¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Investigación del FBI ayuda a revelar reciente escándalo de soborno en Grecia

Soborno. Imagen de Pixabay, CC0.

Desde inicios de febrero, Grecia ha sido testigo de una escena política cada vez más turbulenta. Inicialmente, una gran parte de los actuales acontecimientos políticos se debió al resurgimiento del debate nacional sobre la disputa por el nombre de Macedonia por parte de la ex República Yugoslava de Macedonia. Sin embargo, la última agitación se ha desencadenado por un escándalo financiero que incluye al coloso farmacéutico Novartis y presuntos sobornos a funcionarios políticos.

El 6 de febrero de 2018, el Parlamento recibió acusaciones contra la empresa farmacéutica de testigos anónimos en el caso. Según los primeros hechos conocidos, hay indicaciones de “sobornos” que llegan a los 50 millones de euros e involucraban a diez figuras políticas de alto rango del anterior gobierno griego de un total de 30 personas, incluidos exsecretarios generales, consejeros políticos y exdirectores de agencias gubernamentales. Se estima la pérdida para el Estado griego en más de 3,000 millones de euros entre 2000 y 2015.

El escándalo ha sido calificado como “bomba de megatones“. El ministro de Justicia, Stavros Kontonis, lo ha llamado el “mayor escándalo desde la creación del Estado griego moderno“, incluso superior el caso Siemens, escándalo de corrupción y soborno referido a sistemas de seguridad y a la adquisición de contratos estatales en la década de 1990.

Novartis y la actual investigación

Edificio de Novartis en Basilea, Suiza. Wikimedia Commons, CC BY 2.0.

Novartis, empresa multinacional de servicios de salud con sede en Suiza, está en el epicentro de una investigación global sobre presuntos pagos ilegales a funcionarios estatales que llevaron a injustas prácticas de competencia y establecieron su posición dominante en el mercado global.

Desde 2014, la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos y el FBI han estado investigando y descubriendo numerosas malas prácticas de la empresa –supuestamente aplicadas en Grecia también. Estas malas prácticas incluyen sobornos a políticos, funcionarios estatales asociados con el Ministerio de Salud, médicos y personal de hospital. Presuntamente, los médicos promovían y prescribían productos Novartis que a veces costaban mucho más que los de la competencia.

Como señalaron varios medios de comunicación a inicios de febrero:

[…] η Ελλάδα είναι χώρα ειδικού ενδιαφέροντος για την Novartis, αφού η τιμή ενός προϊόντος στην Ελλάδα, θα επηρέαζε την τιμή του διεθνώς. Έτσι, μια αύξηση 10 σεντ στην Ελλάδα, υπολογίζεται ότι μπορεί να μεταφράζεται σε κέρδη 25 εκατομμυρίων για την εταιρεία.

Grecia es un país de especial interés para Novartis; el precio de un producto en Grecia influiría en su precio a nivel mundial. Un aumento de 10 centavos en Grecia significaría una ganancia de 25 millones para la empresa.

Novartis ha tenido un rol crucial en la promoción de medicamentos oftalmológicos y oncológicos para pacientes con cáncer, así como grandes cantidades de vacunas contra el virus de la infuenza H1N1, con significativos beneficios financieros para la empresa. Como lo indicó en 2009 un artículo del portal de noticias Euro2Day:

Η μετοχή της εταιρίας καταγράφει αυτήν την ώρα άνοδο της τάξης του 3,16%.

Las existencias de la empresa actualmente tienen un alza de 3.16%.

En Twitter, el usuario NikosBovolos se pregunta sarcásticamente:

¿Quién se hubiera imaginado que veríamos escándalos en el sector Salud, cuando el [exministro de Salud y hoy acusado] señor Avramopoulos ordenó 16 millones de vacunas para una país con una población de 10 millones?

Reacciones de la escena política griega

Después de que la noticia de este escándalo llegara a la prensa, los medios sociales empezaron a inundarse de reacciones, comentarios y memes con las etiquetas #Novartis o #Novartis_gate. También ha habido reacciones fuera de línea de respuesta de las acusaciones de las propias destacadas figuras políticas acusadas.

Entre los primeros asuntos planteados sobre la credibilidad de esta noticia estuvo la conveniente oportunidad de la revelación. Los testimonios de testigos anónimos protegidos se dieron en noviembre de 2017, y el último es del 4 de febrero, en el momento más álgidos de las “conversaciones entre Macedonia y la ex República Yugoslava de Macedonia”. La noticia sobre el escándalo adquirió mayor impulso casi al mismo tiempo de una manifestación masiva en Atenas, que protestaba por el uso del término “Macedonia” como nombre oficial del estado de la vecina ex República Yugoslava de Macedonia. El actual escándalo ha tomado los titulares y algunos sienten que puede ser táctica para distraer de este apremiante asunto político que afecta al gobierno:

Miren qué fácil se cambian la agenda y los titulares y la manifestación simplemente se desvanece.

