¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El cambio en la cultura del carnaval en Trinidad y Tobago empieza con el consentimiento

Un “wine” consentido en una fete (fiesta) durante el carnaval de 2013 en Trinidad y Tobago. Foto de IZATRINI.com, CC BY-SA 2.0.

La última polémica en Trinidad y Tobago proviene de una ley que dice que es necesario contar con autorización para hacer “wine” –danza donde se mueve la cadera y que tradicionalmente es para todos en la temporada anual de carnaval en el país.

Recordando que tocar a alguien sin su permiso se considera agresión, el Servicio de Policía de Trinidad y Tobago advirtió a los entusiastas del carnaval que podrían ser arrestados por bailes no consentidos.

La decisión fue del agrado de algunas organizaciones feministas, que creyeron que ya era hora de que la cultura que rodea al carnaval y al cuerpo de la mujer cambiara, sobre todo ante episodios pasados de violencia contra las mujeres durante el festival. No obstante, ha habido retroceso –literalmente.

La cuestión aumentó de nivel cuando un periódico local provocó revuelo con una fotografía de la estrella de soca Machel Montano bailando con una mujer durante una actuación en una fete de Carnaval. Otro periódico citó palabras textuales de la estrella: “cuando se trata de hacer wining, es mejor buscar el perdón que el permiso”. Montano aconsejó a todos que ignoraran las indicaciones de la policía de que obtuvieran autorización antes de “robar un wine”.

En su muro de Facebook, Maria Rivas-Mc expresó su desconcierto tras este comentario, diciendo:

Ahh … words have power and are even more powerful when you are someone of note. Machel could have used the opportunity to speak about respecting women, and all people.

Ah… las palabras tienen poder y son aún más poderosas cuando eres alguien importante. Machel podría haber aprovechado la oportunidad para hablar sobre el respeto hacia las mujeres, y hacia todos.

Pero a Keith Frances no le sorprendió:

Sitting here wasting a brain cell trying to figure why people are surprised at and disappointed with Machel… 🤔
#BrandNewIsTheNewBrandNew

[Estoy] Sentado aquí desperdiciando neuronas al intentar descubrir por qué la gente se sorprende y se decepciona con Machel…🤔

Poco después de los comentarios de la estrella, una participante en una fiesta acusó a dos hombres (a través de Facebook) de tocarla sin permiso. Uno de los aludidos publicó un video en Facebook en el que negaba la acusación y la calificaba de “absolutamente falsa”, si bien admitió después que tenía “algo de verdad”. Womantra, grupo de defensa de las mujeres, se refirió al incidente como “agresión física durante la temporada de carnaval”, criticó a Machel Montano por echar leña al fuego, y dijo que su comentario de que “el derecho de hombre al ‘wine’ es más importante que el consentimiento de una mujer” era “irresponsable”.

En una publicación privada en Facebook (copiada aquí con permiso), Franz Gellizeau lo vio así:

It is absolutely infuriating that people are discussing this ‘new law’ about wining.
Morons, it is assault to just jump on someone and start gyrating, and it always has been. The problem has never been tiefin a wine; the problem is dudes who can't take a brace and decide to press the issue. So the police just pointed out that, yes, you can get arrested for assault in that scenario. Dumbass.

Es totalmente exasperante que la gente debata sobre esta “nueva ley” sobre wining.
Subnormales, es agresión el simple hecho de abordar a alguien y empezar a girar, y siempre lo ha sido. El problema nunca ha sido robar un wine; el problema son los que no se pueden aguantar y deciden presionar. Por tanto, la policía solo destacó que, sí, te pueden arrestar por agresión en ese contexto. Estúpidos.

Omari Ashaby añadió un punto de vista importante al retroceder hacia el origen mismo del baile:

this wine debate is what happens when traditional knowledge is not passed down…….we figured this out years ago….as a matter of fact the asking for a wine was part of the dance itself.. the dance of the the winer and the wineee (sp), the approach would be made the offer would be accepted or declined, all within the dance moves…but we failed to have faith in ourselves and our way of doing things.

este debate del wine es lo que sucede cuando no se transmiten conocimientos tradicionales… nos dimos cuenta hace años. En realidad, pedir un wine era parte del baile, el baile del que gira y el baile del aquel al que giran. El punto de vista sería que se aceptara o se rechazara la petición, todo dentro del baile. Pero hemos fallado a la hora tener fe en nosotros mismos y en nuestra manera de hacer las cosas.

Rhoda Bharaht se mostró de acuerdo en Facebook:

A sexual advance is not sexual assault.
If you advance and I turn you down and you persist…that is where the problem starts.

Flirting is not a crime.
Forcing your attention on someone is.

#AGenders

Un avance sexual no es una agresión sexual.
Si te avanzas y te rechazo e insistes… es ahí donde empieza el problema.

Coquetear no es delito.
Forzar tu atención en alguien sí lo es.

Por su parte, Natasha Rammauth señaló a sus amigos de Facebook que el consentimiento también se aplica a los hombres:

I hope women are also paying attention to the ‘thou shalt not wine on unwilling people’ edict. It's all well and good to stand up and be empowered and all that but it works both ways. Men can and do say no. Move along.

Espero que las mujeres también presten atención a ley de no bailar con quien no quieran. Es bueno levantarse y ganar poder, pero es una vía de dos sentidos. Los hombres pueden decir y dicen no. Avancen.

Sin embargo, pronto hubo reacciones contra el contenido de las letras de Machel Montano, que –como la mayoría de canciones soca– hablan de hacer wine con mujeres.

Bharath cortó de raíz ese razonamiento:

In 2018 we decide Boy's [Montano's] music sexist and offensive? Soca was invented last week?

In 2018 all yuh find he tone deaf and irresponsible?

