¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Importante diario brasileño sale de Facebook, lo acusa de avalar “noticias falsas”

En enero, Facebook anunció que reducirá el contenido que publica en sus páginas (incluidas las marcas y los medios sociales) de las noticias de los usuarios al favorecer las publicaciones de amigos. Imagen: Pixabay CC0.

Uno de los diarios más importantes e influyentes de Brasil se rebela contra Facebook y suspende la publicación del contenido de su página, que tiene casi 6 millones de seguidores.

La decisión, que se anunció en un artículo editorial el 8 de febrero, podría no tener precedentes para un importante medio de comunicación con tantos seguidores. El tiempo dirá si otro gran diario podrá seguir las huellas de Folha.

El conglomerado de medios Folha de Sao Paulo, que cuenta con apróximadamente 300.000 copias impresas y digitales, dijo que su decisión parte principalmente del reciente cambio en Facebook en la difusión de noticias de sus usuarios, que tiene como objetivo reducir la cantidad de contenido publicado en las páginas de Facebook, y de favorecer las publicaciones de amigos y familiares.

El artículo dice:

[The current newsfeed] underscores the tendency of the user to consume content with which they have affinity, favoring the creation of opinion bubbles and spread of fake news.

[La actual fuente de noticias] enfatiza la tendencia del usuario a consumir contenido con el que tenga afinidad, favorece así la creación de burbujas de opinión y la difusión de noticias falsas.

Además de su página principal de Facebook, la página de Facebook de Folha para secciones individuales del diario se jacta de tener 2,2 millones de seguidores adicionales. No está en los planes de Folha deshacerse de Facebook, pero dice que de ahora en adelante no harán más publicaciones. La última publicación en el cronograma de la página es el artículo con el anuncio de su retiro.

Folha dice que continuará haciendo publicaciones en su cuenta de Twitter (con 6,2 millones de seguidores), en Instagram (727.000 seguidores) y en LinkedIn (72.000 seguidores).

Para los brasileños que lee la mayoría de sus noticias en Facebook, esto significará que ya no podrán leer Folha en el futuro. Sin embargo, el editorial agrega que Facebook ha perdido la importancia entre las plataformas de distribución que utilizan incluso antes de que la compañía tecnológica anunciara su cambio de algoritmo. En un estudio que realizó Folha, donde se analizaron las interacciones en 51 páginas de Facebook de medios profesionales y 21 sitios web de “noticias falsas o sensacionalistas”, demostró que las interacciones de los usuarios con el primer grupo decayó el 17% de octubre a diciembre de 2017. La interacción con el segundo grupo (“sitios web de noticias falsas o sensacionalistas”) aumentó el 61% en el mismo periodo de tiempo.

Aun así, el editor ejecutivo de Folha, Sérgio D’Ávila dijo en una entrevista con The Guardian que el cambio de algoritmo de Facebook fue “un factor decisivo”:

In effectively banning professional journalism from its pages in favour of personal content and opening space for “fake news” to proliferate, Facebook became inhospitable terrain for those who want to offer quality content like ours.

Prohibir el periodismo profesional de sus páginas para favorecer el contenido personal y dar espacio a las “noticias falsas” para que se propaguen, ha convertido Facebook en un terreno inhospitalario para quienes quieren ofrecer un contenido de calidad como el nuestro.

La inquietud sobre las “noticias falsas” y la desinformación amenaza a Brasil desde antes de las elecciones presidenciales de septiembre 2018. Esta será la primera votación luego de la controvertida destitución de la presidente Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores en 2016.

A principios de diciembre de 2017, el Gobierno de Brasil estableció un comité para supervisar y, en lo posible, ordenar el bloqueo de noticias falsas en medios oficiales antes de la próxima elección. La noticia ha aumentado la preocupación sobre la censura en el público.

Folha se fundó en 1921, desde 1962 pertenece a la familia Frias, y sus orígenes se remontan a la aristocracia colonial brasileña del siglo XIX. En general, a Folha de Sao Paulo se le considera como el medio convencional de centro derecha más liberal de Brasil, a pesar de estar todavía asociado con los sectores más conservadores de la sociedad brasilera.

Ha sido acusada de colaborar con el régimen militar que gobernó Brasil desde 1964 hasta 1985, al prestar sus autos a la policía en ese entones. El diario niega tales acusaciones. En 2009, un editorial se refirió al régimen militar como “dictablanda”, lo que significa “dictadura sumisa”, cuando la comparó con otros regímenes de ese período en Latinoamerica, lo que desencadenó la ira en el público y manifestaciones frente a la sede central del diario.

Durante las protestas de 2013, dispararon a Giuliana Vallone, periodista de Folha, con balas de goma en el ojo el mismo día que Folha sacó un artículo editorial que defendía la mano dura de la policía. La posterior publicación generalizada de una fotografía de Vallone en los medios sociales donde se le ve con el ojo lleno de sangre, se consideró como un momento decisivo de las protestas –y que cambió el apoyo de la prensa hacia las manifestaciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.