¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pequeños pero fuertes: Pruebas y logros de la comunidad Sarayaku

Sabino Gualinga, anciano de la comunidad Sarayaku, comienza el ritual de la disculpa pública por parte del estado ecuatoriano. Fotografía de wambraradio Medio Digital Comunitario, usada con autorización.

La comunidad de Sarayaku, pequeña comunidad kichwa de Ecuador oriental, rara vez aparecen en las noticias. Viven en la Amazonía del Ecuador. Sin embargo, en los últimos años han llamado la atención dos veces de los medios nacionales de Ecuador.

Pedir disculpas a la comunidad sarayaku

Entre los meses de septiembre y noviembre de 2014, los sarayaku emergieron a la vista de todos. El Gobierno ecuatoriano hizo pública una excepcional disculpa por permitir que compañías mineras explotaran tierras sarayaku sin el consentimiento de su gente.

Recurrimos a las noticias para reconstruir toda la historia. En nuestro análisis de Media Cloud, existen apróximadamente 204 historias de “disculpas” relacionadas con la comunidad sarayaku. Aún así, la historia detrás de las disculpas es confusa, a menos que se conozcan las luchas políticas y legales de Sarayaku.

Resulta que la disculpa fue el resultado de un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El fallo, que se hizo público el 27 de junio de 2012, sentenció al Estado ecuatoriano por violar los derechos de la comunidad sarayaku a la propiedad comunal.

La investigación en Media Cloud de palabras relacionadas con Sarayaku desde septiembre hasta octubre de 2014, en la colección de noticias de Ecuador. La palabra disculpas está resaltada.

Desde 1980, los sarayaku han hecho públicas sus peleas contra la extracción de petróleo en sus tierras. A finales de la década de 1990, el Gobierno ecuatoriano entregó en concesión a una empresa petrolera para explotar tierras ancestrales sarayaku, en contravención con la ley que exige consentimiento de parte de las comunidades indígenas antes de otorgar las licencias mineras.

Al momento de disculparse en nombre del Estado ecuatoriano, la ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, resaltó que las violaciones de los derechos humanos ocurrieron durante los gobiernos Jamil Mahuad (1998-2000) y Lucio Gutiérrez (2003-2005).

Ofrecemos disculpas por la violación a la propiedad comunal indígena, violación a la identidad cultural, violación del derecho a la consulta, por haber puesto gravemente en riesgo la vida e integridad personal y por la violación a los derechos de las garantías judiciales y protección judicial y los derechos humanos”, declaró Zúñiga.

La disculpa es una excepcional victoria política y de los medios para la comunidad sarayaku, y para los grupos de indígenas y de activistas que se movilizaron contra la explotación de petróleo. Obtuvieron un pronunciamiento positivo de parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. También se beneficiaron de la amplia cobertura de los medios sobre la disculpa, que se trasmitió tanto en español como en kichwa.

¿Banda de secuestradores u órdenes de detención? El marco de la victoria

Luego de alcanzar el máximo de cobertura tras del fallo, la comunidad sarayaku desapareció de la agenda de los medios ecuatorianos. En diciembre de 2016, las historias acerca de la comunidad resurgieron.

Cronograma de la cobertura de los sarayaku, desde septiembre de 2014 hasta julio de 2017.

¿Cuál es la razón? El 19 de diciembre a través de su página oficial de Facebook, Sarayaku, defensores de la selva, informó que tenián retenidos a 11 soldados del Ejército Ecuatoriano que estaban en su territorio sin permiso.

Muchos de los medios ecuatorianos, incluidos los favorables al Gobierno, cubrieron la historia por lo publicado en Facebook, sin incluir las declaraciones oficiales del Ejército o el Gobierno. Los primeros comentarios en Facebook de los sarayaku reclamaban que los soldados estaban “invitados a dialogar” luego de haber entrado al territorio sin permiso y también que estaban “bajo protección” de la comunidad.

Publicación en Facebook donde los sarayaku anunciaron la retención de soldados en su comunidad.