In 2018 we vex with a soca artist for giving us commands that we mindlessly obeying?

When we go done pappyshow weself and accept responsibility for anything, boy?

All yuh does kill me, oui.
#DeViceCyahDone

¿En 2018 decidimos que la música de Montano es machista y ofensiva? ¿El soca se inventó la semana pasada?

¿En 2018 descubrirán todos que desafina y que es un irresponsable?

¿En 2018 nos vemos atormentados porque un artista de soca nos da instrucciones que obedecemos inconscientemente?

¿Cuándo pararemos de engañarnos y aceptaremos la responsabilidad de cualquier cosa, hombre?

Todo lo que hace me mata, sí.

Por una parte, los medios de comunicación publicaron noticias sobre un hombre que fue condenado a pagar 12.000 dólares trinitenses (USD1.777) a una mujer como compensación por tocarle la vagina durante el carnaval de 2009, así como editoriales en el que se elogiaba a la policía por “lanzar una señal de que no tolerarán la anarquía, por grande o pequeña que sea y sin importar quién sea el causante ni lo culturalmente aceptable que sea la infracción”. Por otra parte, Machel Montano se disculpó y se mostró de acuerdo con que el consentimiento es importante para que las “mujeres se sientan seguras”.

El fiscal Martin Daly sugirió que puede que el país “esté experimentando un cambio cultural progresivo”. Alabó a Montano por entonar el mea culpa ante las críticas del público de “alerta y cambio”.

Pero toda esta situación hizo pensar a Jabal Hassanali. En una publicación para Wired868, reflexionó:

Let me admit up front that I love tiefing a wine. By ‘tiefing a wine’, I mean enticing in a largely non-verbal manner a complete stranger to wine with you. […] Indeed, I daresay, perhaps immodestly, that I have now really refined it to a fine art.

Well, I used to think of it as art as I always assumed these techniques were within the bounds of acceptable social behaviour.

Now, I’m not so sure.

Déjenme que me encanta robar un wine. Con “robar un wine” me refiero a sugerir de manera no verbal a una persona que no conoces a que baile contigo. […] Ciertamente, me atrevería a decir, quizás sin modestia, que ahora lo he refinado en un buen arte.

Bueno, creía que era arte, ya que siempre consideré que estas técnicas se incluían en un comportamiento social aceptable.

Ahora no estoy seguro.

Tras resumir su punto de vista a pedir permiso y exponer algunas dificultades que pueden surgir en diferentes situaciones, comentó la advertencia de la policía:

The fact is that the CoP’s [Chief of Police's] recent announcement has suddenly opened up a Pandora’s box because, vague and unhelpful as it was, it gave no real indication of what the new normal might be. ‘It depends’ is nice and non-committal, convenient even, but it is hugely problematic because it does not cut it legislatively. Law and ambiguity can’t live in the same house and laws often are pitched at the lowest common denominator because certain people just cannot be trusted to deal with nuance.

[…] And when it’s people’s bodies involved, brother, there can be no room—wiggle room?—at all for individual interpretation of the vagaries of human touch.

So what does a world look like where only verbal permission is acceptable to tief [steal] a wine?

El hecho es que el reciente anuncio del jefe de la policía ha abierto de repente la caja de Pandora, ya que al ser tan ambigua e inútil, no daba indicaciones auténticas de lo que debería ser lo normal ahora. Decir “depende” es agradable y evasivo, incluso conveniente, pero es muy problemático, ya que no lo corta de una manera legislativa. La ley y la ambigüedad no pueden vivir juntas. En ocasiones las leyes se sitúan en el menor denominador común porque simplemente no se puede confiar en que algunas personas diferencien los matices.

[…] Y cuando se trata del cuerpo de la gente, hermano, no puede haber lugar a la interpretación individual de los caprichos del ser humano.

Por tanto, ¿cómo es un mundo en el que solo el permiso verbal es aceptable para robar un wine?

Si bien el bloguero creía que reducir el acoso era un “avance”, se preguntó sobre el efecto dominó en otros aspectos del festival:

The flip side to this […] is that people may just end up wining exclusively on who they know, there will be less social mixing, and the Carnival becomes even more segregated. There will definitely be less bacchanal, and dare I say it? the festivities will lose some of their magic as a result.

Or maybe not. Perhaps now, under the new rules, women will become the new leaders of the wine tiefing movement. […] Yes, the laws will apply to them as well but I don’t see many men being aggrieved by unprompted physical provocation from an empowered woman.

La otra cara de esto […] es que la gente puede acabar bailando wine solo con quien conocen, habrá menos interacción social, y el carnaval se volverá más segregado. Habrá seguro menos bacanales y, ¿me atrevería a decirlo? La festividad perderá cómo resultado algo de su magia.

O puede que no. Quizás ahora, bajo la nueva ley, las mujeres se convertirán en las líderes del movimiento wine. […] Sí, la ley también se aplicará a ellas, pero no veo a muchos hombres agraviados por provocaciones físicas imprevistas procedentes de una mujer con confianza en sí misma.

La publicación finaliza diciendo:

The culture of wine tiefing may be under new management but still in good hands after all. Or, more accurately, in good waists.

At the end of the day, it’s not up to me or to men in general and I’m relieved by that. So, ladies, when you all decide how you want things to go, let me know; I’ll adapt.

Puede que la cultura del wine esté bajo nuevas directrices, pero sigue en buenas manos después de todo. O, mejor dicho, en buenas cinturas.

Al final del día, no me concierne a mí ni a los hombres en general, lo cual me alivia. Así que, chicas, cuando decidan cómo quieren hacer las cosas, me lo dicen; me adaptaré.

Parece que las mujeres ya han decidido de manera bastante clara: el wine no consentido no es una opción.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.