¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Espacio cultural palestino en Haifa recupera auténtica voz artística

Escenas para Manjim. Todas las fotografías son utilizadas con el permiso de Rana Asali.

Este articulo lo publicó originalmente Mangal Media. Se reproduce con autorización en Global Voices.

Atención artistas pioneros, curadores, científicos locos y cualquiera que busque cambios de ideas, hay un nuevo y emocionante lugar en la ciudad de Haifa, que tiene como objetivo mantener a salvo el refugio para el arte alternativo y experimental.

Manjm (منجم), se traduce como “mío” o “unión rica”, es un laboratorio artístico que intenta desafiar todas las expectativas. Se encuentra al lado de la estación de trenes de Haifa (lo que alguna vez fueron las vías de Hijaz), la mezquita Al Istiqlal, el monumento Rey Faisal, el mercado de pulgas Haifa y el vecindario Wadi Salib. Los fundadores de Manjm fueron Rabia Salfiti y Tamer Kais, quienes concibieron el espacio como una “Zona Autónoma Temporal”, en alusión al poeta anarquista Hakim Bey.

Escenas para Manjim. Todas las imágenes son utilizadas con el permiso de Rana Asali.

Manjm es un lugar profundo y acogedor para las ideas. Los programas creativos del sitio cuentan con una galería de arte y un laboratorio, un espacio para explorar el inmenso mundo del arte y la cultura a través de varios puntos de vistas con las actividades que van desde clases de narración, talleres, debates, charlas, hasta experiencias interactivas. Otros programas incluyen cenas secretas y proyecciones clandestinas de películas que las organizan los curadores, que rotan cada mes. Al finalizar cada proyección, se realizan debates y representaciones artísticas. Ayuda al influyente cuarteto fundador una oleada de amigos que se ofrecen como voluntarios para que las cosas sucedan.

“Cuando caminas por el sitio, sientes como si hubiera trabajos en curso, y así es como queremos que sea; que camines hacia una galería que aún no está terminada, un lugar en donde puedas probar las cosas con facilidad. Así es como se construye la comunidad”, dijo Rabia Salfiti, uno de los fundadores y artista conceptual de vanguardia. “Un espacio sin terminar invita a la gente a contribuir, a estar cómodos y a sentirse parte del lugar”.

Escenas de Manjim. Todas las imágenes son utilizadas con el permiso de Rana Asali.

Crear momentos colectivos es esencial para Manjm. El lugar se financia con una mezcla de subvenciones y contribuciones de parte de sus fundadores y depende de la participación comunitaria para expandir su trabajo.

El piso de madera –colocado por los fundadores y amigos en vez de artesanos profesionales– demuestra la determinación en conjunto para crear un sitio creativo de ideas propias y decisión colaborativa.

“Cultura y arte auténtico y sin remodimientos”

Haifa, ciudad de 300.000 habitantes donde está Manjm, es parte del estado actual de Israel firmemente enclavada entre los límites de la historia palestina. En los últimos tiempos, la ciudad ha visto el auge del arte y cultura palestina, ahora que los habitantes palestinos de la ciudad reclaman cultura, identidad y espacio.

Como es habitual con los estados coloniales, Israel se apropia del arte y cultura palestina y las devuelve a los palestinos, sin señales de identidad y pertenencia. Es en este punto donde Manjm quiere brindar su arte y cultura independiente, auténtico y sin remordimientos.

Escenas de Manjim. Todas las imagnes son utilizadas con el permiso de Rana Asali.

Otras instituciones en Haifa también comparten los mismos ideales que Manjm, como el bar y club de noche Kabareet fundado por el grupo clandestino Jazar Crew; el teatro Khashabi, cooperativa independiente de productores teatrales palestinos; el Bar Scene Music; el Festival de Cine Independiente y varios talleres y revistas independientes y clandestinos. Estas instituciones trabajan en conjunto para descolonizar las mentes y almas de los habitantes de Haifa.

Este es un proceso orgánico y natural, un producto de armonía natural; la continuidad de Haifa de las décadas de 1930 y 1940, cuando los cafés y clubes con ideología panárabe prosperaban en la ciudad. Esto quedó interrumpido en 1948 por el colonialismo israelí, Nakba.

Escenas de Manjim. Todas las imagenes son utilizadas con el permiso de Rana Asali.

Manjm invita a todos los “niños salvajes” del mundo entero a participar. En palabras del poeta anarquista estadounidense Hakim Bey: “los niños salvajes son los únicos que en verdad desean compartir el destino malvado de los bárbaros fugitivos o pequeñas guerrillas en vez de ordenarles; los únicos que comprenden que valorar y desencadenar son la misma acción –ellos son los artistas, anarquistas, pervertidos, herejes, un grupo separado (tanto de sí mismos como del mundo), o capaces de conocerse como solamente podrían los niños salvajes, que pueden entrelazar miradas en la cena mientras los adultos balbucean detrás de sus máscaras”.

En sus dos meses de existencia, el lugar ha organizado dos exhibiciones de arte (cada una de un mes de duración), un mercado de comida palestina (llamado Proyecto Kayan), dos proyecciones cinematográficas (Cine Al Bahja), cinco talleres y actividades de arte experimentales. El 27 de febrero de 2018 habrá un lanzamiento oficial.

A este paso, parece que este año, Haifa será hermosa y vibrante.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.