¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Linchamiento de hombre indígena en Kerala, India expone intolerancia hacia las minorías

Madhu Chindakki, de 30 años, murió a manos de una turba en Kerala. Imagen cortesía de YouTube. Video de Crazywoods.

El brutal linchamiento de un hombre indígena en el estado indio de Kerala el 22 de febrero del 2018 ha sacudido el estado y el país entero.

Madhu Chindakki, de 30 años, fue golpeado durante más de cuatro horas por una turba de 15 o más personas después de ser acusado de robo. La policía lo transportó a un hospital local, donde el hombre sucumbió a sus heridas.

Su muerte es una más en una serie de episodios violentos de turbas en Kerala en los últimos años que en años recientes han atacando mujeres y grupos minoritarios que no tienen influencia política, al igual como las personas de tránsgenero, miembros de las comunidades indígenas adivasis, miembros de la casta de los dalit (“oprimidos”), trabajadores inmigrantes o musulmanes. Los perpetradores a menudo fotografían y registran los linchamientos, y luego difunden las imágenes en medios sociales.

Según los informes, la policía de Kerala ha detenido a más de 10 personas en relación con el homicidio:

Diez personas, incluido quien tomó la foto antes del linchamiento en Kerala, fueron arrestadas
¿Cómo es que los seres humanos pueden volverse tan despiadados?

————
Arrestan a diez personas en Kerala, incluido al hombre que tomó la foto antes del linchamiento del indígena.

Algunos han acusado a los medios de comunicación principales de ignorar el caso hasta que los medios sociales estallaron en protesta.

Hola, ¿me conoces?
¿Leíste las noticias de mi muerte?
¿Puso en duda tu fe en la humanidad?

———
¡¡¡Algunas preguntas!!!

‘Violencia sistemática perpetrada contra varias comunidades marginadas’

Magare Bhupali, de Delhi, representante electo del Comité de Sensibilización de Género de la Universidad Jawaharlal Nehru contra el acoso sexual, escribió en Facebook sobre la muerte de Chindakki y lo colocó en su contexto:

Sharing message received from Sunija (Student from TISS)..
Madhu Chindakki, 27-year-old Adivasi youth, was brutally murdered by a violent mob for alleged theft on Thursday, 22-02-2018 in Agaly, Attappadi, Kerala. The perpetrators clicked selfies with the victim before beating him to death. These photos are being circulated in social media as well. […]
Madhu's murder is not a singular incident, it is part of systemic violence perpetrated against various marginalised communities in the “progressive” Kerala.

Difundiendo mensaje recibido de Sunija (estudiante de TISS)..
Madhu Chindakki, joven adivasi de 27 años de edad, fue brutalmente asesinado por una turba violenta por presunto robo el jueves 22 de febrero de 2018 en Agaly, Attappadi, Kerala. Los autores se tomaron autorretratos con la víctima antes de golpearla hasta la muerte. Estas fotos también se distribuyeron en medios sociales. […]
El asesinato de Madhu no es un incidente aislado, es parte de la violencia sistémica perpetrada contra varias comunidades marginadas en la “progresista” Kerala.

Las comunidades indígenas de Kerala, conocidas como “adivasis“, han luchado por sus derechos sobre la tierra durante décadas. TA Ameerudheen recapituló la historia recientemente para el sitio de noticias y análisis independientes Scroll.in:

[Adivasis] traditionally occupied and cultivated large tracts of forestland in Wayanad, Palakkad, Idukki, Pathanamthitta, Kollam and Thiruvananthapuram districts. But in the 1970s, they started losing these lands to non-Adivasis. The majority of Adivasis were soon rendered landless. Losing their lands also drove them to starvation.

In 1975, the state government passed a law promising to give them back their lands. But in the following years, both the Communist Party of India (Marxist)-led Left Democratic Front and the Congress-led United Democratic Front regimes failed to implement this law.

[Los adivasis] tradicionalmente ocuparon y cultivaron grandes extensiones de bosques en los distritos de Wayanad, Palakkad, Idukki, Pathanamthitta, Kollam y Thiruvananthapuram. Pero en la década de 1970 empezaron a perder estas tierras, que fueron adjudicadas a personas no adivasi. La mayoría de adivasis pronto se quedó sin tierras. Esa pérdida también los llevó a la inanición.

En 1975, el Gobierno estatal aprobó una ley que prometía devolverles sus tierras. Pero en los años siguientes, tanto el Partido Comunista de India (marxista), encabezado por el frente democrático izquierdista, como los regímenes del Frente Democrático Unido liderados por el Congreso, no implementaron esta ley.

En 2003, hubo cinco muertos, incluido un oficial, cuando la policía disparó contra una protesta de adivasis en la aldea de Muthanga, en una protesta por los retrasos en la distribución de la tierra del Gobierno local.

