¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

“Temen a bolígrafos, no a las pistolas”: Sentencian a cadena perpetua a periodistas turcos

Manifestantes en el Día Mundial de la Libertad de Prensa en Turquía, 2013. Imagen de Amninstía Internacional Turquía.

Tras pasar poco más de un año tras las rejas sin acusación, el periodista turco-alemán Deniz Yucel fue liberado de una prisión turca el 16 de febrero. Horas después, a otros seis periodistas les leyeron una sentencia de cadena perpetua por “intentar derrocar el orden constitucional”.

Hay 155 periodistas cumpliendo condenas de cárcel por hacer su trabajo, y estos días de altibajos están empezado a ser rutina para la acosada comunidad de medios independientes de Turquía.

BBC describió el encarcelamiento de Deniz Yucel como una “molestia” a largo plazo en las relaciones entre Turquía y Alemania. Su liberación vino poco después de la visita del primer ministro turco a Alemania.

Deniz Yucel fue arrestado hace exactamente 367 días por sospechas de “incitar a odio y enemistad racial” y “difundir la propaganda de una organización terrorista”.

Poco después del anuncio de su liberación, la multitud de reunió en el exterior de la cárcel, donde Yucel se unió a su esposa, que lo estaba esperando:

Liberen a Deniz y liberen a Dilek.

Pero la pesadilla todavía no acaba. Yucel fue acusado y procesado a su liberación, y la fiscalía ha pedido una sentencia de 18 años de prisión.

Aparentemente, la misma corte que ordenó la libertad de Denis Yucel aceptó una imputación que pide 18 años de prisión.

No está claro qué está ocurriendo, pero un asunto clave es si se le permitirá viajar al extranjero.

Con la liberación de Deniz Yücel, la corte también aceptó la imputación recién emitida. Enfrenta de cuatro a 18 años en prisión.

Mientras colegas y amigos celebraban la noticia de la liberación de Yucel, llegó la decisión de otra corte ‘s release, que afectaba el destino de otro grupo de periodistas.

Deniz está libre finalmente. Otros seis acaban de ser sentenciados a pasar la vida tras las rejas.

Nazlı Ilıcak, Ahmet Altan y Mehmet Altan fueron condenados a cadena perpetua
————-
Una corte turca encierra de por vida a los periodistas Ahmet Altan, Mehmet Altan, Nazli Ilicak y Fevzi Yazici, y a otro acusado por querer “derrocar el orden constitucional” en presunto complot de golpe.

Llegan noticias terribles de Silivri. Ahmet Altan, Mehmet Altan y Nazlı Ilıcak comparecieron en un juicio donde no se presentó evidencia creíble más allá de las palabras. La sentencia no pasa las pruebas de los derechos humanos internacional.

A Ahmet Altan, Mehmet Altan, Nazli Ilica, Yakup Şimşek, Fevzi Yazıcı y Şükrü Tuğrul Özsengül les leyeron una sentencia de cadena perpetua tras ser condenados de participar en el golpe de 2016 en Turquia, pese a no haber evidencia directa.

Cinco de los seis acusados son periodistas e intelectuales, y todos tuvieron antes vínculos con medios opositores. Ahmet Altan es ex editor en jefe del periódico Taraf, y su hermano Mehmet Altan es académico y periodista que alguna vez escribió en Hurriyet. Nazli Ilıcak ha escrito en Hurriyet, y en otros periódicos, además de ejercer brevemente como parlamentario para el partido Virtud.

Yakup Şimşek y Fevzi Yazıcı trabajaron en el periódico Zaman, uno de los mayores diarios independientes de Turquía hasta 2016, cuando el Gobierno clausuró sus operaciones con el argumento de que tenía vínculos con el clérigo turco Fethullah Gülen.

La agencia Anadolu informó que seis personas recibieron condenas por intentar derrocar el orden constitucional y de haberse comunicado con asociados de Gulen, a quien Turquía culpa por el fallido golpe de julio de 2016.

Además de enfrentar amenazas legales, estos periodistas han sido sometidos a acoso extralegal. En 2017, el presidente Erdogan llamó terrorista a Yucel en un discurso televisado.

Grabé este discurso hace un año. Deniz está liber por fin. Espero lo mismo para el resto de mis amigos periodistas no alemanes.


Traducción del video:
Están ocultando a este terrorista alemán, este espía en la embajada. Lo ocultaron un mes. Y la canciller alemana preguntó por él. Dijo que lo pusiéramos en libertad. Le dije que tenemos un poder judicial independiente. Así como su poder judicial es independiente, lo mismo pasa con el mío. Es objetivo [el poder judicial]. Es por eso que lamento decir que no se los llevará. Finalmente, compareció ante la corte. Lo arrestaron. ¿Por qué? Porque es un terrorista espía. A quién le importa que sea ciudadano alemán. No importa de dónde seas, si difundes terror en Turquía, si son espías secretos, pagarán el precio.

Los seguidores en Turquía y en otros países tuitearon su indignación por la decisión:

Las sentencias de hoy de cadenas perpetuas sin libertad condicional para Ahmet Altan, Mehmet Altan y Nazli Ilicak marcan el momento culminante de la desintegración del estado de derecho en Turquía. El juez ignoró una decisión vinculante de la Corte Constitucional turca. La Corte Europea de Derechos Humanos debe intervenir.

Ahora que a Ahmet Altan, Mehmet Altan y Nazlı Ilıcak les han leído “sentencias de por vida agravadas”, vale la pena recordar qué es esa sentencia.
Es de por vida sin libertad condicional, hasta 23 horas al día de confinamiento solitario. Por siempre jamás, amén.

El 12 de febrero, Ahmet y Mehmet Altan fueron expulados del tribunal por pedir leer la decisión de la corte constitucional que determinó su liberación en enero. Los hermanos pidieron que la decisión que fue revocada al cabo de 24 horas por la resolución de la Vigésima Séptima Corte Suprema quedara en el registro.

El día siguiente, 13 de febrero, desde la prisión de alta seguridad a través de un video, Ahmet Altan dijo en su defensa:

Those in political power no longer fear generals. But they do fear writers. They fear pens, not guns. Because pens can reach where guns cannot: into the conscience of a society.

Los que están en el poder político ya no temen a los generales. Le temen a los escritores. Temen a los bolígrafos, no a las pistolas. Porque los bolígrafos llegan a donde las pistolas no pueden llegar: a la conciencia de una sociedad.

Cuando se entregó la sentencia a los hermanos Altan, un observador dice que los gritos llenaron el tribunal.

Por otro lado, al menos hay otros cuatro ciudadanos turco-alemanes tras las rejas en Turquía, mientras la cantidad total de periodistas y escritores en prisión desde el golpe supera los 150.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.