¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Quién es responsable por la avalancha de basura que mató 16 personas en Mozambique?

Una sobreviviente que perdió seis vecinos en la tragedia. Foto: Marco Simoncelli. Usada con autorización.

El Gobierno de Mozambique debe agilizar el cierre del mayor basurero del país luego de que el derrumbe de una montaña de desechos provocó la muerte de 16 personas el lunes 19 de febrero. la tragedia mostró la debilidad de la gestión de residuos en la capital, y la situación de cientos de recolectores de basura que viven cerca del botadero.

La lluvia que castigó al país en los últimos días provocó una avalancha en el basurero de Hulene, localizado en los afueras de Maputo, que dejó varias viviendas enterradas. Nueve adultos y cinco niños murieron en el acto, y otros cuatro adultos y dos niños fueron hospitalizados. Otras cinco personas siguen hospitalizadas. El incidente ocurrió hacia las dos de la madrugada, cuando las peronas dormían. Siete casas quedaron completamente destruidas y se evacuó a más de 120 personas.

El basurero de Hulene funciona desde 1972,es el mayor vertedero a cielo abierto de Mozambique y el único que sirve a Maputo, ciudad con mas de un millón de habitantes que produce cerca de una tonelada de desperdicios al día. Con una superficie de 17 hectáreas –casi 24 campos de fútbol–, el basural está localizado en el Barrio de Hulene B, barrio de alta densidad poblacional a aproximadamente siete kilómetros del centro de Maputo.

Durante la guerra civil (1977-1992), muchos se mudaron a la zona buscando seguridad. Hoy, constituye una fuente de ingresos para muchas familias pobres que trabajan como recolectores. No hay servicio público de reciclaje en Maputo, es por eso que las empresas privadas recogen la basura junto con los recolectores de Hulene.

Por años se ha hablado de la eliminación del basural en Mozambique. Con la tragedia, los políticos parecen estar comprometidos a acelerar el proceso: al día siguiente, el Gobierno central recomendó a la administración de Maputo que agilizara el traslado de las familias.

Además de la reubicación, el cierre de Hulene presupone suspender la recepción de nuevos residuos, según anunció Celso Correia, el ministro de Tierra, Medioambiente y Desarrollo Rural. También afirma que el término del proceso llevaría como mínimo cinco años, con un costo de 110 millones de dólares al erario público. No está claro qué se hará con el montón de basura depositada en el basural y con el espacio.

Así, se llevaría la basura llevada al Aterro de Matlemele que deberá construirse en la Ciudad de Matola, situada cerca de 20 km de Maputo. Se prevé que hasta el primer semestre del 2019 el nuevo relleno comience a recibir la basura de las dos ciudades.

Un video de aficionado del periodista Lote Sigauque, de Radio Indico, revela que la zona no tiene las condiciones mínimas para vivir.

‘En otros países, esto significaría renuncia’

A través de la portavoz Ana Comoana, el Gobierno central clasificó lo ocurrido el día 19 como “trágico accidente” en una conferencia de prensa realizada el martes 20 a la que asistió Global Voices. Por su parte, los ciudadanos afirman que la tragedia se pudo haber evitado si el Gobierno hubiese tomado las medidas necesarias.

Según el periodista ambientalista Isaac Naiene, la población del lugar ya alertaba que un desastre de este tipo podría suceder. Escribió en su página de Facebook:

(…) entrevistei um sem número de famílias que residem nas redondezas da lixeira de Hulene, que relataram o drama que é viver ali (…) e durante a conversa, algumas pessoas já previam que uma tragédia como a da última madrugada viesse a ocorrer. Dito e feito. Talvez agora que o pior aconteceu, as autoridades tomem consciência da necessidade urgente de se encerrar a lixeira de Hulene.

(…) entrevisté a muchas familias que residen en las cercanías del basural de Hulene que relataron el drama que se vive allí (…) y durante la conversación, algunos ya preveían que una tragedia como la de la última madrugada pudiese ocurrir. Dicho y hecho. Tal vez ahora que sucedió lo peor, las autoridades tomen conciencia de la necesidad urgente de cerrar el basural de Hulene.

El presidente del Consejo Municipal de la ciudad de Maputo, David Simango, que en la la campaña electoral de 2013 prometió el cierre del basural, asumió la responsabilidad por lo ocurrido pero rechazó “debatir” sobre si la institución que dirige podría haber o no evitado lo sucedido.

En conferencia de prensa realizada el día de la tragedia, Simango dijo:

(…) Nós assumimos a responsabilidade de tudo que aconteceu (…) Queria pedir a todos para nos concentrarmos no socorro das pessoas em vez de fazer um debate da lixeira (…) Não queria discutir se foi por negligência ou não, eu prefiro dizer que temos a responsabilidade no que aconteceu e assumimos. Agora, se é na amplitude ou na forma limitada, esse debate vamos deixar para depois.

