¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Activistas digitales de Birmania se unen para proteger los derechos digitales en línea en encuentro de derechos digitales

Fotografía tomada de la cuenta de Twiitter de Phandeeyar. Utilizada con autorización.

Desde 2011, la tasa de penetración móvil de Myanmar, se ha disparado de 2,5 % a más del 90 %, lo que ha llevado a millones de ciudadanos en línea, mientras el país pasa de una dictadura a una democracia institucional.

La repentina explosión de conectividad fue posible gracias a la liberación del mercado que se encontró con mayores desafíos: la necesidad de mejorar los conocimientos digitales, la preponderancia al discurso del odio en línea, la predominante piratería informática y otros ataques cibernéticos. Todos estos asuntos dejaron al descubierto la necesidad esencial de proteger la privacidad del usuario, abordar la exclusión digital y resolver la falta de un sistema legal efectivo para proteger los derechos de los usuarios de internet.

El 18 y 19 de enero, la ciudad de Rangún, Myanmar, organizó el segundo Foro de Derechos Digitales del país, en el cual se invitó a los ciudadanos a conocer y debatir estos asuntos en una charla abierta.

Es la segunda vez que Myamar recibe este foro sobre derechos digitales con expertos con diversas experiencias como, por ejemplo, lideres corporativos, grupos de sociedades civiles, agencias gubernamentales, lideres en industria tecnológica y activistas de derechos humanos. Phandeeyar, centro tecnológico de Rangún, fue encabezó la organización del foro que recibió a más de 150 personas.

Quienes organizaron fueron mujeres líderes de diferentes organizaciones que trabajan en la reforma política y tecnológica.

¡Increíbles las organizadoras del Foro sobre Derechos Digitales 2018!

El Foro sobre Derechos Digitales aborda una variedad de problemas que enfrenta Myanmar después de la “revolución de conectividad” que vio crecer el número de usuarios de celulares hasta abarcar la totalidad del país en cinco años.

Mejoras en la seguridad y la política digital

Problemas centrales en la protección de privacidad en Myanmar: falta de marco legal en la privacidad, ataques informáticos, identidad digital, falta de conocimiento del usuario, baja capacidad en seguridad de datos y política del sector privado.

Como muchos otros países, Myanmar carece de marco legal para proteger la privacidad de los usuarios de internet ante la vigilancia ilegal y la comercialización de los datos de los usuarios.

El 79% de los participantes del Foro sobre Derechos Digitales cree que en 2017 la privacidad en línea y la seguridad digital ha empeorado en Myanmar.

CCTVs are starting to install in Yangon city now but there are no systematic rules and might be misuse of personal data privacy. Yangon Regional MP @NayPhoneLatt on Guaranteeing user privacy panel at #digitalrightsMM

— Gar Gar (@gargar_hn3) January 18, 2018

En la ciudad de Rangún se ha comenzado a instalar la videovigilancia; sin embargo, no existen reglas sistemáticas y tal vez se utiliza información personal privada.

En Myanmar, para muchos usuarios de las redes sociales es esencial comprender la seguridad digital; empero, muchos no cuentan con habilidades fuertes en este área. Es, en particular, un serio problema para los activistas de derechos humanos, las figuras públicas y los periodistas, quienes enfrentan ataques de piratas y fraude electrónico en sus cuentas en línea que exponen su información personal y los pone en peligro.

Si te preocupa tu seguridad digital, ven y consúltanos sobre tu salud digital en nuestra clínica de seguridad digital.

También falta conocer la importancia de la seguridad cibernética entre las compañías privadas, sus clientes y los consumidores en Myanmar.

not sure if financial sector attended #mdrf2018. Lots of informal data sharing of client/company info seems to be happening on different unsecured messenger platforms. such a nightmare #DigitalrightsMM

— Amazing Yaya (@yaya_amazing) January 20, 2018

No se sabe si el sector financiero asistió al Foro sobre Derechos Digitales 2018. Parece que mucha información informal que se comparte entre clientes y compañías ocurre en diferentes plataformas de mensajería inseguras. ¡Qué pesadilla!

Lidiar con el discurso del odio

Myanmar también ha visto un perturbador aumento del discurso del odio en las plataformas de redes sociales en línea. La alarmante tendencia se vio por primera vez en 2012, cuando Facebook se convirtió en una esfera popular para discusiones políticas y activistas. El discurso de odio fue abundante en particular entre grupos nacionalistas que atacaban grupos religiosos minoristas, especialmente a la minoría musulmana de los rohinyás.

