¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Sitio de patrimonio mundial de UNESCO en peligro: Gobierno búlgaro permite construir en Pirin, ciudadanos protestan

Chamois (wild goat) grazing in Pirin National Park

Gamuza pasta en el Parque Nacional del Pirin: vista poco común y distante, estos animales de montañas altas le temen a la actividad humana cercana. Foto por Miro Iv (2017), utilizada con autorización.

Los manifestantes tomaron las calles en 29 ciudades internacionales, acusan al Gobierno búlgaro de corrupción y violación de la legislación ambiental nacional de la Unión Europea después de su decidión de autorizar la construcción en el Parque Nacional del Pirin, patrimonio natural de la UNESCO.

En diciembre del 2017, el gabinete búlgaro aprobó un plan para permitir las actividades de construcción en el 48% del parque, medida que va en contra de la legislación y se considera como una violación de su condición de espacio protegido. Después de lo que muchos sintieron fue la respuesta fallida del Gobierno para hacer frente a la protesta pública, los ecologistas iniciaron una campaña internacional de divulgación en un esfuerzo por presionar a las autoridades a respetar la ley que protege el sitio de patrimonio natural.

El Parque Nacional del Pirin se estableció para proteger la biodiversidad en la segunda montaña más alta de Bulgaria, zona considerada uno de los hábitats naturales mejor conservados en Europa. El parque abarca más de 403 kilómetros cuadrados (alrededor de 156 millas cuadradas) y contiene impresionantes paisajes que van desde los picos rocosos estériles a exuberantes bosques, lagos glaciares y ríos vírgenes. Es el hogar de numerosas especies de flora y fauna que están en peligro, como el águila real, el oso pardo y las gamuzas. Los lugareños cuentan historias de que el lince balcánico (que durante mucho tiempo se pensó que estaba extinguido en el país) todavía vaga por el territorio del parque.

View of Pirin National Park's glorious peaks and forests.

Un sendero turístico en el Parque Nacional del Pirin. Los viejos bosques en esta límpida vista ya no están protegidos de la expansión del centro de esquí. Foto de Yulian Nedelchev (2017), utilizada con autorización.

Por sus preciosas maravillas naturales, Pirin fue declarado sitio de Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1983. Esto se sumó a su fama mundial como destino turístico, un rasgo valioso para muchas pequeñas y medianas empresas en los alrededores. Sin embargo, cuando la ciudad adyacente a la estación de esquí de Bansko comenzó a organizar competiciones de deportes de invierno y a atraer numerosos turistas extranjeros con sus precios bajos, el complejo deportivo comenzó a expandirse rápidamente de una manera insostenible.

Desde 2001, el centro de esquí Bansko se ha expandido mucho más allá de su territorio permitido, lo que ha conducido una gran cantidad de turistas a la pequeña ciudad. Hoteles, pistas y sus instalaciones de apoyo ya han invadido cerca de 160 hectáreas del parque nacional, y causado erosión del suelo, pérdida de la biodiversidad y contaminación de las fuentes de agua potable. En 2010, la UNESCO excluyó el área turística, que abarca el 0,6% del parque, del sitio de Patrimonio Mundial para convertirlo en su zona de contención, y continúa expresando su preocupación sobre la expansión del centro de esquí.

Debido a la popularidad de la zona, el centro de esquí de Bansko tiene mjuchos alojamientos para un número relativamente pequeño de pistas de esquí y solo una línea de góndolas, lo que resulta en embotellamientos y largas filas de turistas que esperan por su boleto para ascender. El insostenible desarrollo del centro de esquí ha llevado a un rápido aumento y luego descenso en los precios de los inmuebles. Esta burbuja financiera está creciendo a medida que las perspectivas de una expansión aún mayor se hacen realidad. En un esfuerzo por mantener sus precios y vender más propiedades en Bansko, Ulsen (la compañía propietaria de la infraestructura del centro) ha pasado años presionando al Gobierno búlgaro para expandir las áreas de concesión en el parque nacional y levantar las restricciones a las actividades en el territorio protegido, con la modificacion de su Plan de Gestión (la estructura de 10 años de lo que está permitido dentro del parque).