(…) Asumimos la responsabilidad por todo lo que sucedió (…). Quiero pedir a todos que nos concentremos en el socorro de las personas en lugar de hacer una debate sobre el basural (…). No quiero discutir si fue por negligencia o no, prefiero decir que tenemos la responsabilidad de lo que sucedió y la asuimos. Ahora, si es total o limitada, ese debate lo dejamos para después.

La sugerencia de Bitone Viage, científico político y activo en redes sociales, es que los administradores del basural renuncien a sus funciones en nombre de las víctimas:

Em outros países isso valeria renúncia por parte do Presidente e dos vereadores para área de saneamento e das infraestruturas. Por uma questão de ética e de vergonha na cara o Edil deveria renunciar em nome da dor que estas famílias terão que carregar por toda a vida.

En otros países, esto constituiría la razón de la renuncia del presidente y los concejales del rubro de saneamiento y de infraestructura. Por un asunto de ética y de vergüenza, la cara municipal debería renunciar en nombre del dolor que estas familias tendrán que cargar toda su vida.

El 23 de febrero, el presidente, Filipe Nyusi, visitó las familias reubicadas en el Barrio Ferroviario. Comunicó la visita a la población por medio de su página oficial de Facebook, donde también afirmó haber llamado a la población a no volver a sus antiguas casas en el basural “puesto que no existen las mínimas condiciones de higiene y seguridad”.

‘El basural que mata es el mismo que alimenta’

Desde 2014, las autoridades municipales prometen cerrar el basural. La única medida tomada hasta ahora fue la reinstalación de algunas de familias otro lugar, pero de acuerdo con Yolanda Manuel, concejal del área de salud y acción social en Maputo, parte de esas familias regresaron.

Sobre esto, Dercisio Tembe, comenta en Facebook:

Muitos deles se não forem todos há anos foram indemnizados para sair daquela zona, mas só saíram por um tempo e voltaram, afirmo isso, porque conheço uma família que tinha saído e voltou, optando por usar o dinheiro e vender os terrenos disponibilizados pelo governo. (…)

Muchos, si no todos, fueron indemnizados para salir de esa zona, pero solo salían por un tiempo y volvían. Lo afirmo porque conozco una familia que había salido y volvió, y optó por usar el dinero y vender los terrenos puestos a disposición por el Gobierno. (…)

Entretanto, los entrevistados por Global Voices negaron las acusaciones, afirmaron que los que fueron transferidos son quienes vivían en zonas del barrio de Hulene afectadas con frecuencia por inundaciones, no exactamente los que vivían cerca del basural.

Basural de Hulene, el único de Maputo, capital de Mozambique. Foto: Marco Simoncelli. Usada con el debido permiso.

Por otra parte, las familias transferidas han estado reclamado por la falta de servicios básicos como energía eléctrica, vías de acceso y mercados en la zona de reasentamiento.

En un comentario en Facebook, José Machado hace notar que la transferencia no viene con otras medidas que aseguren el ingreso de las familias, y se corre el riesgo de fracasar pues en ese basural era donde muchos ganaban dinero:

A lixeira que hoje matou mais de uma dezena de pessoas é a mesma que alimenta mais de uma centena de famílias. (…) Parem de querer encerar a nossa fonte de rendimento sem antes nos dizerem pra onde devemos ir, de forma humilde, ganhamos o que ganhamos nessa nossa pobre actividade de todos os dias e assim criamos os nossos filhos e sustentemos as nossas famílias

La basura que hoy mató a más de una docena de personas es la misma que alimenta a más de un centenar de familias. (…) Dejen de querer cerrar nuestra fuente de ingresos sin antes decirnos a dónde debemos ir, de manera humilde ganamos lo que ganamos en nuestra pobre actividad diaria, y así criamos a nuestros hijos y mantenemos a nuestras familias.

Recen por Hulene

La tragedia conmovió a Mozambique desde que ocurrió. En Twitter, los usuarios crearon la etiqueta #PrayForHulene [recen por Hulene] para movilizar recursos para las 32 familias afectadas por el proceso de salida del lugar. Esas familias viven actualmente en un barrio vecino en dos tiendas de campaña entregadas por las autoridades municipales.

¡Sé que unidos y dando un poco de lo que tenemos y podemos, somos más fuertes y podemos ayudar a quienes realmente lo necesitan en este momento!

Voy a participar en una acción social para ayudar a las víctimas de Hulene. Para eso, les pido encarecidamente ayuda con ropa, alimentos no perecibles y material higiénico.
Ayúdame a ayudar.
Llama al 842928023 para más información
.
————
Gente, en esto vamos a ser empáticos y solidarios, toda ayuda es bienvenida. ❤️

Horas después de la creación de la etiqueta, se vieron los primeros resultados. Jessica twitteó:

Sigan trayendo sus donaciones.
Direcciones en los mensajes en circulación…

Las intensas lluvias que caen sobre el país ya afectaron directamente a cerca de 130 mil personas, sobre todo por las inundaciones en las áreas urbanas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.