¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Según ley de seguridad digital, soy un espía”: Periodistas de Bangladesh defienden su derecho a investigar

Captura de pantalla de Facebook – protesta con la etiqueta #আমিগুপ্তচর (#SoyunEspía).

Desde el 29 de enero, decenas de periodistas en Bangladesh aseguran a través de sus redes sociales que son espías.

Por medio de carteles con la etiqueta #আমিগুপ্তচর (pronunciada como “Ami Guptochor” y significa “Soy un espía” en bengalí), se manifiestan contra la ley propuesta recientemente que penalizaría las tareas claves de investigación de los periodistas investigadores.

Se dice que la ley de seguridad digital de 2018, aún en fase de proyecto, se enfocará en los delitos virtuales. El 29 de enero, el Consejo de Ministros del Gobierno de Bangladesh aprobó el borrador actual y su envío al Jatiya Sangsad (Parlamento nacional) está programado para que sea aprobado. Se espera que la ley se apruebe sin oposición, gracias a la mayoría que tiene el partido político dominante, la Liga Awami de Bangladesh.

La ley pretende reemplazar a la ley de Tecnologías de la Información y la Comunicación de 2006 (modificada en 2013), bastante criticada en los últimos años. El polémico artículo 57 de la ley prohíbe los mensajes virtuales que puedan “deteriorar” el orden público, “perjudicar la imagen del estado o la persona” y “lastimar las creencias religiosas”. Para estos delitos a los que no se puede aplicar fianza, la pena mínima es de siete años en prisión y una fuerte multa. Estos términos imprecisos abrieron el camino para que decenas de periodistas, cientos de blogueros y activistas en línea fueran procesados por sus escritos y comentarios en las redes sociales. En julio de 2017, el Ministro de Justicia Anisul Huq prometió que se eliminará el artículo 57.

¿Por qué “Soy un espía”?

El artículo 32 de la ley propuesta estipula:

Si una persona ingresa ilegalmente a una institución gubernamental, paraestatal o auntónoma y graba en secreto cualquier información o documento con aparatos electrónicos, será considerará como un acto de espionaje y el autor enfrentará una pena de 14 años o una multa de BDT 2 millones (US$24.000), o ambas.

Muchos periodistas y activistas en línea temen que su trabajo de investigación, que pone al descubierto irregularidades cometidas por empleados del Gobierno y políticos, pueda ser considerado como espionaje.

Del artículo 57 al artículo 32, de protestas a la vergüenza. De acuerdo a la ley de seguridad digital, ¡soy un espía! Vengan a arrestar a este autoproclamado espía y permitan que el país avance estrangulando periodistas.

Se cree que el periodista Parvez Reza, corresponsal especial de Ekattor Television, es quien empezó la tendencia. Escribió en una publicación de Facebook:

অনেকেরই প্রশ্ন, কেন সাংবাদিকরা নিজেকে গুপ্তচর হিসেবে স্বীকার করে নিচ্ছে? সহজ উত্তর, সরকার, রাষ্ট্র এখন আইনের মাধ্যমে আমাদের গুপ্তচর বৃত্তির অভিযোগে অভিযুক্ত করার পায়তারা করছে।[…]

Muchos preguntan, “¿por qué los periodistas se llama espías?”. La respuesta es simple, el Gobierno intenta penalizar nuestro trabajo de investigación y nos califica de espías.

El periodista investigador Badruddoza Babu se enfurece:

#আমিগুপ্তচর। আমি বদরুদ্দোজা বাবু। অনুসন্ধান করি, সাংবাদিকতা করি। মানুষের স্বার্থে কাজ করি। অনিয়ম আর দুর্নীতি খুঁজি। ফলে আমাকে সরকারি অনেক নথি জোগাড় করতে হয়! ডিজিটাল নিরাপত্তা আইনের ভাষায়, এখন আমি গুপ্তচর!

Soy un espía. Soy Babruddoza Babu. Investigo y soy periodista. Trabajo para quienes buscan irregularidades y corrupción. Tengo que obtener mucha evidencia en secreto. De acuerdo a la reciente ley de seguridad digital, soy un espía.