Los medios de comunicación tradicionales búlgaros, en su mayoría propiedad de poderosos oligarcas, minimizaron la oposición de las ONG medioambientales con el ocultamiento de asuntos de gran mayor preocupación con la publicación de historias que se centran en cuestiones que favorecen al complejo, como la sobrecarga de la línea de góndolas. Funcionarios gubernamentales respaldaron esta versión, sostienen que el plan es enmendar las cosas, solo para permitir una segunda línea de góndolas, aunque esto no se menciona en la legislación actual. El ministro del Medio Ambiente involuntariamente cuestiono el argumento del Gobierno cuando rechazó cambiar el lenguaje que especificaría que solo se permite construir un ascensor, enmienda propuesta por el famoso escalador de altitud Boyan Petrov.

Los medios convencionales tambien se centraron en los beneficios económicos del desarrollo y los ingresos para los lugareños. Los habitantes que trabajan en las empresas involucradas y sus familias expresaron su apoyo públicamente a la expansión del complejo, independientemente de los efectos a largo plazo sobre el medio ambiente.

A pesar del asesoramiento por parte de expertos en el medioambiente, que advirtieron contra el desarrollo de una gran zona de esquí por el cambio climático y el pronóstico de una temporada de invierno reducida, los que tomaron las decisiones siguieron adelante. Cada año, la instalación de esquí depende cada vez más de los cañones de nieve que utilizan suministros de agua locales, en lugar de nevadas reales.

A pesar de que la nueva construcción rebajaría las defensas naturales del parque contra el cambio climático, en su última sesión de 2017, el Gobierno búlgaro amplió los territorios abiertos a la construcción del 0.6% al 48% del parque, incluidas las zonas reservadas para la protección de los ecosistemas forestales. Los activistas temen que esto abra una puerta que conducirá a la expansión de la zona de esquí, que amenazará bosques centenarios con la tala y la invasión de actividades perjudícales.

Protest for Pirin in Plovdiv, Bulgaria. Citizens block the streets in demand of restoring the park.

Ciudadanos que protestan contra la controversial enmienda del Parque Nacional de Pirin bloquean una calle principal en Plovdiv, una de las 15 ciudades que protestaron el 11 de enero. Foto por Mitakis Fotos, 2018 [CC BY-NC-SA].

Esta decisión ha causado indignación en Bulgaria y miles marcharon en protesta en más de 20 principales búlgaras el 4, 11 y 18 de enero de este año, la mayor movilización ciudadana desde las protestas antigubernamentales de 2013. Las protestas tambien tuvieron lugar en otras ocho ciudades europeas, y llegaron incluso hasta Sídney, Australia.

Antes de la polémica decisión, el tema recibió atención internacional por parte de los medios: The Guardian publicó un artículo, el famoso actor de Hollywood Jared Leto defendió a Pirin, y la Fundación DiCaprio difundió el llamado de WWF que recaudó más de 100.000 firmas para salvar el parque. A principios del 2017, la UNESCO expresó su preocupación por la condición de Pirin como sitio de patrimonio mundial. Lamentablemente, la presión internacional no fue suficiente para que el Gobierno búlgaro protegiera de uno de sus tres parques nacionales.

Ciudadanos alarmados recurrieron a las redes sociales con la etiqueta #SavePirin (Salven Pirin):

The oldest tree in Bulgaria. This rare pine grew for 1300 years in Pirin Mountain. It is as old as the Bulgarian state. Now the Bulgarian “patriotic” government insists on clearing of dozens new ski runs in this spectacular forest. #Bulgaria#savepirin#forest#treespic.twitter.com/7rJEYoln9W

— Dimitar Sabev (@mitakaster) January 13, 2018

El árbol más antiguo en Bulgaria. Este pino poco común creció durante 1300 años en la montaña de Pirin. Es tan antiguo como el Estado búlgaro. Ahora el “patriótico” Gobierno búlgaro insiste en construir docenas de nuevas pistas de esquí en este espectacular bosque.