Un [caso] “Novartis” al dia mantiene lejos el [caso] “Macedonia”.

Aunque revelaras cien [casos] Novartis, Macedonia es UNA y es griega.

Además, un asunto crucial para el fiscal de la oficina de corrupción es preservar el anonimato de los testigos protegidos –dos hombres y una mujer– pues se informa que han expresado temor por su vida. Y es razonable.

Uno de los políticos griegos acusados, Evangelos Venizelos, exviceprimer ministro y actual ministro de diversos departamentos del Movimiento Socialista Panhelénico, PASOK, pidió que se cancelara la protección a los testigos para que los pudieran demandar por difamación o perjurio. Luego, hizo comentarios que muchos sintieron como amenazas a los testigos.

Evangelos Venizelos para los testigos del escándalo Novartis: “…pobres, creen que los protegerán siempre”.

Tal vez la frase más ruin dicha por un político en el siglo XXI. Y la competencia no es desdeñable…

Marios Salmas, exviceministro de Salud del partido Nueva Democracia, también acusado de recibir pagos ilegales de Novartis, apareció en una transmisión de televisión en vivo y también amenazó con castigar a los testigos protegidos del caso. Según el video en un artículo del portal de noticias de Tribune, insiste:

[…]Σας λέω ένα πράγμα οι μάρτυρες αυτοί που κατέθεσαν εδώ –ας τους άλλαξαν ταυτότητα- θα βρεθούν και θα τιμωρηθούν. Είναι μικρή η Ελλάδα.

Solamente digo una cosa. Se encontrará a esos testigos que dieron su testimonio aquí –aunque tengan nuevas identidades– y serán castigados. Grecia es un país pequeño.

En Twitter, la usuaria @Kyria_Katy lamentó con agudeza:

Vivo en el país donde un exministro de Salud de destacable arrojo amenaza a testigos protegidos en una emisión de televisión en vivo.

Y el usuario @Paralogistis exclamó:

Grecia, el único país del planeta donde los juzgados son los testigos.

En la imagen:
Escándalo de Novartis.
Evangelos Venizelos: ¿Los testigos creen que tendrán protección para siempre?
Marios Salmas: ¡Se encontrará y castigará a los testigos protegidos!

También se ha iniciado un debate público sobre si las acusaciones de los testigos tienen algún fundamento o si son simplemente un intento de manchar a destacadas figuras políticas de los partidos opositores de PASOK y Nueva Democracia, antes gobernantes, como expresa el periódico de negocios alemán Handelsblatt.

Los diez políticos presuntamente implicados en el escándalo, dos exprimeros ministros y ocho exministros, han rechazado las acusaciones en su contra. Algunos incluso han amenzado con demandas, y han llamado al caso “ataque político” e “intimidación”. El exprimer ministro Antonis Samaras declaró que presentará una acusación contra el primer ministro, Alexis Tsipras, y Dimitris Papaggelopoulos, exdirector general del Servicio Nacional de Inteligencia y actual ministro de Justicia.

Adonis Georgiadis, otro primer ministro acusado, exministro de Salud del partido Nueva Democracia, conocido por sus controvertidas declaraciones, expresó que cree que todo el escándalo ha sido “armado y dirigido” por el ministro alterno de Salud, Pavlos Polakis, supuesto agente del FBI.

El propio Polakis respondió a través de su página de Facebook con un gracioso meme que recibió de los cibernautas:

Adonis, ¡¡¡tienes razón!!! ¡¡¡Hasta recibí mi cédula de identificación!!!
ja, ja, me muero de la risa. Me mandaron esto hace poco.

El principal argumento contra las acusaciones en este caso es que los presuntos autores sostienen que no pueden comparecer ante la justicia por una ley de prescripción.

Vaya osadía la suya, cuando tuitea sobre una noticia que afirma que los delitos del escándalo de Novartis –ocurridos durante su periodo como ministro– ¡han prescrito! ¡Como si hubiera tenido honor y lo hubiera perdido!

¿Es posible que la línea argumental oficial del partido Nueva Democracia sobre Novartis se centre en la posibilidad de delitos prescritos? ¿En serio?

Este escándalo avanza lentamente y ha estado sacudiendo a toda la escena política y social griega. Sin embargo, hay dudas sobre si habrá resultados reales en el caso, pues muchos sienten que Grecia tiene malos antecedentes de llevar justicia “real” a casos similares. Están por verse las repercusiones en los próximos días y meses.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.