El periodista Rozina Islam le dijo a la BBC en una entrevista que la ley de seguridad digital dificultará muchísimo obtener evidencia para un artículo periodístico.

¿Qué más hay dentro de la ley de seguridad digital de 2018?

La ley de seguridad digital propuesta tiene 48 artículos. En un principio, los periodistas reaccionaron al artículo 32, que estipula que la recopilación no solicitada de información proveniente de cualquier institución gubernamental, paraestatal o autónoma con aparatos electrónicos será considerada espionaje digital.

Esta nueva ley contiene muchos otros artículos que podrían amenazar el derecho de libre expresión en línea y los derechos de los medios de comunicación en el país. El artículo 57 de la ley de Tecnologías de la Información y la Comunicación de 2006, que pront quedará descartada, estipulaba una pena máxima de 14 años en prisión por delitos como difamar, lastimar las creencias religiosas, deteriorar el orden público y perjudicar la imagen del estado o la persona. El borrador de la ley de seguridad digital divide estos delitos en cuatro artículos diferentes con penas de entre tres y 10 años de prisión. Otras de las partes más notables de la ley son:

- Section 27: Material in websites or in electronic devices that hurts religious beliefs. The offense is non-bailable and punishment is 5 years imprisonment and BDT 1 million (USD$ 12,000) fine or both.

- Section 28: Publication of false and degrading remarks in media. The offense is bailable and punishment is 3 years imprisonment and BDT 300,000 (USD$ 3,600) fine or both.

-  A lifetime prison sentence for spreading negative propaganda against the Liberation War or the Father of the Nation using digital devices

- Authorization for security agencies to search or arrest anyone without any warrant if a police officer believes that an offense under the Act has been committed or there is a possibility of crimes

- Artículo 27: Elementos en páginas web o aparatos electrónicos que lastimen las creencias religiosas. El delito no admite fianza y la pena es de cinco años en prisión y una multa de BDT 1 millón (US$12.000) o ambas.

- Artículo 28: Publicación de comentarios falsos y degradantes en los medios de comunicación. El delito admite fianza y la pena es de tres años en prisión y una multa de BDT 300.000 (US$3.600) o ambas.

-  Sentencia de cadena perpetua por divulgar propaganda negativa contra la Guerra de Liberación o el Padre de la Patria por medio del uso de aparatos digitales.

- Si un oficial de policía cree que se ha cometido un delito bajo la ley o existe la posibilidad de que esto ocurra, se autoriza a las agencias de seguridad a buscar o detener sin orden judicial a cualquier persona.

Barrister Jyotirmoy Barua, defensor de la Corte Suprema en Bangladesh, señaló en una entrevista con Monitor:

The Digital Security Act is an Eyewash. It is section 57 for all intent and purposes. All the provisions have merely been redistributed among other sections. Its approval will ensure that people lose their freedom of speech.

La ley de seguridad digital es un disparate. Lo es definitivamente el artículo 57. Las disposiciones simplemente se han redistribuido entre los otros artículos. Su aprobación significará la pérdida de la libertad de expresión del pueblo.

Barua también menciona en una entrevista con Dhaka Tribune:

Why won’t I be able to record something wrong happening before my eyes? If I try to copy classified government records, we have the Official Secrecy Act for that.

¿Por qué no podré grabar si veo que ocurre una injusticia frente a mí? Si intento falsificar documentos clasificados del Gobierno, para eso tenemos la ley de secretos oficiales.

Captura de pantalla de Facebook.

