¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Detención de empresario en Kazajistán provoca temores sobre tortura y motivaciones políticas

Iskander Yerimbetov. Imagen entregada por Gaini Erimbetova. Ampliamente difundida.

Iskander Yerimbetov dirige varios negocios en Kazajistán, incluidas una fábrica de dulce y una gran empresa de transporte de helicópteros. No es un gran actor político en el país de Asia Central y, sin embargo, se ha visto acusado de lavar dinero en nombre de Mukhtar Ablyazov, archienemigo del presidente, Nursultan Nazarbayev.

Yerimbetov fue arrestado el 13 de noviembre de 2017, cuando salía de un centro comercial con su esposa. Está detenido desde entonces.

Su madre, Gaini Yerimbetova, sostiene que ha sido maltratado durante su detención.

(Iskander's mother) Yerimbetova told the Norwegian Helsinki Committee that when she met with her son on January 11, his face was bruised and swollen, and that he had a wound on his forehead, with coagulated blood. She said she also saw bruises on her son’s arms and legs and that he appeared to be in “considerable pain, continuously held one hand to his side and complained about headaches and dizziness.”

(La madre de Iskander,) Yerimbetova le dijo al Comité Noruego de Helsinki que cuando se encontró con su hijo el 11 de enero, tenía la cara magullada e hinchada, y que tenía una herida en la frente, con sangre coagulada. Dijo que también vio hematomas en los brazos y piernas de su hijo y que parecía tener “un fuerte dolor, que continuamente sostenía una mano a un lado y se quejaba de dolores de cabeza y mareos”.

No era la primera vez que Gaini Yerimbetova informaba haber visto evidencia directa de que Iskander había sido torturado.

Las nuevas marcas en su piel eran “una venganza por el hecho de que hablamos públicamente sobre la tortura y una advertencia de que iba a ser peor”. Yerimbetova afirmó.

Human Rights Watch y el Comité Noruego de Helsinki han exigido una investigación justa e imparcial.

Atrapen a ese hombre

La familia Yerimbetov dice que Iskander no tiene ninguna conexión personal con Mukhtar Ablyazov, un banquero fugitivo radicado en Francia, que admitió haber financiado actividades políticas de oposición en Kazajistán y que ha sido acusado de fraude masivo.

En cambio, dice la familia, las autoridades kazajas están utilizando la detención de Iskander para tratar de presionar a su hermana, Bota Jardemalie. Jardemalie es abogada y ha trabajado con Ablyazov y lo ha representado durante varios años. Las autoridades quieren que regrese a Kazajistán y testifique mientras continúan construyendo un caso contra el banquero.

En enero de 2018, cuando el presidente estadounidense Donald Trump se preparaba para reunirse con el líder kazajo Nazarbayev en la Casa Blanca, Jardemalie escribió un apasionado artículo de opinión donde pedía a Trump que presionara a Nazarbayev por el caso de Yerimbetov y sobre los derechos humanos en general.

My brother has been taken hostage as a reprisal against me for my legal work in support of political victims of the regime, including Ablyazov. I too have faced false accusations from Kazakhstan, leading Belgium to grant me political asylum. Officials have promised my brother that they would drop the charges against him if he persuades me to go back to Kazakhstan to provide false testimony against Ablyazov.

A mi hermano lo han tomado como rehén en represalia contra mí, por mi trabajo legal en apoyo de las víctimas políticas del régimen, incluido Ablyazov. Yo también he enfrentado falsas acusaciones de Kazajistán, lo que ha hecho que Bélgica me conceda asilo político. Los funcionarios le han prometido a mi hermano que retirarían los cargos en su contra si me convence de que regrese a Kazajistán para dar falso testimonio contra Ablyazov.

Es poco probable que Trump se haya referido a los derechos humanos en la reunión.