Más tarde ese día, el entonces presidente ecuatoriano Rafael Correa describió el incidente con dificultad, como un “secuestro”. En el siguiente discurso, declaró a los medios nacionales:

Esto es inconstitucional, es detención arbitraria, esto es secuestro porque todo el que permanezca dentro del territorio sin hacer nada ilegal se le respeta la libre movilidad.

La versión posterior por parte del Gobierno que se reprodujo en los medios masivos sostuvo que los sarayaku estaban infringiendo la ley, y que los soldados fueron secuestrados. A lo largo de la semana, los medios usaron la palabra secuestrados solamente para citar los dichos del expresidente Correa o el entonces ministro de Defensa, Ricardo Patiño.

Muchas de las coberturas de los medios dieron protagonismo a la versión de los sarayaku, con la palabra retenidos en lugar de secuestrados para referirse a la extraordinaria militarización en la región. Pese a las declaraciones del presidente, prevaleció la historia de los sarayaku.

En Media Cloud, compararon la palabra “retenidos” que usaron los líderes indígenas y la palabra “secuestrados” que usó el Gobierno, luego del incidente de la detención de 11 soldados en la comunidad Sarayaku. Diciembre de 2016.

Cuando se liberaron a los soldados luego de las negociaciones, la palabra retenidos que usó el líder indígena prevaleció en las noticas sobre la palabra secuestrados. Tanto los medios impresos como los medios televisivos, y hasta algunos medios digitales a favor del Gobierno optaron por usar la palabra retenidos.

Finalmente, incluso este comunicado de prensa de la Secretaria de Comunicación del Gobierno utilizó el lenguaje de los sarayaku:

Así como hay derechos también hay obligaciones que deben ser respetadas para asegurar esos mismos derechos como por ejemplo el de la libre movilidad en el territorio nacional. Por ello el Gobierno rechaza categóricamente la retención contra la voluntad de once soldados de las Fuerzas Armadas por decisión arbitraria de algunos dirigentes de la comunidad Kichwa Sarayaku.

Hubo momentos en la cobertura de los medios en que los sarayaku mostraron pequeños pero importantes logros. Como dijo Andrés Tapia, líder comunicador de la Organización Indígena Regional de las Nacionalidades Amazónicas (CONFENIAE) en Ecuador, “es importante saber que, por supuesto, existe conflicto, pelea, resistencia, pero también existen logros”.

* * *

¿Cómo decidimos si el término retenidos permanence?

En el análisis de Media Cloud se encontraron 20 historias en los medios nacionales de Ecuador que informaron el incidente de la retención de los soldados. Estas historias se recolectaron en una hoja de cálculo en línea donde los lectores pueden ver que la palabra retenidos se usó en 14 historias, mientras que secuestrados se usó en 10 historias. Los medios de comunicación que se incluyen en el resultado de Media Cloud representan la mayor cantidad de medios ecuatorianos. La investigación halló historias de tres de los cuatro periódicos más importantes, incluido el periódico oficialista El Telegrafo. Media Cloud también capturó historias de varios canales televisivos. Entre los más reconocidos medios de comunicación ecuatorianos que informaron acerca de la liberación de los soldados, los resultados de Media Cloud no consideraron una historia de “El Comercio” que encontramos en los archivos de los periódicos. En esa historia, “El Comercio” usó la palabra secuestrados en el título cuando informaron el anuncio del ministro de Defensa, pero al hacer referencia a la versión de los Sarayaku en el párrafo principal se usó la palabra retenidos.

En general, 18 historias de un total de 20 le dieron más prioridad a la versión de los sarayaku. Diez historias usaron retenidos en sus títulos, mientras que cuatro optaron por secuestrados. Dos historias usaron la expresión “con la protección de la comunidad sarayaku”, y una evitó con cautela mencionar el incidente. El texto del formulario de autorización entre el Ejército y la comunidad sarayaku evitó ambas palabras, en su lugar usaron “presencia y permanencia”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.