Praveena Kanngagattu, estudiante de doctorado en la Universidad de Hyderabad, pensó que algunas personas trataron de excusar la muerte de Chindakki en lugar de darle importancia a esta terrible historia:

വിശപ്പ്, കറുപ്പ് എന്നൊക്കെ പറഞ്ഞ് കാൽപനിക വിരിപ്പുമായി വരുന്ന “മനുഷ്യരെ”; …..ആദിവാസി ആയതുകൊണ്ട് മാത്രമാണ് മധു കൊല്ലപ്പെട്ടത്.

Algunas personas están tratando de encontrar razones románticas para el asesinato, sólo porque quien fue asesinado era un adivasi.

Binesh Balan, estudiante de maestría en Antropología en la Universidad de Sussex en el Reino Unido y natural de la comunidad adivasi, observó que las mismas personas que se llaman “civilizadas” o “pobladores urbanos” y que menosprecian a las comunidades indígenas son las mismas que le robaron la vida a Chindakki:

ഞങ്ങളെയെല്ലാം അതിജീവിക്കാൻ പഠിപ്പിച്ചത് കാടിന്റെ നിയമമാണ്.. നാട് ചതിച്ചാലും കാട് ചതിക്കില്ല.. കാരണം അടിച്ചമർത്തുക എന്നത് നാടിന്റെ നിയമമാണല്ലോ.. അതുകൊണ്ട്‌, “കാടത്തം” എന്ന വാക്ക്‌ ഞാൻ “നാടത്തം” എന്നു തിരിച്ചു പറയാൻ അഗ്രഹിക്കുന്നു..

El bosque nos enseñó a sobrevivir. Incluso si la civilización falla, los bosques nunca nos fallaron. Porque la opresión es sólo una herramienta de las sociedades urbanas. Entonces, los acusaré de ser “pobladores urbanos” cada vez que se burlen de nosotros como “tribales” o “salvajes”.

Asha Rani, estudiante de doctorado en la escuela de relaciones internacionales de la Universidad de Mahatma Gandhi, argumentó que la protesta de algunas personas por el homicidio son hipócritas, pues han cometido deiltos fechorías contra los adivasis:

ആദിവാസിക്ക് വേണ്ടത് ‘കഞ്ഞി വീത്തലും’ സൗജന്യ ഭക്ഷണവും അല്ല പട്ടിണിമാറ്റാൻ.. സ്വന്തം ഭൂമിയിൽ നിന്നും വനത്തിൽ നിന്നും കുടിയിറക്കപ്പെട്ട ജനതക്ക് വേണ്ടത് അവരുടെ അവകാശങ്ങളാണ് , അവരിൽ നിന്ന് കെെയ്യേറ്റക്കാർ മോഷ്ടിച്ച് കൊണ്ട് പോയ മുതലുകളാണ്… വിശപ്പു ഗാഥകളുടെ ഉടമകൾ മനപൂർവ്വം മറന്ന് പോകുന്നത് ഈ ചൂഷണത്തെപറ്റി പറയാനാണ്…
സൗജന്യ റേഷനും പഴന്തുണിയും കാത്തൊരു ജനതയെ മതിലുകൾ കെട്ടിത്തിരിച്ചിരിച്ചു സൂക്ഷിച്ച് വയ്ക്കേണ്ടത് ആരുടെ താത്പര്യമാണ്…

Los adivasis no necesitan caridad ni comida gratis. Lo que necesitan es propiedad y derechos a la tierra. Las personas que están llorando ahora, son las mismas personas que les arrebataron sus tierras. Se olvidan, convenientemente, de esto. Poner a las comunidades adivasis bajo esquemas de pobreza y mantenerlas fuera de sus tierras es proteger los intereses de otros.

Swathi Manalodiparambil, del distrito de Waynad de Kerala, explicó la existencia de prejuicios sistemáticos y estructurales, racismo y sistema de castas:

A casteist mob murdered an Adivasi youth accusing of theft. It's a normalised death for few of the mainstream Malayalam media. […] We have teachers accusing the Adivasi kids that they are coming to school for having free midday meal. A number of us serve them food in portico or the place reserved to them on backyard thinking that there some kind of dirt in them which can't be cleaned up. It's time to address the what make us think in this way is Caste. […] It's important to be open about the subtle violence we perpetuate on them every day, let's reflect on ourselves.

Una turba de casta asesinó a un joven adivasi acusado de robo. Es una muerte normal para algunos de los principales medios de comunicación de Malayalam. […] Hay maestros que acusan a niños adivasi de venir a la escuela solo para obtener comida gratis al mediodía. Algunos les servimos comida en el pórtico o en el lugar reservado para ellos en el patio trasero pensando que traen suciedad que no se puede limpiar. Es hora admitir que lo que nos hace pensar así es la casta. […] Es importante de ser abiertos a la violencia sutil a la que los sometemos todos los días. Reflexionemos.

Las muertes como las de Chindakki suelen generar indignación, sólo para desaparecer rápidamente de los medios sociales. La lucha no puede sosteneerse únicamente por los pocos grupos y activistas que trabajan frecuentemente en estos problemas. Para que se logre justicia, es importante que más personas denuncie y siga denunciando.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.