#SavePirin this is my home land full with the most amazing nature, full with miracles animal world. We people don't want everything to gone. SO this why today we are protesting. pic.twitter.com/FLDOxCmBI6

— maria (@tenoswin) January 11, 2018

Salven Pirin, esta es mi tierra natal, llena de la naturaleza más increíble, llena del milagroso mundo animal. No queremos que todo esto se vaya. ASÍ QUE es por eso que hoy protestamos.

Los manifestantes tambien usaron la etiqueta para organizar manifestaciones de apoyo en el exterior:

Hey everybody,

See you all very soon at the embassy (Mauerstrasse 11, 10117 Berlin) starting at 5pm. We're counting on you despite the whirling wind and the snowflakes. We'll do like the penguins to warm each other.

On your mark, get set, #SAVEPIRINhttps://t.co/y0s8lLhH7Q

— Plan A (@PlanAearth) January 18, 2018

Hola a todos,

Los veo pronto en la embajada (Mauerstrasse 11, 10117 Berlin) a partir de las 5pm. Contamos con ustedes a pesar del viento y los copos de nieve. Haremos como los pingüinos para calentarnos unos a otros.

En sus marcas, listos, salven a Pirin.

#SavePirin#Praguepic.twitter.com/rPxT5dGfLV

— Bogo (@bogomep) January 19, 2018

Salven Pirin, Praga.

If you're in BRUSSELS tonight – or LONDON, BERLIN, VIENNA, PRAGUE, HAMBURG, or OXFORD…

Get yourself down to a solidarity protest to demand preservation of Bulgaria's #nature in #Pirin national park & end to corruptionhttps://t.co/y6zIfsUEol#SavePirin#NatureAlertpic.twitter.com/OVIOHNfGUo

— Friends of the Earth (@foeeurope) January 18, 2018

Si estás en BRUSELAS esta noche, o en LONDRES, BERLÍN, VIENA, PRAGA, HAMBURGO u OXFORD…

Sumérgete en una protesta solidaria para exigir la preservación de la naturaleza de Bulgaria en el parque nacional Pirin y terminar con la corrupción.

Las protestas también incluyeron acciones a nivel de la Unión Europea, en particular por el Partido Verde paneuropeo.

We stand in solidarity with the Bulgarian Greens @zelenite and environmentalists in Bulgaria and across Europe who are protesting against the government's decision to allow the expansion of a ski resort in the Pirin National Park ✊#SavePirin@EU2018BGpic.twitter.com/en7e7VD6wO

— European Greens (@europeangreens) January 18, 2018

Nos solidarizamos con los greens búlgaros Zelenite y los ambientalistas de Bulgaria y de toda Europa que protestan contra la decisión del Gobierno de permitir la expansión de una estación de esquí en el Parque Nacional de Pirin. ✊

Como un indicador del amplio impacto de este debate en línea, el primer ministro búlgaro, Boyko Borisov, decidió responder a las preocupaciones del Partido Verde a través de su perfil de Twitter. Esto provocó más reacciones de los ciudadanos búlgaros sobre el significado real y las consecuencias de la enmienda:

No, it's not. You voted the text in. You should've read it first.

— Боян Юруков (@yurukov) January 18, 2018

La zona de concesión de esquí en Bansko es 2% del área de Pirin. La segunda cabina estará adentro y no habrá cambios en el tamaño de la zona. Todo el proyecto cumple con las políticas ambientales de la Unión Europea. Bulgaria está en uno de los primeros lugares en Europa en plantar nuevos bosques.
————
No, no es. Votaste el texto. Deberías haberlo leído primero.

Los manifestantes exigen el retiro de la polémica decisión y garantías creíbles de que la preservación del parque y el estado de derecho estarán protegidos, incluida la renuncia del ministro del Medio Ambiente, Neno Dimov. Las protestas tienen la expectativa de que nuevas ciudades se unan y exijan protección para el parque.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.