El foro también incluyó un discurso sobre cómo proteger la libertad de expresión en medio de abusivos casos de discursos del odio en línea. La activista juvenil Thinzar Shunlei Yi expresó su preocupación sobre el peligro del discurso de odio y citó a uno de los oradores en el foro:

Freedom comes with responsibility. Freedom of Speech is not Hate Speech. In Myanmar, the authoritarians have successfully propagated the freedom of speech as threat. Be aware about it.

U Thein Than Oo, @Myanmar Digital Rights Forum, #DigitalRightsMM

La libertad llega con responsabilidad. La libertad de expresión no es discurso del odio. En Myanmar, los autoritarios han tenido éxito en propagar la libertad de expresión como amenaza. Tengamos cuidado con eso.

Mejorar el acceso

Los participantes también debatieron sobre la importancia de involucrar a legisladores, jueces y a otros líderes claves en el sistema legal para que estén más informados sobre los derechos digitales.

El parlamentario Nay Phone Latt también asistió al foro, y dijo que el Gobierno y otros interesados del sector privado necesitan trabajar en equipo.

There is little to no public consultation when it comes to developing new legislation or regulation. The absence of consultation makes the work all the more challenging. The Citizen’s Privacy and Security Law, for example, was not well-designed and, in some ways, violates digital rights of citizens.

Con respecto al desarrollo de nuevas legislaciones o normativas, casi no hay consultas públicas. La ausencia de asesoría hace que el trabajo sea aun más desafiante. Por ejemplo, la ley que protege la privacidad y seguridad de los ciudadanos no fue bien hecha y, en algunos puntos, viola los derechos digitales de los ciudadanos.

El activista juvenil Thinzar Shunlei Yi reivindicó que la educación, más que normativas, es lo que hoy en día el país necesita:

El mundo digital de Myanmar necesita educación, no normas.

Garantizar acceso igualitario a internet sigue siendo el mayor desafío. Por ejemplo, para comprar tarjetas SIM para los celulares se necesita presentar la tarjeta oficial de identificación. Muchos grupos étnicos en Myanmar, como cientos de los rohinyás a quienes se les niega la ciudadanía (a pesar de haber nacido en Birmania), no cuenten con este documento de identidad.

Yaya, defensora de la política transgénero, explica la situación:

La leyes de privacidad carecen de protección, y el acceso a tarjetas SIM depende de tener una tarjeta de identidad oficial, lo que no es la realidad de todos.

“Di no a la sección 66(d)”

El Foro sobre Derechos Digitales también lanzó un sitio web que promociona una campaña para abolir la ley represiva llamada 66(d), ley sobre el discurso en línea que ha permitido a las autoridades a arrestar a los usuarios de las redes sociales que “difamen” o “molesten” a otros usuarios, con disposiciones especiales para funcionarios públicos. Ya hubo 106 casos de arrestos desde que se introdujo la ley en 2013.

Lanzamiento del sitio web Di No a la Sección 66(d) en el Foro sobre Derechos Digitales en Myanmar. Casos monitoreados sobre la sección 66d e información para una mayor comprensión. Visita la página: https://www.saynoto66d.info 

¿Puede Myanmar cambiar a una fuente convencional?

En Myanmar, otro contratiempo para el desarrollo cibernético es que la escritura no usa una fuente convencional en internet que se ajuste al sistema internacional de fuentes, conocido como Unicode. En este momento, el país utiliza una fuente no convencional llamada Zawgyi que se desarrolló mientras el país estaba bajo sanción internacional. Sin embargo, su uso está tan arraigado que ahora es difícil migrar al sistema Unicode. La mayor desventaja de usar Zawgyi es la incapacidad para integrar caracteres de las lenguas étnicas del país, lo que debilita el objetivo de mejorar la inclusión en línea.

Nyein Chan Ko Ko, programador técnico y activista de Unicode, explicó la importancia de usar una fuente convencional.

Nyein Chan Ko Ko dice que el hecho de que las lenguas birmanas no cuenten con el sistema Unicode lo vuelve inaccesible pues es ilegible para los lectores de pantallas. Hace que usar lenguas étnicas sea incluso más difícil.

Standardization should be priority
before we implement E- government. #myanmar#digitalrightsmm

— Nyein chan ko ko (@nyeinchamkoko) January 19, 2018

La normalización debería considerarse prioridad antes de implementar el gobierno electrónico.

Puedes leer más de todas estas conversaciones sobre los derechos digitales en Myanmar a través de #digitalrightsMM.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.