¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Netizen Report: Sri Lanka bloquea medios sociales en medio de violencia sectaria

La mezquita Jami Ul Alfar Jummah de Colombo, Sri Lanka. Foto de Aksam Zarook de Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)

El Netizen Report de Advocacy ofrece una instantánea internacional de los problemas, victorias y nuevas tendencias en materia de derechos de internet en todo el mundo.

El 7 de marzo, la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Sri Lanka ordenó a las operadoras de servicios de comunicaciones el bloqueo de Facebook, Viber y WhatsApp en respuesta a la violencia sectaria.

En los últimos meses, creció la tensión entre los budistas, que conforman la mayoría de la población, y los musulmanes, quienes representan solo el 10 por ciento del total. El domingo 4 de marzo, un budista murió tras un violent enfrentamiento con un grupo de musulmanes por una disputa de tránsito en la región central de Kandy. Al día siguiente, personas del lugar informaron que una horda de al menos 200 personas incendió una mezquita local y las casas de al menos 15 musulmanes. Según informó un concejal provincial, vandalizaron varias decenas más de hogares y negocios desde entonces.

El 7 de marzo, las autoridades impusieron un “estado de emergencia” de 10 días por primera vez desde 2011, cuando Sri Lanka apenas salía de su guerra civil.

Los reguladores dijeron que el bloqueo sería por tres días. Un funcionario que habló con AFP en condición de anonimato dijo que la policía identificó “mensajes contra los musulmanes en las redes sociales, donde se incluye un video de un monje budista de la línea más dura que instaba a la violencia contra los musulmanes”.

En un análisis para Groundviews, medio ciudadano independiente con sede en la capital, Colombo, el periodista y comentarista social Nalaka Gunawardene argumentó al respecto que la estrategia era inútil y que tenía repercusiones sobre toda la población, ya que dejaba a las familias sin posibilidad de comunicarse entre sí en un momento de incertidumbre y violencia creciente en las calles. Y escribió:

…this is more a case of public order than a matter of national security. Faced with a major breakdown in law and order, the government should have policed the streets properly, before trying to police the Internet.

…es más un caso de orden público que de seguridad nacional. Ante un gran quebrantamiento de la ley y el orden, el Gobierno tendría que haber controlado las calles adecuadamente en vez de tratar de controlar la red.

Sentencian a activista reformista saudita a seis años de prisión

Essa al-Nukhaifi, activista saudita defensor de los derechos humanos y de la reforma política, fue sentenciado a seis años de prisión, principalmente por unos tuits donde criticaba la intervención del ejercito saudita en Yemen. Cuando salga de prisión, al-Nukhaifi también tendrá otros seis años de prohibición de uso de medios sociales y de viajar.

En una reciente carta escrita desde su celda en la Penitenciaría General Mecca, donde lleva más de un año detenido, al-Nukhaifi se dirigió al príncipe saudita Bin Salman:

I have been delighted to hear your speeches and media interviews in which you call for freedom of expression and respect for human rights, which is what we are calling for and share your wish to achieve….I am writing to you about them from a place of detention, where I being detained because of calling for these things.

Me encantó oír sus discursos y entrevistas en los medios donde pide libertad de expresión y respeto por los derechos humanos, que es lo que pedimos nosotros y compartimos su deseo de alcanzarlo… Le escribo desde un centro de detención, donde me tienen encerrado por pedir eso mismo.

Al-Nukhaifi reclamaba reformas amplias dentro del sistema judicial, el estado de derecho y los mecanismos de participación política dentro del Reino.

Acusan a trabajadores de medios nigerianos de cometer delitos informáticos

El 1 de marzo, un juzgado federal de Abuja procesó a los hermanos periodistas Timothy y Daniel Elombah del sitio de noticias independiente Elombah por cargos de delitos informáticos y terrorismo. El sitio informa sobre Boko Haram y acusaciones de corrupción en las altas esferas del Gobierno.

Usuario chino acusa a un agente de soporte técnico de Apple de robar datos y contraseñas

El China Digital Times publicó las acusaciones de un usuario de Weibo quien afirma que un empleado del asistencia técnica de Apple robó sus datos. El informe sale a la luz pocos días después de que Apple transfiriera los servicios de datos de sus servidores en territorio chino a la empresa estatal china Guizhou Cloud Big Data.

Según las acusaciones, el empleado accedió y manipuló numerosas cuentas privadas que pertenecían al usuario. Posteriormente, Apple dijo haber despedido al empleado, pero no pudo brindar más detalles sobre la seguridad de los datos o la cuenta de iCloud del usuario por razones de confidencialidad. China Digital Times no ha podido verificar las acusaciones de forma independiente.

El usuario escribió en Weibo: “Despidieron al empleado muy rápido, pero aún no se sabe a cuántos usuarios les robaron o filtraron los datos. ¡Los usuarios de Apple deben estar alerta!”.

¿Irán ha estado ahogando a Telegram?

En pleno apogeo del movimiento de protesta en Irán del pasado fin de año, hubo un bloqueo temporal de la aplicación de mensajería Telegram, del 30 de diciembre del 2017 al 13 de enero del 2018. La Universidad de Teherán y el Observatorio Abierto de Interferencia en la Red presentaron nuevas pruebas técnicas que indican que las autoridades continuaron limitando el uso de la aplicación después de levantar el bloqueo.

Usuarios de Twitter bloqueados demandan a Trump

Un grupo de ciudadanos estadounidenses que fueron bloqueados por el presidente Donald Trump en Twitter presentaron una demanda donde lo acusan de violar la libertad de expresión en un foro de debate público. Representados por el Instituto Knight First Amendment de la Universidad de Columbia, los demandantes argumentan que impidiendo que cientos de ciudadanos respondan públicamente a sus tuits, efectivamente, Trump restringe sus derechos amparados por la primera enmienda. El caso abordará cuestiones espinosas en torno al tratamiento del discurso en línea por parte de funcionarios gubernamentales y la adjudicación de la libre expresión en las plataformas de internet privadas.

Nuevas investigaciones

Suscríbete al Netizen Report

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.