Mukhtar Ablyazov es una figura controvertida en Kazajistán. Para cuando fue acusado de escapar del país con hasta US$ 6,000 millones en fondos malversados por un importanet banco en 2009, ya había cumplido condena en una cárcel de Kazajistán por abuso de su cargo en su período como ministro de Energía del país, entre 1998 y 1999.

Hoy en día, con fercuencia llega a cientos de miles de kazajos con vociferantes críticas a Nazarbayev en Facebook y YouTube. El Gobierno ha recurrido periódicamente al bloqueo de las redes sociales para contrarrestar las críticas de Ablyazov.

Ablyazov tiene calidad de refugiado en Francia, donde el máximo tribunal del país falló en contra de extraditarlo del territorio francés a finales de 2016 con el argumento de que el caso en su contra tenía una motivación política.

Tratando de salvar las apariencias

Como se señaló en una reciente publicación en el blog de Human Rights Watch, sobre el caso de Yerimbetov, Kazajistán ha suscrito la Convención contra la Tortura. También es muy consciente de su posición internacional. En el período previo a la visita de Nazarbayev a Washington, en los sitios web de noticias occidentales aparecieron varios artículos que limpiaban la imagen del Gobierno, probablemente producto de un incesante programa de relaciones públicas dirigido por el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

Por eso es que el hecho de que las autoridades inicialmente hicieron tan poco por disfrazar la condición de Yerimbetov sea aún más preocupante.

En una de sus visitas a la cárcel, el abogado de Yerimbetov describió su estado:

Он был тяжело болен, бледный, в страшно подавленном состоянии, запуган, периодически терял сознание, речь была бессвязная, не мог вообще разговаривать, плакал. Также он просил воды, видно было, что голоден.

Estaba enfermo, se veía pálido y muy deprimido y parecía asustado. Se desmayó de vez en cuando, no podía hablar y lloraba. Pidió agua. Estaba claro que tenía hambre.

Según la publicación de Jardemalie en Facebook, Yerimbetov fue presentado recientemente a dos “expertos forenses extranjeros de Gran Bretaña” que querían examinar su cuerpo, casi un mes después de que su familia citara indicios claros de tortura.

El temor es que estos “expertos forenses extranjeros” estén desplegados para reforzar las declaraciones de la agencia anticorrupción de Kazajstán, que afirma que Yerimbetov goza de buena salud.

A pesar de que se sabe que el Gobierno de Kazajistán sigue de cerca la discusión en línea vinculada a Mukhtar Ablyazov, la reacción de las redes sociales locales al caso de Yerimbetov ha sido amplia e indignada.

Sin embargo, los principales medios de Kazajistán se han sumado a la línea del Gobierno. Cuando los familiares de Iskander comenzaron a hablar sobre su situación, los medios de comunicación y los canales de televisión del país permanecieron en silencio, o se concentraron en su “estilo de vida de lujo”.

El 12 de enero, Nur.kz, popular sitio web de noticias privado, visitó a Yerimbetov, sin previo aviso, en la cárcel.

Posteriormente, el sitio web informó confiadamente que las denuncias de malos tratos de su madre “no tienen fundamento en la realidad”, aunque no está claro en qué medida los periodistas de Nur.kz tienen alguna calificación para llegar a esta conclusión.

Mientras tanto, Jardemalie, la hermana de Yerimbetov, no se hace ilusiones sobre lo que le esperará si regresa a Kazajistán. En una entrevista con el servicio kazajo de RFE/RL el 19 de febrero, dijo:

— Понимаю очень чётко одну вещь — если я вернусь в Казахстан, Искандера, конечно, никто не отпустит, меня арестуют, так же как Искандера, так же как Искандера, меня будут пытать, нас обоих посадят на долгое время и отберут у Искандера весь его бизнес, фактически разрушив всю нашу семью.

Una cosa doy por seguro: si regreso a Kazajstán, Iskander no será liberado y también me arrestarán y torturarán. Nos pondrán a los dos en la cárcel, nos quitarán todos nuestros negocios y dividirán a nuestra familia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.