionables vínculos de Zeman con Rusia:

Dadas dos premisas, A (hay una guerra híbrida de la Federación Rusa contra la República Checa por medio de sitios web de desinformación) y B (Zeman es un candidato de la Federación Rusa y la mafia que hace negocios en Rusia – PPF, Nejedly y Zbytek), entonces este gráfico muestra claramente que la guerra de la desinformación aspiraron seguidores de Zeman como una esponja. Según este gráfico, solamente consumen productos de propaganda rusa.

Sitios de noticias como aeronet.cz/news, parlamentnilisty.cz y euportal.cz movilizan noticias que avivan sentimientos nacionalistas, y enfatizan fuertemente la independencia militar y política de la República Checa de la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (NATO). Estos sitios web describen a los refugiados de guerra y migrantes económicos de Oriente Próximo y África Subsahariana como peligrosos terroristas islámicos.

Los partidarios de Zeman a menudo se refieren a estos sitios cuando acusan al Servicio Público de Radiodifusión de carecer de objetividad en sus reportajes. Zeman refuerza esta noción con su abierta expresión de desconfianza hacia los medios públicos.

En 2014, muchos periodistas criticaron a Zeman por su sesgo hacia el Este en asuntos exteriores y por usar lenguaje grosero en radio. En respuesta, optó por dar entrevistas solamente a sitios web de noticias alternativas y tabloides, y dijo que la televisión pública era una “lata llena de carne malograda“. Habló con frecuencia en su propio programa de televisión en un canal privado.

A través de sus canales de comunicación, Zeman nombró a un grupo no especificado de opositores como el “Café de Praga”, lo que avivó el estereotipo del intelectual liberal de la gran ciudad que holgazanea todo el día en cafés y solamente finge tolerancia a los demás.

Los partidarios recalcitrantes de Zeman usan “Café de Praga” como expresión despectiva para referirse a famosos artistas, actores, académicos, intelectuales y todo aquel que critique públicamente a Zeman. La expresión también se usa para referirse a alguien que continúa el legado de Vaclav Havel, expresidente fallecido en 2011 que puso al país al lado de valores y políticas occidentales después de la disolución de la Unión Soviética. La política exterior de Havel, basada en derechos humanos, contrasta con el enfoque exclusivamente económica de Zeman.

Los leales a Zeman se refieren a sus críticos como ‘traidores a la patria’ pagados por George Soros, filántropo estadounidense que financia una amplia variedad de organizaciones sin fines de lucro, incluidas las que apoyan a los refugiados [Nota del editor: Global Voices es beneficiario de Open Society Foundation, que es parte de la red Soros].

Antes de la segunda ronda de las elecciones presidenciales, Zeman constantemente destacó temas que aparecían en sitios web de noticias alternativas. Trató de retratar a su oponente Jiri Drahoš como una persona débil que pretende destruir al país con políticas migratorias permisivas que apoyan a los refugiados musulmanes.

¿Es el principal candidato opositor checo parte del ‘Café de Praga'?

Jiri Drahoš no es muy conocido y no tiene experiencia política directa, salvo por ocho años en el cargo semipolítico de jefe de la Academia de Ciencias. Con estudios de química, tiene varias patentes a su nombre y tiene reputación en algunos círculos ocmo decente y educado, aunque poco definido. Sus seguidores decían que llevaría imparcialidad y cortesía a la presidencia.

Como candidato opositor, los seguidores de Zeman lo etiquetaron inmediatamente de miembro del ‘Café de Praga’ que quiere que la República Checa pierda su autonomía y se someta a los pedidos de las grandes naciones europeas.

En Twitter, un usuario exclamó:

¿Escuchan el silencio? El Café de Praga teme los resultados de las elecciones. Saben que es su fin. Sienten que es el fin del culto a Havel.

Otro usuario bromea sobre la retórica populista de Zeman y las políticas contra la migración, y llama la atención a la activista cívica ucraniana que, con el pecho desnudo, arremetió contra Zeman con gritos de protesta en el centro de votación el 15 de enero. Zeman, que se preparaba para emitir su voto, pareció impactado e indefenso:

El camarada Zeman no puedo defenderse contra una chica desnuda que quiere defender al país contra los inmigrantes. ¿Y me pregunto cómo quiere hacerlo?

Otro proclamó saber por qué el “Café de Praga” no quiere que Zeman vuelva a ser presidente:

¿Por qué el Café (de Praga), es decir, organizaciones sin fines de lucro, es decir, los globalistas de Soros, no soportan a Zeman? ¿Por qué lo nombran como “megacortés” químico que nunca quiso ser presidente? Tal vez porque quieren destruir el grupo Visegrád para que los países poscomunistas no podamos defendernos de los dictados de Alemania y la nomenclatura de Bruselas.

Pero otro se refiere a una encuesta oficial de la televisión, y señalan que las posibilidades de ambos candidatos eran casi iguales:

Encuesta para OVM: para Zeman es 45.5 %, para Drahoš 45 %. El 9.5 % todavía no sabe.

Probablemente, las elecciones se resolvieron con los votos de quienes estaban indecisos y que se decidieron en las dos últimas semanas, por los debates de televisión y actividades  de campaña.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.