El periodista y bloguero Maskwaith Ahsan se dio cuenta de que el Gobierno replica la ley de secretos oficiales colonial con esta nueva ley. Escribió en Facebook:

ডিজিটাল নিরাপত্তা আইন ২০১৮ প্রণয়ন দেখে অনুভূত হয়; সরকার ২০১৮ সালের বাস্তবতায় বসে ১৯১৮ সালের তামাদি শাসন কৌশল অনুসরণের চেষ্টা করছে। বৃটিশ শাসনে অফিশিয়াল সিক্রেসি এক্ট বা দাপ্তরিক গোপনীয়তা আইন প্রণীত হয়েছিলো। ঔপনিবেশিক অপশাসন চালিয়ে যাবার জন্যই জনগণের স্বার্থে পরিচালিত সরকারী দপ্তরের তথ্য জানার অধিকার থেকে জনগণকেই বঞ্চিত করার অপচেষ্টা চালানো হয়েছিলো এই আইনের মাধ্যমে।

Ya que la ley de seguridad digital de 2018 se aprobó, pareciera que el Gobierno trata de seguir las estrategias del gobierno de 1918 en la realidad de 2018. Durante el dominio colonial británico, se dio a conocer la ley de secretos oficiales. El principal enfoque de esta ley era expandir el colonialismo e impedir que la gente común y corriente obtuviera información en las oficinas gubernamentales.

El periodista Aditya Arafat cree que el artículo 32 es el último paso hacia la destrucción para restringir el periodismo de investigación. Escribe:

এ ধারায় অনুসন্ধানী সাংবাদিকতা বলতে কিছুই থাকবে না। সারাবিশ্বেই অনুসন্ধানী বা অনিয়ম-দুর্নীতি নিয়ে রিপোর্টিংয়ের তথ্য সাংবাদিকরা জনস্বার্থে গোপনেই নিয়ে থাকেন। এ ধারার প্রয়োগে কোনো দুর্নীতির সংবাদের তথ্য সংগ্রহ করা যাবে না। এমনিতেই দেশে অনুসন্ধানী সাংবাদিকতা, দুর্নীতি বিরোধী রিপোর্টং করা অনেক ঝুঁকির। থাকে মামলা হামলার শংকা। [..]আর যাই হোক ধারাটি যারা তৈরি করেছেন তারা অসৎ সরকারি কর্মকর্তা-কর্মচারি এবং দুর্নীতি পরায়ন ব্যক্তিদের বাহবা পাবেন, হয়তো পাচ্ছেনও।

Si se implementa la ley, no existirá más el periodismo de investigación. En otros lugares del mundo, los periodistas obtienen información sobre corrupción e injusticias en secreto por interés público. Esta ley no permitirá que se recopile información. El proceso en contra de irregularidades del periodismo y reportaje de investigación es muy peligroso en este país. Los periodistas desafían el miedo a las demandas. Quienes escribieron la ley serán elogiados por los oficiales corruptos y deshonestos o quizás ya lo hicieron.

Parvez Reza reaccionó a la declaración del Ministro de Justicia en una entrevista con el sitio en línea Sarabangla.net:

আইনমন্ত্রী বলছেন, ” গুপ্তচরবৃত্তি আর সাংবাদিকতা এক নয়, দুর্নীতির খবর করলে এই আইন প্রযোজ্য হবে না।” আপনি কিভাবে নিশ্চয়তা দিচ্ছেন মন্ত্রী বাহাদুর? আইনের প্রতিটা প্রয়োগ কি আপনাকে জিজ্ঞেস করে হবে? ৫৭ ধারা অপপ্রয়োগের শিকার কিন্তু সাংবাদিকরাই বেশি হয়েছেন।

El ministro de Justicia dijo que “el espionaje y el periodismo no son lo mismo, esta ley no se aplicará para informar sobre irregularidades”. ¿Cómo está tan seguro, señor ministro? ¿Usted mismo controlára cada imposición? Era a los periodistas a quienes afectaba el uso erróneo del artículo 57 de la ley de Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Me opongo a la ley de seguridad digital de 2018. Dejen que el lápiz del periodismo de investigación perdure.

Escenas de la protesta. La policía no permitió el uso de micrófonos.

Junto con los periodistas, varios partidos políticos, miembros de la sociedad civil y gente común y corriente protestan contra la ley. The Independent publicó un editorial donde señala que “se ignoraron las recomendaciones de accionistas en la formulación del borrador de la ley”. Instan al Gobierno a realizar una consulta pública antes de promulgar la ley.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.